Los cuidados en el huerto ecologico

Las binas

A menudo se confunden la bina o escarificacion, con la escarda o desherbado. La bina tiene por funcion mullir la superficie de la tierra, mientras que la finalidad de la escarda es la de destruccion de las plantas no deseadas o adventicias. En la practica las dos operaciones se convierten a menudo en una sola, pero se puede binar sin que haya ninguna adventicia.

�Una bina vale por dos riegos� se dice justificadamente. La bina, que rompe la capa superficial del suelo endurecido por la intemperie, limita la evaporacion del agua. Tambien estimula la actividad biotica en esta capa, especialmente la nitrificacion.

Las binas pueden efectuarse con herramientas de dientes (escarificador, garfio) o de cuchillas (escardador). Los primeros son mas eficaces en tierras compactas.

El trabajo debe ser tanto mas superficial cuanto mas avanzado sea el estado vegetativo de la planta, pues las binas profundas dañan las raices superficiales, que son mas numerosas a medida que se desarrolla la planta.

El aclareo

El aclareo consiste en eliminar todas las plantas que hay en exceso cuando se hace la siembra de asiento. Esta es una operacion indispensable y que debe hacerse muy tempranamente. Sise tarda demasiado, las plantas que quedan habran sufrido por la competencia.

Deben respetarse las distancias entre las plantas que señalan y no querer dejar unas cuantas plantas mas, como a menudo estamos tentados a hacer, pues si las plantas estan demasiado densas no creceran bien y seran mas sensibles al parasitismo. En los huertos familiares el alcareo se hace a mano, en los huertos grandes se hace con el legon y se acaba a mano.

Las adventicias o plantas no deseadas

Las invasiones de hierbas adventicias estan ligadas al grado de fertilidad de la tierra: si es fertil, equilibrada y trabajada con regularidad, ciertas hierbas como el cardo (caracteristico de tierras muy compactas), la grama (caracteristica de las tierras mal cuidadas) o el boton de oro (caracteristica de las tierras humedas y acidas) desaparecen o son poco invasoras. Pero a ciertas adventicias le gustan particularmente las tierras fertiles y ricas en materia organica.

Antes de considerar los medios para destruir estas hierbas, es necesario intentar prevenir su multiplicacion.

Metodos preventivos

� Mejorar la tierra

Ciertas hierbas invasoras retroceden o desaparecen cuando mejoramos la estructura y la fertilidad de la tierra. Este es el caso de todas las hierbas caracteristicas de tierras compactas, demasiado acidas o demasiado humedas.

Debemos procurar en particular:

* corregir el pH

* trabajar la tierra en buen momento y con las herramientas propiadas

* drenar las tierras asfixiadas

* aumentar la cantidad de humus presente en la tierra

* corregir las carencias de oligoelementos

� No sembrar involuntariamente semillas adventicias

* Deben destruirse las hierbas en el huerto y si es posible tambien en sus alrededores, antes de que sus semillas lleguen a la madurez.

* La paja, el heno y el estiercol puede contener a menudo grandes cantidades de semillas de todo tipo de plantas. Deben descomponerse cuidadosamente en el monton de compost antes de ser utilizados. No debemos acolchar con materiales ricos en semillas de hierbas, como heno cosechado tardiamente, paja de cereales invadidos por hierbas, etc.

* Si cosechamos nosotros mismos las semillas para la siembra, debemos limpiarlas cuidadosamente para eliminar las semillas de adventicias

� Sembrar en lineas

La siembra a voleo exige el desherbado manual. Por el contrario, cuando sembramos en lineas podemos utilizar el escardador o, en los grandes huertos, la azada de rueda. El ahorro de tiempo es considerable.

� Sembrar en semillero

El empleo de plantas procedentes de semilleros da una amplia ventaja a las hortalizas frente a las adventicias. El tiempo suplementario que ello exige es ampliamente compensado por el tiempo que se economiza en el desherbado y tambien por el espacio que se gana.

El trasplante es habitual para ciertas hortalizas como apio, escarola, lechuga, puerro o tomate, para otras es facultativo, pero a menudo deseable a nivel de huerto familiar, como la acelga, calabaza, melon o remolacha. Para las cebollas, la plantacion de bulbos facilita el desherbado en comparacion con las tecnicas de siembra.

� Acolchar

El acolchado es una de las tecnicas mas simples y mas eficaces de resistencia pasiva contra las hierbas. Su eficacia es evidentemente funcion de la naturaleza y el espesor de los materiales utilizados. Solo debemos aplicar el acolchado en un suelo libre de hierbas, pues algunas de ellas son lo bastante vigorosas como para atravesar la capa de materias organicas.

La destruccion de las hierbas

� Elegir una herramienta adecuada. El escardador es la herramienta basica. Es util poseer dos o tres de diferentes anchuras, para adaptarse a las diferentes distancias entre las lineas sembradas. Los escardadores se utilizan generalmente tirando de ellos, tambien existen escardadores de empuje que son comodos para desherbar en los lugares de dificil acceso, por ejemplo bajo los arbustos. Algunos escardadores estan provistos de una cuchilla oscilante y pueden ser utilizados tanto tirando como empujando de ellos.   El escardador es ligero, lo cual permite trabajar rapidamente y sin fatiga, y se adapta perfectamente a las parcelas cuidadas con regularidad y que   no estan demasiado invadidas por las hierbas. En caso de una invasion fuerte de hierbas dificiles de quitar, como matas de grama, es necesario emplear una herramienta mas pesada.

� El legon es conveniente para desherbar cultivos fuertemente invadidos y los pasillos entre las parcelas, asi como las tierras muy arcillosas.

� La azada de rueda es una herramienta casi indispensable para aquellos que tienen un huerto grande, provista de cuchillas escardadoras de anchuras diversas, permite escardar rapidamente grandes superficies.

Escardar en buen momento

� Escardar temprano en la temporada. Despues de la siembra debemos hacer la primera escarda a partir del momento en que las hileras de los cultivos son visibles, antes incluso de que veamos las hierbas, pues cuando estas ultimas estan germinando son mas faciles de eliminar. De aqui el interes de mezclar algunas semillas de lechuga o de rabano con las semillas de hortalizas lentas en germinar, como las zanahorias o las cebollas, porque marcan las hileras muy rapidamente y podemos escardar antes de la germinacion de las zanahorias o de las cebollas. Una bina, o una escarda, muy temprana tambien es favorable para la vida microbiana y para mantener la humedad de la tierra.

� Escardar frecuentemente. No es esperar nunca a que las hierbas esten bien desarrolladas para eliminarlas, ya que entonces llevara mucho mas tiempo. Escardando a menudo podemos mantener sin esfuerzo la tierra libre de plantas que no deseemos.

� Escardar por la mañana, con tiempo soleado y cuando el suelo este seco. De esta forma las hierbas cortadas o arrancadas se secaran al sol y no podran aprovechar el frescor de la noche para enramar.

El Riego

Antes de preguntarnos como regar, debemos buscar la forma de limitar el numero de riegos al minimo, utilizando mejor el agua de la lluvia, almacenandola y no dejando evaporar el agua asi aportada.

El humus es el deposito de agua ideal:

* 1 kg de arena puede almacenar 250 l de agua

* 1 kg de arcilla puede almacenar 1.000 l de agua

* 1 kg de humus puede almacenar 2.000 l de agua

Por lo tanto mediante el abonado organico debemos aumentar la cantidad de humus presente en la tierra, cuando es elevada, las perdidas de agua por arroyamiento y por infiltracion se reducen al minimo.

Para limitar la evaporacion es esencila que la superficie de la tierra permanezca mullida y que este protegida de los rayos del sol por una capa de acolchado si la planta cultivada no la cubre totalmente.

La cantidad de agua de cada riego

El objetivo es aportar la cantidad de agua que la tierra sea capaz de almacenar en la zona explorada por las raices. Si aportamos menos cantidad, debemos repetir los riegos con mayor frecuencia, si aportamos demasiada, el exceso se perdera por arroyamiento o filtracion. Una tierra arenosa puede almacenar, en la zona explorada por las raices, alrededor de 35 litros por m2, una tierra arcillosa rica en humus puede almacenar alrededor de 80 litros por m2.

En la practica, podemos realizar en cada riego los aportes siguientes:

* para las siembras recientes, algunos libros por m2

* en tierras arenosas, de 20 a 30 litros por m2

* en tierras medianamente arcillosas (tierras frescas), de 30 a 40 litros por m2

* en tierras arcillosas, de 40 a 50 litros por m2

Extracto de El huerto biologico, Claude Aubert

Siguenos a traves de Twitter, +, Pinterest, YouTube y Facebook

universidadagricola.com

Artículos Relacionados