Los subproductos del tratamiento de residuos organicos pueden servir de fertilizantes

Investigadores del Instituto Vasco de Investigacion y Desarrollo Agrario, Neiker-Tecnalia, han comprobado que el subproducto resultante de la gestion de residuos organicos puede tener un aprovechamiento optimo para la fertilizacion de suelos destinados a maiz forrajero y trigo blando de invierno. Los agricultures pueden aprovechar esta ventaja.

Los productos que resultan de la gestion de residuos organicos se podrian aprovechar de forma optima para la fertilizacion de suelos dedicados al cultivo de maiz forrajero y trigo blando de invierno, segun un estudio realizado por el Instituto Vasco de Investigacion y Desarrollo Agrario, Neiker-Tecnalia. Esto puede suponer para los agricultores un importante ahorro economico con respecto a los fertilizantes minerales.

La investigacion se ha llevado a cabo en colaboracion con ONITEK, empresa dedicada a la gestion y desarrollo tecnologico en materia energetica y medio ambiente para la industria agroalimentaria, y ha contado con el apoyo del Departamento de Desarrollo Economico y Competitividad del Gobierno Vasco.

Los especialistas de Neiker-Tecnalia han analizado la valorizacion como fertilizante de los subproductos provenientes del proceso de digestion anaerobica –proceso de descomposicion del material biodegradable en ausencia de oxigeno– de las plantas de gestion de residuos organicos promovidas por ONITEK.

Los ensayos, realizados en los tres ultimos años en las localidades alavesas de Arkaute e Ilarduia, indican que la aplicacion del digestato (subproducto semiliquido resultante de la digestion anaerobia) obtiene los mismos resultados que los fertilizantes minerales convencionales para el maiz y trigo del estudio.

Digestato frente al fosforo y potasio

Los investigadores han observado que se obtiene la misma produccion y calidad de grano, por lo que el digestato se muestra como una buena alternativa al fosforo y potasio, y a buena parte del nitrogeno, que aportan los fertilizantes minerales. El equipo calcula que la utilizacion de digerido en fondo permite un ahorro en la compra de abonos minerales cercano a los 200 euros por hectarea, ademas de tener un importante valor para el medio ambiente.

El digerido proveniente de las plantas gestion de residuos organicos presenta una apariencia similar a un purin de vacuno. Su contenido en nutrientes como nitrogeno, fosforo y potasio lo convierten en un elemento adecuado para su aplicacion en los cultivos.

El primero de los ensayos se llevo a cabo en 2011 con la aplicacion de tres dosis de digerido (20, 29 y 39 toneladas por hectarea) a un a un cultivo de maiz forrajero con riego por aspersion en Arkaute. En la campaña 2011-2012 se establecio en Arkaute un ensayo en trigo blando de invierno con la aplicacion de 20 y 30 t/ha. Finalmente, en la campaña 2012-2013 se llevo a cabo la investigacion en Ilarduia, tambien en trigo blando de invierno con la aplicacion de 30 t/ha de digerido.

FUENTE: Neiker-Tecnalia via agenciasinc.es

universidadagricola.com

Artículos Relacionados