Ñame salvaje (Ñame silvestre, Camote silvestre)

El ñame salvaje (Dioscorea villosa), también conocido como ñame silvestre o camote silvestre, es una planta trepadora nativa de América del Norte , cuyas raíces tuberosas tienen una larga historia como alimento y tratamiento natural de diferentes dolencias. Se dice que los nativos americanos y los primeros colonos utilizaron este tubérculo para el tratamiento natural de la diverticulosis, los cólicos biliares, la artritis reumatoide, los sofocos de la menopausia y los problemas de fertilidad, entre otras condiciones de salud. Debido a su expansión, actualmente crece de forma salvaje en toda la región del Caribe y América del Sur; en países como México, Venezuela y Colombia no solo es reconocido por su valor medicinal, sino que también constituye una importante fuente alimenticia.


Sigue leyendo a continuación para conocer en detalle cuáles son las propiedades del ñame salvaje, cómo se prepara y cuáles son los principales efectos secundarios o contraindicaciones a tener en cuenta.


Al igual que las demás especies de ñame, el ñame silvestre sirve como alimento. Es un tubérculo de alto valor nutricional, generalmente consumido por campesinos y poblaciones rurales. Es rico en carbohidratos almidonados, fibra, proteínas, minerales esenciales (hierro, calcio, fósforo) y vitaminas (A, C, grupo B). Su consumo ayuda a mantener un buen estado nutricional, eleva los niveles de energía y fortalece el sistema inmunológico.


Sin embargo, estos no son los únicos beneficios que se le atribuyen. Como mencionamos anteriormente, su uso en la medicina natural se remonta a varios siglos atrás, y ha logrado llegar hasta nuestros días.


Después de varias investigaciones, se ha descubierto que el bulbo y las raíces del camote silvestre contienen una sustancia química llamada diosgenina, que al parecer puede influir en la producción de varias hormonas humanas, como el estrógeno y la dehidroepiandrosterona (DHEA) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15513824. En adición a estos hallazgos, se sabe que es un alimento fitoestrógeno, es decir, sus compuestos vegetales tienen un efecto en el organismo similar al estrógeno. Precisamente, todo indica que los beneficios saludables del ñame salvaje se deben a estas propiedades, aunque la comunidad científica insiste en que aún se requiere más información para respaldar dichas afirmaciones.


La evidencia científica actual sugiere que el consumo de este ñame ayuda a:


Regular los niveles de azúcar en la sangre. Según apuntes de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estado Unidos , el camote silvestre puede ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre gracias a una sustancia llamada dioscoretina, que se encuentra en la planta del ñame, incluidas las variedades silvestres. Tras estudiar los posibles efectos de la dioscoretina, los investigadores informaron que esta sustancia ofrece resultados positivos en el control de la glucosa sanguínea.


Reducir la proliferación de células cancerígenas. Durante un estudio en Japón se observó que el ñame silvestre podía reducir el riesgo de cáncer debido a un compuesto presente en el rizoma de esta planta. Se trata de la dioscina, una sustancia conocida por sus efectos anti-proliferativos sobre las células leucémicas Por otra parte, una investigación publicada en el American Journal of Chinese Medicine, descubrió que “el extracto de ñame silvestre puede actuar como fito-estrógeno y reducir la proliferación de las células del carcinoma de mama humano MCF-7.


Mejorar los niveles de colesterol. Según un estudio publicado en el Journal of Lipid Research, la diosgenina que se encuentra en el ñame salvaje contribuye a elevar los niveles de colesterol HDL (colesterol “bueno”) y reducir los niveles de LDL (colesterol “malo”).  Otro estudio realizado en animales sugiere que la suplementación con ñame silvestre puede ser beneficiosa para controlar la hipercolesterolemia.


Aliviar la diverticulosis. El ñame o camote silvestre puede ayudar a tratar el trastorno intestinal conocido como diverticulosis (formación de pequeñas bolsas en la pared del colon). La inflamación resultante en el intestino hace que la persona experimente dolor, estreñimiento, diarrea e incluso fiebre . Algunos estudios han informado que al ser un buen agente antiespasmódico y antiinflamatorio, el camote silvestre puede ayudar a reducir los dolores y los calambres abdominales alrededor del área inflamada. Reducir el foto-envejecimiento. Los estudios indican que la disogenina que se encuentra en el extracto de ñame salvaje puede tener efectos despigmentantes, que podrían ayudar con condiciones de salud como el melasma, la melanodermatitis y el lentigo solar. Estos problemas finalmente pueden causar hiper-pigmentación, una condición que aunque suele ser inofensiva y bastante común, puede causar frustración debido a la presencia de manchas oscuras y envejecimiento prematuro de la piel.


Aliviar los síntomas de la menopausia. Sin dudas, este es el uso medicinal más conocido del ñame salvaje. Es muchas regiones constituye una alternativa popular a la terapia de reemplazo hormonal con estrógenos para tratar los síntomas de la menopausia, como los sofocos, la sequedad vaginal, las sudoraciones nocturnas y los cambios de humor. Sin embargo, hasta el momento existe poca evidencia científica que respalde tal uso. Durante un estudio dedicado a investigar los efectos de la crema de ñame silvestre para el tratamiento de los sofocos en 23 mujeres con síntomas posmenopáusicos, se observó una reducción de los síntomas diurnos, pero en realidad no se encontraron diferencias significativas entre el grupo placebo y el grupo con tratamiento activo. Al parecer, el tratamiento a corto plazo con extracto de camote silvestre tópico tiene poco o ningún efecto sobre los síntomas de la menopausia. (Cabe señalar que la crema no solo contenía ñame silvestre, y que además hubo una tasa de abandono significativa por parte de las participantes)


Otro estudio que examinó los niveles de hormonas en mujeres posmenopáusicas después de ingerir extracto de ñame, tampoco mostró cambios apreciables en sus concentraciones hormonales.


