La Solarización del Suelo: Procedimiento y Beneficios

Controlar las plagas y malezas en nuestros cultivos es una buena práctica para garantizar una producción de primera calidad. Antes en el blog se ha estudiado la técnica del Mulching, una práctica de mucha ayuda en el control de malezas, y que además aporta otros importantes beneficios. También se ha estudiado el tema de manejo de plagas, especialmente mediante Control Biológico. En esta ocasión, el tema de análisis es la Solarización del suelo.

Se trata de una tendencia agrícola potenciada por las industrias, con el fin de estimular el desarrollo y crecimiento de los cultivos controlando el crecimiento de maleza y eliminando organismos no deseados. Esta práctica resulta muy ventajosa, pues reduce el costo de producción y estimula la productividad agrícola, al tiempo que controla las malezas y las plagas del suelo. A continuación, se analiza más profundamente.

¿Qué es la solarización del suelo?

solarización del suelo

La solarización del suelo es una técnica tradicional, que ha resurgido en las ultimas décadas como método eficaz para el control de plagas.

En pocas palabras, esta práctica consiste en cubrir el suelo húmedo con plástico transparente durante el verano.

¿El objetivo? Que dicho plástico, al recibir directamente las hondas de radiación solar, incremente su temperatura y permita, así, destruir los patógenos, insectos y las malezas alojadas bajo este.

La radiación solar se transforma en calor directo, que induce cambios físicos, químicos y biológicos en las condiciones del suelo, eliminando todo organismo viviente.

Procedimiento

Si te has decidido a poner en practica la solarización, debes tener en cuenta las siguientes condiciones indispensables para llevar a cabo el procedimiento de manera efectiva:

– El período de tratamiento debe ser mayor de cuatro semanas para ejercer control efectivo en las capas más profundas del suelo

– La profundidad del suelo tratado y con garantías de éxito, dependerá fundamentalmente de la duración del tratamiento, intensidad de la radiación solar y conductividad térmica del suelo mismo

– La efectividad de la solarización se debe principalmente al incremento de las temperaturas del suelo a niveles letales para los organismos que ahí viven

– La viabilidad de que los patógenos y las malas hierbas se desarrollen se ve reducida en la medida que las temperaturas exceden la máxima para su desarrollo

Una vez cumplidas con las condiciones anteriores, se procede a la realización del siguiente procedimiento:

  1. 1. Realizar una labor profunda con subsolador
  2. 2. Realizar un pase para romper los terrones o trozos grandes de tierra
  3. 3. Verificar las condiciones de humedad en la superficie
  4. 4. En caso de que la parcela esté seca, se procederá a efectuar un riego mediante goteo o por inundación
  5. 5. Se colocará el plástico correctamente, evitando huecos y enterrándolo correctamente para que no pueda ser arrancado por acciones del viento

Un dato importante a tener en cuenta respecto a la solarización del suelo es que, en la medida que la radiación solar penetra a través de la película plástica, mayor cantidad de calor se genera. Por consiguiente, todos los patógenos con menor resistencia a las altas temperaturas serán eliminados.

Por su parte, aquellos organismos con mayor resistencia, serán controlados, más no eliminados.

Solarización del suelo y control de Plagas

“Uno de los principales problemas de la agricultura es el control de enfermedades, plagas y malezas. Por ello hay que tomar acción y tratar de evitar en la medida de lo posible su propagación”.

La solarización del suelo es una técnica implementada principalmente para la desinfección del suelo y el control de malezas de forma rentable y accesible a todo grupo de agricultor.

La técnica ha demostrado ser efectiva, ambientalmente segura y aplicable a varias situaciones agrícolas para el control de diferentes plagas del suelo, incluyendo fitopatógenos y malezas.

Entre los principales patógenos afectados por la solarización del suelo, se encuentran:

  • – Verticillium y Fusarium
  • – Pythium, Fusarium
  • – Sclerotium rolfsii
  • – Gramíneas
  • – Sorghum halepense
  • – Plantas Rizomas
  • – Cyperus rotundus
  • – Imperata cylindrica

Investigaciones agrícolas de actualidad han remarcado la efectividad de la solarización como método para el control de plagas y enfermedades en cultivos.

Estudios sobre la adición al suelo de enmiendas, complementadas con solarización, indican que esta técnica ofrece un potencial considerable de incremento en la eficacia de dichas enmiendas contra los patógenos, con reducción de las cantidades necesarias de materia orgánica por hectárea.

Solarización del suelo en un invernadero

Solarización del suelo en un invernadero

¿Por qué practicarla?

La solarización ha adquirido en las últimas décadas mayor popularidad entre los agricultores debido a sus múltiples beneficios y su potencial para incrementar la rentabilidad. Estas son las razones por las cuales los agricultores escogen practicar esta técnica para el control de malezas.

Beneficios

Entre los diversos beneficios que la solarización ofrece al productor agrícola:

  • – La zona que ocupa la planta cultivada no sufre daños
  • – Se resguarda y protege el medioambiente, en medida que es una técnica no invasiva
  • – El suelo queda en unas condiciones de fertilidad óptimas
  • – No usa plaguicidas, no es peligroso para el usuario y no transmite residuos tóxicos al consumidor
  • – Es fácil de instruir y aplicar
  • – Puede ser integrado con el Manejo Integrado de Plagas y controla muchas plagas del suelo
  • – Esta técnica se puede ser hecha manualmente o por medio de máquinas
  • – Puede ser aplicada por pequeños y grandes productores, debido a su facilidad de aplicación

Rentabilidad

La rentabilidad es otro de los factores a tener en cuenta, cuando de producción agrícola con fines comerciales se trata. En efecto, otra de las razones para practicar la solarización del suelo es la rentabilidad de su implementación.

Entre las oportunidades brinda esta práctica se encuentran:

 La solarización permite poner solución al problema de plagas y malezas de forma natural, sin la disposición de recursos económicos en herbicidas  Es ideal para el mercado orgánico. Por ello, su práctica permite ampliar el mercado  Incrementa la fertilidad y tiempo de productividad de los suelos. De esta manera, afecta positivamente la calidad de los productos y su valor  Estimula el crecimiento de las plantas y por tanto reduce el tiempo de producción y cosecha

Uso de estiércol en solarización

El estiércol fresco puede ser utilizado en el proceso de solarización, mejorando sus resultados en las épocas en que hace menos calor. Este debe cubrir toda la superficie del suelo y posteriormente ser cubierto en su totalidad con el plástico.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados