Microorganismos del suelo bajo la lupa

Investigan el impacto de las practicas agricolas sobre la diversidad bacteriana del suelo.

Con 60 millones de hectareas de extension, la Pampa humeda se encuentra ocupada en un 90 por ciento por cultivos de alto rendimiento, principalmente soja, trigo y maiz. Desde la decada del ’80 estas practicas fueron modificando el suelo, y en particular a las comunidades microbianas que viven en el. Un dato no menor si se tiene en cuenta que cumplen un rol particular al garantizar la presencia de nutrientes en la tierra.

En el marco del proyecto interdisciplinario BIOSPAS, cuyo fin es entender la relacion entre los microorganismos y el manejo de los suelos bajo siembra directa, Leonardo Erijman, investigador independiente del CONICET en el Instituto de Investigaciones en Ingenieria Genetica y Biologia Molecular (CONICET-INGEBI), junto con su grupo de trabajo, se sirvio de la metagenomica para determinar cual es la diversidad y dinamica de las comunidades bacterianas.

“La metagenomica es una herramienta que se aplica para investigar una comunidad ambiental, con infinidad de organismos con distintos genomas, que no se pueden separar unos de otros”, explica Erijman.

De esta manera durante un periodo de tres años se estudiaron suelos pertenecientes a diferentes campos destinados a la produccion agricola de las provincias de Cordoba, Buenos Aires y Entre Rios sembrados con lo que los productores llaman “buenas practicas”, esencialmente definidas por la rotacion de cultivos (incluidos soja, maiz, trigo y otros), la reposicion de nutrientes y por otro lado, suelos manejados con una rotacion casi nula de los cultivos. Ademas se tomaron como referencia muestras de terrenos no cultivados cercanos a cada uno de los sitios nombrados.

“Para hacer este estudio analizamos un total de 108 muestras, que representan diferentes practicas agricolas, localidades, tiempos de muestreo y replicas”, comenta Erijman y agrega que “el hecho de trabajar a escala regional resulto clave para poder relacionar la diversidad bacteriana con el manejo del suelo”.

Los resultados de este estudio, publicados en la revista Environmental Microbiology, indican que la falta de rotacion de cultivos provoca la homogeneizacion de las comunidades bacterianas del suelo. “Esto esta dado por el desplazamiento de especies endemicas, es decir de las que son propias de cada localidad, y su reemplazo por otras comunes a todas las regiones, es decir, aquellas especies que pueden proliferar en un amplio rango de condiciones ambientales”, explica Eva Figuerola, investigadora asistente del CONICET y primera autora del trabajo.

En el estudio se encontro tambien que la diversidad regional de especies bacterianas en los suelos manejados con buenas practicas agricolas fue similar a la de los ambientes naturales no cultivados.

La alta sensibilidad de las comunidades microbianas y su rapida respuesta a los cambios en el terreno hacen que el monitoreo de su variacion sea una herramienta muy valiosa para proveer señales tempranas de alteracion del ambiente edafico.

“Este trabajo sugiere que un adecuado manejo agricola puede ser muy importante para conservar la diversidad de microorganismos que posee el suelo”, concluye Erijman.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados