La informacion ambiental que llega a los consumidores en busca de la excelencia

La presidenta de la Asociación de Periodistas de Información ambiental (APIA), Clara Navío, ha indicado que una de las conclusiones del segundo taller ambiental para periodistas sobre reciclaje de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) ante el nuevo paradigma de la economía circular es la importancia de buscar la “excelencia” en la información ambiental que llega al consumidor.


Este taller, celebrado en Málaga, ha sido organizado por RAEE Andalucía y APIA, y ha contado con la participación de representantes de la Consejería de Medio Ambiente, de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (Scrap) que operan en la región y que son Ambilamp, Ecoasimelec, Ecofimática, Ecolec, Ecolum, Ecotic, ERP-España y Eco-Raes’s.


Así, Navío ha indicado que la información ambiental “es fundamental porque afecta directamente al ciudadano en su vida diaria”, pero ha incidido en que “debe ser de calidad para satisfacer el derecho a la información y eso sólo se consigue con formación”. “Conocer cómo poder reciclar un aparato electrónico da a los consumidores la opción de tomar decisiones, les da poder en decidir cuestiones que afectan a su consumo”, ha dicho.


En este sentido, ha indicado que los ciudadanos deben “conocer cuál es su papel en determinados procesos y cómo quieren colaborar” y los periodistas deben saber “que tienen una función en la sociedad, una responsabilidad”. Otra conclusión del taller es la importancia de la formación continua de los periodistas, según ha indicado la presidenta de APIA, quien ha destacado la colaboración con RAEE Andalucía, por “la importancia que tiene que los propios recicladores y entidades que desarrollan ese trabajo consideren importante esa formación”, y la “receptividad” de la Universidad de Málaga (UMA).


En la segunda y última sesión del taller, la periodista Lourdes Lázaro, del Centro de Cooperación del Mediterráneo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ha asegurado que la materia ambiental es “algo que preocupa a los ciudadanos” y ha aseverado que es una temática “trasversal y está en muchas informaciones” aunque no sean especializadas. Por eso, ha abogado por conectarla con otros sectores.


Navío ha indicado que la información ambiental “es fundamental porque afecta directamente al ciudadano en su vida diaria”, pero ha incidido en que “debe ser de calidad para satisfacer el derecho a la información y eso sólo se consigue con formación”.

“Hay un aspecto ambiental que está cada vez más como tema trasversal en todas las informaciones porque afectan a los ciudadanos”, ha manifestado en su ponencia, en la que se ha centrado en qué ofrecer a un periodista para que sus noticias tengan un enfoque ambiental, poniendo ejemplos de medios a nivel internacional con noticias en sus portadas relacionadas con esta materia.


Aunque ha reconocido que cada vez hay menos periodistas especializados en los medios de comunicación, ha apostado por trabajar “con tiempo” con estos profesionales y explicarles “con anticipación los aspectos que puede ser que luego sean actualidad”, por ejemplo, qué hay detrás de un incendio, pero no en verano, o de la presencia masiva de medusas en las playas.


El periodista Alex Fernández Muerza ha abordado en su intervención cómo informar sobre medio ambiente y sostenibilidad si el profesional no está especializado, señalando como puntos importantes el ofrecer calidad y contenidos diferenciados, además de acudir a medios y fuentes especializados.


Por su parte, Aída María de Vicente Domínguez, profesora de la Universidad de Málaga, se ha acercado a cómo informan los medios de comunicación de las crisis ambientales y cuáles son los déficit informativos que existen, apuntando a una importante utilización de las fuentes institucionales y a una “ausencia” de expertos; así como la “escasa” representatividad de los grupos ciudadanos. El ‘webmaster’ Javier Martín, por último, ha tratado en su intervención los “ruidos y nueces” de las redes sociales, que, ha señalado, son “espacios públicos llenos de indicios que hay que comprobar”.


“Está todo el bien y todo el mal”, ha dicho, apuntando que las redes no suelen ser una fuente en sí, pero están llenas de fuentes, indicios y ruidos de todos los agentes posibles. Ha abogado por “cultivar rutinas de recolección y organización de fuentes digitales” y por mantener unas precauciones básicas, como tener cuidado con la velocidad a la hora de informar y realizar comprobaciones, porque “no cambian las normas básicas para comprobar historias”, ha añadido, sino que se utilizan nuevos formatos y herramientas.


El director general de Prevención y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Fernando Martínez Vidal, que ha participado en la clausura, ha considerado “fundamental en una sociedad democrática” la labor de información, destacando, en el caso del área ambiental y en relación con los RAEE, que esta tarea contribuye a la concienciación.


Por: ECOticias.com / Red / Agencias

.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados