La siembra directa o labranza de conservacion

La siembra directa, concebida estrictamente como ausencia de laboreo no es suficiente para recibir el titulo de agricultura productiva y sustentable.

Para alcanzarlo se requiere practicarla en un marco de rotacion de cultivos, manejo integrado de malezas, insectos y enfermedades, reposicion de nutrientes y un uso racional y profesional de insumos externos; herramientas que en conjunto reciben el nombre de Buenas Practicas Agricolas (BPA). Solo asi se estara aplicando un “sistema de produccion en siembra directa”, con altos niveles de productividad y mantenimiento de la capacidad productiva de los recursos.

Imagen relacionada

No es comun abordar el tema de las BPA´s desde la optica no de la inocuidad del producto final, sino desde la gestion ambiental y de como se afectan los recursos naturales involucrados. A continuacion se presentan un listado de BPA´s para la produccion agricola que de adoptarse de manera masiva ayudarian a logar una produccion ambientalmente mucho mas sustentable. Las practicas en cuestion son:

* Siembra directa (no remocion)

* Rotacion de cultivos

* Manejo de manejo integrado de plagas

* Manejo racional de la nutricion vegetal y la fertilizacion edafica

La “no remocion”

Las distintas particulas constitutivas del suelo (arena, limo y arcilla) pueden estar presentes en diferentes proporciones en los distintos suelos. A esta propiedad se la denomina textura. El productor no puede alterar este parametro edafico, pero si debe conocerlo ya que el mismo imprimira diferentes caracteristicas, como ser la capacidad de acumulacion total del agua y el movimiento de la misma en la matriz del suelo.

Mas alla de ello, las particulas no se encuentran dispersas o desordenadas en el suelo; por el contrario, estan unidas entre si formando especies de terrones, denominados tecnicamente agregados. A este parametro edafico se le llama estructura. El ordenamiento de las particulas, como asi tambien el espacio que queda entre agregados deriva en la formacion de galerias intercomunicadas que reciben el nombre de poros. Segun el tamaño que los poros posean tendran funciones: reserva de agua, circulacion de aire y agua, o funciones mixtas. La presencia de laboreos altera este ordenamiento natural de la estructura, rompiendo a su vez la continuidad del espacio poroso. Por el contrario, la siembra directa al no poseer remociones artificiales mantiene la red de poros semejante a lo que seria una situacion natural. Sumado a ello, los sistemas radiculares de los diferentes cultivos, al descomponerse luego de la cosecha, aportaran nuevos poros biologicos de alta estabilidad, ya que estan recubiertos por los residuos de la accion microbiana (humus).

Finalmente, un suelo en siembra directa (sin remocion) y con rotaciones que incluyan diferentes sistemas radiculares, sera un suelo esponjoso, con una red de poros estables, continuos e interrelacionados. En consecuencia, podra almacenar agua y cedersela al cultivo, permitira la circulacion de aire, agua y nutrientes, y favorecera el desarrollo de las raices de los cultivos. Todo ello, genera un ambiente edafico que permite un optimo desarrollo de comunidades de microorganismos responsables de las transformaciones bioquimicas del suelo que permiten que muchos nutrientes queden disponibles para las plantas.

La rotacion de cultivos

La alternancia de diferentes cultivos en el tiempo y el espacio –esto es rotar diferentes especies vegetales en un mismo lote a traves de los años– presenta ventajas desde el punto de vista agronomico y empresarial. Especificamente, permite una diversificacion de los riesgos productivos, ya que las condiciones ambientales pueden ser desfavorables para un cultivo, pero es poco probable que lo sea para los demas cultivos integrantes en la rotacion, que estan sembrados en otros lotes. Se logra asi disminuir el riesgo medio de la actividad, maxime si ello se combina con estrategias de coberturas de precio y climaticas.

Ademas, la alternancia (espacial y temporal) de cultivos tiene un efecto inhibitorio sobre muchos patogenos. Es decir, que el agente causal de enfermedad al no encontrar el hospedante adecuado (planta a la cual infectar) ve interrumpido su ciclo y no tiene oportunidad de prosperar, disminuyendo la cantidad de inoculo presente en el lote. Con las malezas y los insectos ocurre algo similar. Al ir modificando anualmente el ambiente estos organismos no encuentran un nicho estable que permita un aumento importante de su densidad poblacional. En consecuencia, malezas y plagas se mantienen en niveles que no comprometen el exito del cultivo con un manejo integrado. Ello se debe complementar con el concepto de rotacion y mezcla de ingredientes activos de diferente mecanismo de accion tanto en herbicidas como en insecticidas.

Desde el punto de vista de la fertilidad quimica de los suelos, las rotaciones hacen un uso balanceado de nutrientes, comparado con el monocultivo, evitando desequilibrios quimicos de importancia. Si ello se complementa con una fertilizacion que contemple las diferentes necesidades de cada cultivo, habra respuestas economicas favorables y se mantendra el potencial productivo de los suelos.

Las rotaciones tambien influyen en las condiciones fisicas y bioquimicas del suelo. En el aspecto fisico, los distintos sistemas radiculares de los cultivos exploran diferentes estratos del perfil, permitiendo una colonizacion del suelo con raices, de diferente arquitectura. Debido a esto, cada tipo de raiz genera una clase determinada de poros, los cuales segun su tamaño tendran funciones de aireacion, ingreso del agua al perfil, almacenamiento, o funciones mixtas. Al descomponerse las raices por actividad de los microorganismos quedan formados poros, los cuales presentan alta estabilidad y continuidad espacial, favoreciendo una buena dinamica de aire y agua. Respecto a los aspectos bioquimicos, la rotacion de cultivos favorece a obtener un balance neutro o positivo de carbono, comparado con el monocultivo.

En el plano biologico las ventajas de la rotacion de cultivos son tambien evidentes. Especificamente, en los primeros centimetros del suelo existe una gran actividad y diversidad biologica responsable en buena parte de la mineralizacion, formacion y reciclado de materia organica y disponibilidad de nutrientes. La rotacion de cultivos con los diferentes aportes en cantidad y calidad de rastrojo brinda el sustrato del cual se nutriran los microorganismos, haciendo que exista un equilibrio de sus poblaciones similar a lo que ocurre en ambientes naturales; aunque con predominio de otras especies adaptadas a los agroecosistemas.

Otro aspecto importante al plantear la rotacion es ajustar su intensidad a la realidad climatica y productiva de cada zona, principalmente a la disponibilidad de agua. La intensidad hace referencia a la cantidad de cultivos en un periodo de tiempo. La rotacion sera mas intensa cuanto mas cultivos se realicen en un numero determinado de años. Hay que encontrar la intensidad adecuada, ya que si la misma es baja se estaran desaprovechando oportunidades de obtener mayor rentabilidad y no se utilizaria toda el agua almacenada. Por el contrario, si la intensidad es excesiva los riesgos productivos seran altos, ya que para las condiciones promedio de la zona el agua no sera suficiente para obtener altas producciones en todos los cultivos (Lorenzatti, 2003).

Es importante destacar que la rotacion de cultivos es una de las principales practicas agricolas con beneficios ambientales conocidos y comprobados; siendo deseable que se la incluya en todo listado o guia de BPAs.

Manejo integrado de plagas (MIP)

El uso de plaguicidas con fines de reducir los daños causados por plagas en la actividad agricola tuvo un crecimiento exponencial en las ultimas decadas, creandose una dependencia casi total en los metodos quimicos de proteccion. Los efectos colaterales negativos del uso desmedido de los plaguicidas estan afectando la salud humana en forma de intoxicaciones agudas y cronicas en las poblaciones. Los efectos sobre el medio ambiente tambien son serios, comprometiendo la sostenibilidad de los sistemas agricolas. A partir de la intensificacion de las fallas del enfoque unidimensional (control quimico) se reconocio que era necesario un enfoque multidimensional con una vision agroecologica del problema. Este nuevo enfoque es representado por el Manejo Integrado de Plagas, que fue tal vez el primer gran logro en la operacionalizacion del enfoque sistemico en la produccion agropecuaria.

En este contexto, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (UNCED) celebrada en Rio de Janeiro en 1992, el MIP fue especificamente mencionado en la Agenda 21, capitulo 14, como forma eficiente para disminuir el efecto negativo de las actividades agricolas sobre el medio ambiente, garantizando la continuidad del proceso de produccion de alimentos y fibras. Especificamente, el Manejo Integrado de Plagas (MIP) consiste en: “la utilizacion de varias tacticas de manera ecologicamente compatible con el objetivo de mantener poblaciones de artropodos, patogenos, nematodos, malezas y otras plagas, en niveles por debajo de aquellos que causan daño economico, al mismo tiempo que aseguran proteccion contra daños al hombre y al medio ambiente”.

El MIP procura reducir los problemas fitosanitarios a traves de la utilizacion de diversas tacticas, considerando factores economicos, sociales y ambientales, optimizando el control en relacion a todo el sistema de produccion de una especie cultivada. Las principales tacticas, utilizadas en combinaciones diferentes conforme la situacion de cada cultivo en cada localidad, incluyen los controles genetico, filogenetico, cultural, biologico, etologico, fisico, legal y quimico.

Respecto al usos de plaguicidas (manejo quimico) la FAO sostiene que las “BPA en el uso de plaguicidas incluye los usos recomendados oficialmente o autorizados a nivel nacional, en las condiciones existentes, para combatir las plagas de manera eficaz y confiable. Abarca una variedad de niveles de aplicaciones del plaguicida hasta la concentracion mas elevada del uso autorizado, aplicada de tal manera que deje el residuo mas bajo posible”. Esta definicion es por demas importante ya que contiene elementos fundamentales para poder desarrollar recomendaciones de BPA que sean aplicables por los productores.

En primer lugar, en un pais donde la produccion agropecuaria tiene la magnitud e importancia como la Argentina, es imprescindible el desarrollo de un sistema oficial de registro que asegure la calidad, efectividad e inocuidad de los productos fitosanitarios que se aplican sin perder de vista cuestiones fundamentales para la salud humana como son la toxicidad (aguda, cronica o subcronica) y los limites maximos de residuos tolerables en alimentos, asi como la preservacion del ambiente (ecotoxicidad).

Lentamente, se esta cambiando el concepto de “eliminar” una plaga por el de “mantenerla por debajo del nivel de daño economico”. Es imprescindible lograr que se utilicen productos provenientes de empresas reconocidas en el mercado, adecuados para controlar la plaga, maleza o enfermedad problema sin afectar al resto de las especies “no blanco” y realizar monitoreos a campo, previamente a la toma de decision de aplicar alguna medida de control quimico.

Con referencia al control quimico convencional, es importante destacar el hecho de que, en los ultimos años y, como resultado de los avances logrados en la investigacion y el desarrollo de nuevas moleculas, estas presentan niveles de toxicidad cada vez menores, se los aplica en concentraciones tambien menores y en lugar de tener un amplio espectro de control son cada vez mas especificos, controlando solo a las plagas objetivo sin afectar al resto.

En el caso de la proteccion de los consumidores, como resultado de la aplicacion, es fundamental considerar el tiempo de carencia del producto y de cada cultivo. Este es el tiempo minimo que debe transcurrir entre la ultima aplicacion de un agroquimico y el momento de cosecha, para que el nivel de residuos en los vegetales cosechados este por debajo de las tolerancias admisibles. Los residuos son partes de un compuesto quimico que despues de su descomposicion o degradacion, se pueden encontrar en el suelo, agua, plantas, aire o alimentos. Los limites maximos de residuos admisibles, o tolerancias, son los niveles de residuos maximos permitidos por los organismos y las directivas nacionales e internacionales en los alimentos de consumo humano o animal.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el almacenamiento de los productos fitosanitarios que debe realizarse guardando todas las precauciones de seguridad necesarias como para prevenir efectos indeseados para las personas o para el ambiente. Debe existir algun sistema especializado que permita certificar, en los depositos de productos fitosanitarios, el cumplimiento de estrictas normas de seguridad basado en estandares internacionales y de procedimientos de emergencias. En Argentina, CASAFE esta implementando el programa “Deposito ok”

Es tambien necesario establecer pautas adecuadas para la realizacion de un transporte seguro de estas sustancias que son potencialmente peligrosas, contemplando ademas todos los procedimientos a seguir en caso de accidentes (derrames o incendios).Especial atencion se debe poner en todos los temas relacionados con la salud del trabajador. En aspectos de prevencion, es importante tener en cuenta que el peligro potencial de los productos fitosanitarios no desaparece con el uso de los elementos de proteccion personal, sino que debe ir acompañado de procedimientos de trabajo seguros. La politica de prevencion requiere del compromiso, capacitacion y entrenamiento tanto del nivel gerencial como operativo de la empresa agropecuaria.

Tambien es importante la proteccion del ambiente, debiendo tenerse en cuenta que, para su preservacion, se debe realizar una correcta calibracion de los equipos de aplicacion priorizando realizarla en las condiciones ambientales mas favorables, asi como contemplar el destino y tratamiento de las aguas residuales de una forma segura y ecologica y de la disposicion final de los envases vacios de agroquimicos. En Argentina CASAFE comenzo a implementar con buenos resultados un programa tendiente al reciclado de los envases de agroquimicos, lo cual es un importante avance en esta materia.

Es necesario conseguir una elevada eficiencia en las aplicaciones de productos fitosanitarios en todos aquellos tratamientos realizados a partir de decisiones agronomicas razonadas (Emilio Gil, 2004). Esta exigencia se debe basar en varios aspectos claves como son la minimizacion las dosis aplicadas por unidad de superficie cultivada, mejorando la distribucion sobre el objetivo que se pretende proteger, la limitacion de los efectos contaminantes de los tratamientos reduciendo las perdidas por deposicion de productos sobre el suelo o por desplazamiento lateral mas alla de la superficie objetivo, acotar el riesgo que pueden representar para el aplicador las operaciones de pulverizacion, minimizar los niveles de residuos quimicos sobre los productos agricolas mediante la aplicacion realizada de acuerdo a las instrucciones del fabricante y la implementacion de todas las Buenas Practicas de Aplicacion de fitosanitarios, que engloban a las actuaciones anteriores.

El manejo racional de la nutricion vegetal y la fertilizacion edafica

Historicamente la region pampeana es definida a nivel mundial como una de las regiones mas ricas del planeta, en donde se pueden realizar diferentes actividades agricolas. Sin embargo el proceso de agriculturizacion que se asocio en un principio a una mecanizacion intensa, tuvo como consecuencia problemas de erosion de diferente intensidad con la consecuente perdida de materia organica. Hace veinte años, no se pensaba en reponer los nutrientes del suelo, porque supuestamente alcanzaba con la fertilidad natural de los suelos. La contracara es que en la actualidad hay un aumento en la frecuencia a la respuesta a nutrientes que por aquellas epocas no se pensaba en reponer.

Las altas tasas de exportacion ha provocado disminuciones dramaticas en los contenidos de materia organica y disponibilidad de los diferentes nutrientes. Un buen metodo para evaluar la fertilidad quimica del suelo –y analizar si el manejo que recibe es compatible con su clasificacion de recurso renovable– es el balance de nutrientes. Este se estima como la diferencia entre la cantidad de nutrientes que entran y que salen de un sistema definido en el espacio y en el tiempo. En Argentina, existen balances de nutrientes negativos para la Region Pampeana. Especificamente, se aplico el 29%, 45%, 1% y 9% del N, P, K y S exportados por los cuatro principales cultivos –maiz, trigo, soya y girasol–. Es importante tener en cuenta que este desbalance implica una remocion de nutrientes del suelo por un valor de U$S 1141 millones por año.

La fertilizacion de los cultivos no solo permitiran un mayor retorno economico en el corto plazo, sino que una planificacion racional de la fertilizacion permitira ir incrementando el nivel de nutrientes de mas dificil reposicion (Salvagiotti, 2004), compatible con un produccion sustentable. Esto no invalida que se tomen las precauciones necesarias para no caer en viejos errores, como lo es la contaminacion de napa y acuiferos por un uso excesivo y poco eficiente de fertilizantes. A titulo de referencia el 40% de los condados en los Estados Unidos contienen niveles altos de nitratos en el agua y en un 10% el nivel es tan alto que el agua ya no se puede tomar.

La incorporacion de un plan racional de fertilizacion –que contemple no solo la cantidad de nutrientes a aplicar, sino tambien su uso eficiente por los cultivos– en cada unidad de produccion, es un desafio que debera ser cumplido para acceder a una produccion ambientalmente sustentable.

Queda evidenciada la existencia de informacion necesaria para abordar la tematica de las BPA´s no solo desde una vision que contemple aspectos relacionadazos con al inocuidad del producto final como alimento, sino tambien desde una vision mas amplia que incluya la gestion ambiental. En este sentido, seria auspicio el desarrollo de esta nueva vision complementaria, que iria alineada con la implementacion de sistemas de gestion ambiental con foco en los recursos naturales involucrados en la produccion agropecuaria.

AUTOR: Santiago Lorenzalti, Ing. agronomo. Master en Negocios y Alimentos. Coordinador General Agfresid

FUENTE: agrosintesis.com

universidadagricola.com

Artículos Relacionados