Mastitis infecciosa

Imagen: ovejas

La mastitis es una inflamación de la ubre que se presenta en las ovejas después del parto. Es una de las en enfermedades que más pérdidas económicas causan en las explotaciones ovinas.

Provocada por un germen denominado Stafilococus aureus. Algunos autores consideran que el estafilococo es el responsable de la mastitis gangrenosa y de la que se presenta con un curso clínico menos agudo, mientras que la mastitis productiva, o indurativa, sería ocasionada por la Pasteurella.

Sintomas
Las mastitis suelen presentarse cuando la ubre está en plena producción de leche.

Existen dos formas clínicas:
Forma gangrenosa. Además de la pérdida del apetito y alteración del estado general debido a la fiebre, la mama enferma aparece inflamada, caliente y dolorosa en la parte superior, mientras que en la zona del pezón la piel está fría, de color azulado negruzco debido a la existencia de un proceso gangrenoso. La secreción que se obtiene de la mama es acuosa y hemorrágica. Al cabo de un o dos días se produce por septicemia. En la forma más benigna, al cabo de unos días la temperatura corporal baja a límites normales, la oveja comienza a comer y la parte necrosada de la mama se esfacela y acaba desprendiéndose en las semanas siguientes.
En la forma productiva, la mama sufre una induración debido a que la inflamación destruye el tejido glandular que es sustituido por tejido fibroso.

Diagnóstico
Sencillo por el cuadro clínico.

Tratamiento
Si se establece un tratamiento correcto precozmente es posible la recuperación funciona de la mama. En caso contrario, puede salvarse la vida del animal pero la funcionalidad mamaria quedará muy disminuida.
El tratamiento de hace con antibióticos o sulfamidas, por vía intramuscular y local.
Adoptar las medidas higiénicas, tanto en los establos como en el personal que maneja al ganado para evitar la difusión de la enfermedad y aislamiento de los enfermos.
Las secreciones extraídas de la mama deben destruirse.

Prevención
Para evitar la aparición de mastitis hay que mantener los locales donde se aloja al ganado en perfectas condiciones higiénicas. Si las mastitis se suele presentar con frecuencia, pueden utilizarse v acunas polivalentes, inoculadas a la oveja 3 semanas antes de la paridera, y otra vez cuando acaba.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados