Medios de siembra de las Orquideas

Image result for Orquideas sustrato

 

 

Medios de siembra de las orquideas
Medios de siembra de las orquideas

Muchas personas nos preguntan acerca de los Medios de siembra de las orquideas. La respuesta a continuacion.

La mayoría de las orquídeas crecen bien sembradas en potes de arcilla, potes de plástico ó en cestas metálicas o de madera. El medio de siembra debe garantizar que el exceso de agua sea evacuado rápidamente y que el aire circule entre las raíces ya que éstas necesitan respirar.

El medio de uso más extendido es la fibra de raíz de helecho, sin embargo, el helecho arborescente (Dicksonia selowii) es una especie en vías de extinción, por lo que debemos evitar su uso. Como variante se puede utilizar carbón vegetal, corteza o troncos de árboles, fibra de coco ó una mezcla de los anteriores.

Nunca debe usarse tierra. El medio de siembra tiene una vida útil determinada por las condiciones de cultivo, por lo general de 2 a 3 años, vencido este tiempo debe cambiarse la planta a otro contenedor con medio de siembra nuevo, a esta operación la denominamos “repoteo”.

La variedad de sustratos existentes en el mercado es abundante, tanto así que depende hasta de la imaginación del cultivador como del tipo de orquídea a cultivar. Los sustratos de siembra muchas veces es unos de los aspectos que menos se toma en cuenta al momento de cultivar orquídeas sin percatarnos que constituye la base fundamental para el establecimiento y crecimiento de nuestra planta, tanto el sustrato como la maceta de siembra es un aspecto esencial dado que allí es donde se establecerá el crecimiento radicular y constituirá el medio de fijación que la sustentará por unos cuantos años. Hay que tener en mente que sin un buen medio de cultivo, no obtendremos plantas sanas, fuertes y bien desarrolladas.

Por tanto, el sustrato o medio de cultivo debe poseer las características o condiciones de drenaje, humedad y ventilación que se asemejen en la medida de lo posible al crecimiento en estado silvestre, de forma de garantizar un desarrollo saludable, continuo y óptimo. Así también, se debe tener en cuenta las condiciones ambientales que presentamos en el lugar donde colocaremos la planta una vez sembrada, esto con el objetivo de garantizar una correcta ventilación, evitar la humedad en exceso del sustrato y la posible aparición de plagas.

No menos importante, hay que recordar que las plantas deben ser sembradas en el medio o hábito de crecimiento; es decir, las orquídeas terrestres serán sembradas en tierra y/o turba, las epífitas y semiepífitas en otro medio (excluyendo la tierra) acorde con el tipo de planta.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados