Los sistemas de gestión de cultivos: ¿En que consisten?

Hoy en día, el trabajo de un agricultor se parece cada vez más al de un hombre de negocios. Debe establecer objetivos claros para su empresa; debe planificar sus actividades, a los fines de lograr sus objetivos; debe organizar los recursos para lograr los planes que ha realizado; debe ejecutar las tareas que planificó y, por último, debe establecer mecanismos de control para determinar en qué grado lo que planificó se corresponde con lo que ejecutó. Dicho en pocas palabras, el productor agricola debe ser un gerente de la empresa agricola; debe gerenciar su unidad de producción; debe convertir su finca en una verdadera empresa.

Resultado de imagen para gestion agricola

Visto de esta forma, la agricultura no es simplemente ocuparse de los cultivos como algunos lo siguen haciendo, sino que los productores agricolas también son responsables de problemas de fertilidad de sus animales, de conservación de los suelos, del manejo de los recursos naturales, del manejo adecuado del personal, de la comercialización de los productos agricolas, de la operacion adecuada de la maquinaria agricola, de los impuestos y de la contabilidad, entre otras actividades. Así, ser un productor ya no es suficiente para sacar adelante el negocio de la agricultura. Además de producir, para ser un agricultor de éxito, la clave es saber gestionar la finca  de manera eficaz.  A raíz de esta necesidad nacieron los sistemas de gestión de cultivos.

La gestión agrícola, en este sentido,  es uno de los elementos más importantes en el día a día de un agricultor, ya que determina como se va organizar su actividad, los recursos empleados y las actividades llevadas a cabo. Desde esta perspectiva, estas son algunas de las estrategias para tener un negocio agrícola sostenible y rentable: 

Conocimiento sobre los últimos procedimientos. 

El conocimiento de un agricultor profesional está muy valorado hoy en día, y es importante a la hora de maximizar ganancias. Para tener éxito, un agricultor tiene que estar al tanto de las habilidades que se necesitan para producir lo que satisface a sus consumidores. Así, ya no se trata de producir lo que sea, porque el mercado se encargará de comprarlo. Se trata de evaluar tendencias; de anticiparse a lo que los consumidores quieren; de diferenciar los productos. Todo ello, con el fin de mejorar el proceso de comercializacion.

Lo mismo aplica para el caso de los insumos agricolas. Saber en qué momento es mejor llevar a cabo algunas actividades en el campo, y cuáles son los mejores fertilizantes y pesticidas que han salido al mercado antes que todos, va a ayudar a mejorar la calidad de la cosecha.

Generacion y manejo de datos propios de la empresa agricola.

Un buen sistema de gestión agrícola, tiene que permitir al agricultor recoger, procesar y almacenar datos de tal manera que, dichos datos puedan convertirse en información útil para el agricultor. Pueden ser datos tanto sobre el uso de las tierras (tipo de suelo, fertilidad, protección, rotación de cultivos…), como sobre los productos utilizados, su costo y el resto de productos que existen. El tener un sistema de gestion para que los agricultores tengan a mano todos los datos útiles sobre sus cultivos, así como sus datos financieros y de producción, les va a ayudar a tener la información adecuada para poder tomar medidas, operar de manera más eficaz, y por lo tanto aumentar su rentabilidad.

Alertas tempranas: Generar información antes de que sea demasiado tarde. 

La agricultura es un sector donde el riesgo es muy alto, pues el agricultor se enfrenta a la oferta y demanda del mercado por una parte, y a condiciones climáticas y plagas por otro. En caso necesario, es importante  tener un buen sistema de gestión, con una buena trazabilidad en tiempo real para poder limitar los daños… ¡y las pérdidas!

Un sistema de gestión agrícola, le permite al agricultor llevar a cabo una planificación estratégica, además de una mejor organización y una optimización del trabajo. En definitiva, este tipo de herramientas, son las que ya le están permitiendo a muchos agricultores por todo el mundo llevar su negocio a un nivel superior.

Por: Ing. Agr. Ricardo Castillo LopezMSc en Desarrollo Rural. Dr. en Ciencias Agricolas.

universidadagricola.com