La nueva solucion frente a los virus vegetales

Uno de los mayores problemas de la agricultura a nivel mundial son los virus. De hecho, no existe apenas ninguna solucion para luchar contra los virus en las plantas. Las unicas dos soluciones que existen hoy en dia es el desarrollo de variedades resistentes a virus y la lucha contra los vectores que los transmiten. Estos “vectores” digamos que son los “vehiculos” que contagian los virus de una planta a otra, en la mayoria de los casos son insectos que se alimentan de las plantas. 

Es decir, los virus, que son el ser vivo mas simple que existe en el planeta (por no tener, no tiene ni forma de reproducirse sin colonizar otro ser vivo) no puede moverse si no se sirven de “alguien mas”. Ese “alguien” en este caso son los insectos que se alimentan de las plantas, en otros casos como el Virus del Zika, los mosquitos son su vector. Por tanto, curiosamente la forma mas habitual de luchar contra virus es mediante insecticidas que eliminen estos pobres insectos cuya unica culpa es estar infectados por los virus. Esto conlleva los problemas de toxicidad que traen los insecticidas para toda la fauna auxiliar, y en muchos casos para los propios humanos.

En este contexto, cientificos australianos han desarrollado Nano-laminas de arcilla que han cargado con ARN, que hacen que, aplicados en la planta mediante spray, la planta lo absorba y esta sea capaz de defenderse de los virus, sin afectar a ningun otro ser vivo.

Como lo han hecho?

Antes de explicar este complejo articulo, recordemos que es el ARN y el ARNi. El ARN (acido ribonucleico) es el acido nucleico que participa en la sintesis de las proteinas y realiza la funcion de mensajero de la informacion genetica. Es decir, los genes en nuestro ADN pasan a ser ARN, de ahi se transforman en proteinas y estas acaban formando todo lo que es un ser vivo(sangre, piel, huesos, hojas de plantas, etc.).

Pero resulta que esta definicion general se ha complicado los ultimos años. Se ha descubierto que el ARN tiene muchas mas funciones que el simple paso de ADN a proteina. Ademas tienen muchas funciones de regulacion del propio ARN, del ADN e incluso de defensa frente a virus (muchos de ellos formado esencialmente por ARN). Un ejemplo de este tipo de ARN es el ARN de interferencia (ARNi), que como su propio nombre indica se encarga de intereferir y “bloquear” otros tipos de ADN.

Sabiendo esto podemos pasar explicar el articulo publicado la semana pasada en la importante revista Nature plants. En anteriores experimentos de los ultimos años se demostro que aplicando un ARN determinado a la planta, esta era capaz de absorberlo disparando las defensas de las plantas frente a ese virus unos dias. El mayor problema era su aplicacion al mundo real, poder hacer que esa resistencia durar mas (y resistiera las duras condiciones del campo, la lluvia, el sol, las altas temperaturas, etc.).

La solucion a este problema la explican en este articulo, en un compuesto de nano laminas compuestas por un hidroxido doble laminar (LDH), es decir, laminas de arcilla muuuuuuuy pequeñas. La caracteristica fundamental de este compuesto es que puede absorber el ARN diseñado por los investigadores y liberarlo en pequeñas dosis de forma que la resistencia dure mas de un mes (lo que es viable en la practica de la agricultura). Ademas comprobaron que las nanoparticulas de arcillas eran biodegradables y que una vez habian cumplido su funcion no contaminan el medio ambiente.

Despues de varias pruebas en varias especies de plantas plantas con dos virus distintos (el virus del mosaico del pepino, del ingles Cucumber Mosaic Virus (CMV) y el virus del moteado suave del pimiento (del ingles, Pepper mild mottle virus (PMMoV) comprobaron su alta eficacia con mas de un mes de duracion. Ademas en varias pruebas demostraron que no tenia toxicidad para el medio ambiente, ya que en muy poco tiempo se degradaba.

Conclusion

Esta tecnologia basada en nanoparticulas embebidas con ARN se puede decir que es uno de los avances mas espectaculares de la biotecnologia aplicada a la agricultura en los ultimos tiempos. Sus ventajas son espectaculares (tanto a nivel de eficacia como de sostenibilidad medioabiental) y aunque es previsible que aun queden unos años para verlo en nuestros campos, siempre resulta esperanzador ver como somos testigos del avance de la ciencia.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados