Los regantes se unen en la petición de la “pervivencia” del Tajo-Segura

Los regantes se han unido con motivo del 40º aniversario del trasvase Tajo-Segura para pedir su “pervivencia” y que siga ayudando a paliar el déficit hídrico estructural del sureste peninsular.


Así lo ha expresado el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, durante una jornada organizada por la Comunidad de Riegos Levante Margen Derecha dentro de los actos para conmemorar la inauguración del trasvase, estrenado el 31 de marzo de 1979.


Jiménez ha asegurado que el trasvase siendo vital para el “desarrollo de las poblaciones y del sector agrícola” del Levante español.


“Lo que está en juego es el futuro de la sociedad levantina y todos, ciudadanos, políticos y empresarios, tenemos que remar en una misma dirección para asegurar la pervivencia del trasvase”, ha dicho Jiménez en este acto al que han acudido, entre otros, el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, o el consejero de Agua y Agricultura de Murcia, Miguel Ángel del Amor.


Andrés del Campo, presidenta de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore), ha insistido en la “vitalidad” de las obras hidráulicas para “mitigar los efectos del cambio climático”.


“Los estudios coinciden -ha continuado- en que las lluvias pueden tener carácter torrencial y que puede haber periodos de sequía más amplios y, por tanto, más que nunca, van a hacer falta obras de regulación tanto de embalses como de trasvases para evitar daños tras las inundaciones de algunas cuencas, y disponer de esas aguas en épocas de sequía”.


Actualmente en España hay más de 40 trasvases y, gracias a la tecnología actual, los impactos del cambio climático son mínimos “por las medidas compensatorias”.


“Las cuencas, sobre todo en la zona del Mediterráneo, que están mal reguladas, son más sensibles a los impactos negativos del cambio climático”, ha advertido el presidente de Fenacore.


Por su parte, el director del Instituto del Agua de la UA y catedrático de Historia e Instituciones Económicas, Joaquín Melgarejo, ha señalado que esta infraestructura ha “superado los devaneos e incertidumbres políticas” en estos años y, por tanto, debe continuar en función de “los grandes beneficios que genera para el conjunto de la nación”.


Entre otros, ha hablado de empleo de calidad -más de 110.000 empleos directos sostenibles en el tiempo-, impuestos o la generación de abastecimiento de calidad “con el que se han podido desarrollar los sistemas turísticos del sur de Alicante”.


En la actualidad y según sus palabras, más de un 60 por ciento de los municipios adscritos a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla depende del trasvase.


“Cualquier gobierno que tome una decisión en contra de esta infraestructura debe ser consciente de la riqueza que genera. Hace unos años hicimos una estimación, un resarcimiento patrimonial, y en caso de cerrarse el trasvase, el Estado debería resarcir a particulares e instituciones con unos 21.000 millones de euros”, ha concluido.


A este acto también han acudido el presidente de la Comunidad de Regantes Riegos de Levante Margen Derecha, José Antonio Andújar, y numerosos representantes políticos de la Vega Baja como el diputado nacional del PP Joaquín Albaladejo; o los alcaldes de Almoradí, Guardamar del Segura, Rafal y Dolores, María Gómez, José Luis Sáez, Manuel Pineda o Joaquín Hernández, respectivamente. 

.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados