Muestreo de suelos con fines de fertilidad en frutales y forestales

El suelo es la base para el establecimiento de cualquier proyecto agrícola.

Antes de establecer cualquier uso del suelo, es necesario conocer sus características y cualidades. Usualmente, una muestra de suelo es empleada para evaluarlas. La muestra consiste en una mezcla de porciones o submuestras de suelo, tomadas al azar o sistemáticamente en un terreno homogéneo.

Aquí se describe una metodología comúnmente usada para muestrear suelos con plantas frutales o forestales con el fin de evaluar su fertilidad o capacidad para suministrar elementos nutritivos a las plantas. Deben entenderse estas sugerencias como orientaciones generales que permitirán, a quien toma las muestras, adoptar criterios claros para enfrentar casos particulares en el campo al momento de hacer el muestreo. Es importante que la muestra de suelo sea representativa del terreno que se desea evaluar. Actualmente, los análisis de suelo que realizan los laboratorios se hacen con metodologías y técnicas analíticas cada vez más exactas y precisas, así que la fuente de error más común se halla en el muestreo, de ahí que es importante que se sigan las siguientes sugerncias.

Equipo necesario para el muestreo

Primero que nada, asegúrese de tener el siguiente equipo antes de ir a muestrear, el cual debe estar completamente limpio, sin superficies oxidadas y sin residuos de otros suelos:

  • Machete y/o cuchillo
  • Pala, Palín, Chícora o Barreno
  • Marcador con tinta indeleble
  • Recipientes plásticos (baldes o tobos)
  • Bolsas plásticas
  • Lápiz de grafito
  • Etiquetas para identificar las muestras
  • Opcional: mapa del terreno, GPS, cordel o cabulla.

Procedimiento para el muestreo

  1. Recorra el terreno y divídalo en lotes o unidades de muestreo, considerando la pendiente del terreno (si es plano o inclinado), material parental, color del suelo, textura del suelo, pedregosidad, cultivo (variedad, edad, salud del cultivo), sistema de manejo, entre otros (Fig.1).

2. Delimitados los lotes se procede a tomar las submuestras de suelo. Para ello, recorra el lote en zig-zag y en cada vértice donde cambie la dirección del recorrido marque los árboles a muestrear (Fig. 2).

Cada árbol seleccionado representa una submuestra. El número de árboles seleccionados depende del tamaño del lote: 15 árboles/lote < 5 ha, 16-20 árboles/lote de 5-10 ha, 21-25 árboles/lote de 11-20 ha y 26-30 árboles/lote >20 ha.

3. En cada árbol seleccionado (Fig. 3) delimite la zona de muestreo (mitad externa del radio de copa o de la sombra proyectada por el sol a mediodía).  Dentro de la zona ubique 4 puntos de muestreo en forma de cruz y orientados con los puntos cardinales (Norte, Sur, Este y Oeste).

 

4. En cada punto de muestreo, remueva plantas y hojarasca (1-3 cm) de un área de 40 x 40 cm (a). Haga un hoyo de 40 cm de profundidad (b y c). Extraiga el suelo y colóquelo lejos de los bordes del hoyo.

De uno de los lados del hoyo, tome con palín o pala una porción o tajada de suelo de 2-3 c
m de espesor y de 20 cm de profundidad (d y e). Deseche los bordes de la porción de suelo y deposite la porción central en el tobo o recipiente plástico (f) identificado con
la leyenda “0-20 cm”.

 

 

Limpie el implemento eliminando los restos de suelo. Ahora extraiga la porción de suelo de 20-40 cm (g) y deposítela en un tobo o recipiente plástico identificado con la leyenda “20-40 cm” (h).

Repita los pasos anteriores en los 3 puntos de muestreo restantes. Una las 4 porciones de 0-20 y las de 20-40 cm en sus respectivos tobos o recipientes plásticos para obtener las 2 submuestras.


 

 

 

 

5. El procedimiento descrito en el punto 4, debe  ser repetido en cada uno de los árboles a muestrear.  Al final, las submuestras se van añadiendo en cada tobo o recipiente plástico hasta completar el número de submuestras establecidas.

6. Obtenidas todas las submuestras del lote, mézclelas con la mano en su respectivo tobo o recipiente plástico, elimine terrones, piedras, raíces e insectos (i).

7. Tome de 1-2 kg de la muestra de suelo de cada o recipiente plástico y colóquelas en bolsas plásticas limpias (j).

Identifique cada bolsa con etiquetas (k) y llévelas al Laboratorio de Suelos para que determinen la fertilidad del suelo. Los datos a colocar en la etiqueta pueden verse en la Fig. 4.

Precauciones

  • Evite mezclar muestras de suelo de diferentes profundidades y/o lotes.
  • Evite fumar durante la toma de muestras.
  • Evite  muestrear árboles que estén:

               -En terrenos recién quemados, erosionados, recién fertilizados o encalados.

               -En terrenos donde haya acumulación de arena, restos vegetales o animales.

                -A orillas de caminos, cercas, canales o surcos de riego

Época y frecuencia de muestreo

En general, se sugiere muestrear un mes antes de la cosecha cada dos años.

Ing. Agr. Onelia Andrade (MSc, PhD)

universidadagricola.com