Nota: a pesar de la escasa evidencia, existen numerosos testimonios de mujeres que aseguran haber notado alivio en la menopausia después de usar suplementos de ñame salvaje, o mediante su consumo como parte de la alimentación regular.


El sitio web MedicinalHerbInfo.org sugiere que los compuestos del ñame salvaje también podrían ser útiles en el tratamiento de otras condiciones, incluyendo:

La sequedad vaginal, especialmente durante y después de la menopausiaEl síndrome premenstrual (PMS)La dismenorrea (períodos menstruales dolorosos) y otros trastornos menstrualesLa endometriosisLa debilidad ósea (osteoporosis) La neuritis y la artritis reumatoideEl asmaLa falta de apetito sexual en hombres y mujeresLos problemas de vesícula biliarLas náuseas del embarazoLos problemas de fertilidad (muchas mujeres toman ñame salvaje para quedar embarazadas, e incluso para aumentar la probabilidad de tener gemelos)

*Todavía se requieren más estudios para confirmar su efectividad.


Aunque sus raíces tuberosas son un alimento tradicional en muchas regiones, el ñame silvestre es ampliamente utilizado como suplemento. Lo podemos encontrar en forma de extracto líquido, hierba seca, en polvo, o en forma de cápsulas y pastillas. La preparación líquida (extracto) se suele diluir para tomar a modo de té o infusión. También existen cremas de ñame silvestre para uso tópico.


Antes de tomar suplementos de ñame salvaje es importante considerar cuál podría ser la dosis correcta. Los estudios en roedores sugieren que la suplementación con Dioscorea villosa ofrece beneficios cuando se administra entre 9.7 y 37.7 mg / kg de peso corporal. Si llevamos este valor a un rango de dosificación humana, tenemos que la dosis aproximada de ñame salvaje oscila entre 0.8 y 3 mg / kg de peso corporal .

Dosis de ñame salvaje en cápsulas: 2- 4 por díaDosis de tintura de ñame salvaje: ½ cucharadita 3-5 veces al día

Ten en cuenta que los productos naturales no siempre son seguros y que el consumo excesivo puede causar efectos adversos en algunas personas. Otros factores como la edad y el estado de salud general también son fundamentales a la hora de evitar riesgos.


Hasta el momento no se tienen suficientes estudios que respalden la seguridad del ñame silvestre como remedio natural. Por lo tanto, se recomienda consultar a un médico antes de utilizarlo, especialmente si estás embarazada, amamantando, sufres de alguna enfermedad o estás tomando medicamentos.


El uso de dosis terapéuticas no ha sido asociado con efectos secundarios negativos, sin embargo hay algunas contraindicaciones a tener cuenta, por ejemplo:

El Centro médico de la Universidad de Maryland advierte que el extracto de ñame silvestre podría interactuar con el estradiol, un ingrediente activo en algunas píldoras anticonceptivas y en la terapia de reemplazo hormonal. La evidencia preliminar sugiere que el ñame salvaje es débilmente fibrótico, y que su consumo prolongado puede causar cierto grado de fibrosis en el riñón . No se recomienda para personas que sufren algún tipo de condición renal.También se ha informado que hay posibilidad de reacciones alérgicas. Suspende su uso si experimentas erupción, hinchazón de la lengua o los labios, dificultad para respirar o inflamación en la garganta.Las altas dosis consumidas por vía oral pueden causar molestias estomacales. Las personas con ulcera péptica deben evitar el consumo regular de camote silvestre.

El aumento de los senos se conoce como uno de los usos tradicionales del ñame silvestre. Se dice que este efecto se debe al contenido de diosgenina, una sustancia con acción hormonal que ayuda a regular los niveles de hormonas femeninas naturalmente. Su impacto sobre los niveles de estrógeno y progesterona parece contribuir al crecimiento de los senos, de la misma forma que ocurre durante la fase de ovulación o la menstruación.


En caso de querer usar el ñame salvaje para agrandar el pecho, puedes valorar diferentes opciones. Por lo general se toma en forma de té, cápsulas, extractos, o se aplica sobre la piel en forma de crema (masajes estimulantes).


Nota: consulta siempre a tu médico antes de utilizar el camote silvestre para aumentar el tamaño de tus senos, especialmente si padeces alguna condición de salud sensible al estrógeno.


Esta planta es una vid herbácea de tallos delgados que se ramifican y se entrelazan alrededor de la vegetación y las cercas adyacentes (trepadora). Pertenece a la familia de las Dioscoráceas y su origen se ubica en América del Norte. Entre sus principales características se incluyen:


Puede alcanzar una longitud aproximada de 3 metros.El color de sus tallos suele variar entre verde claro, amarillo pálido, verde rojizo y rojo oscuro.Tiene hojas rugosas, de color verde brillante y forma de corazón puntiagudo.Desarrolla flores diminutas, tanto femeninas como masculinas.Produce un fruto en forma de cápsula, y este a su vez contiene las semillas de la planta.El ñame salvaje desarrolla raíces tuberosas similares a la patata o al camote, pero de mayor tamaño (pueden llegar a pesar hasta 70 kg). Tienen una piel áspera de color marrón, y una carne almidonada de color blanco.Esta planta puede crecer en diferentes tipos de hábitats, prefiriendo las sabanas típicas, sabanas arenosas, bosques, matorrales, praderas húmedas, espacios de líneas eléctricas y ferrocarriles en áreas boscosas.Por lo general se beneficia de incendios forestales ocasionales y otros tipos de perturbaciones que reducen la competencia de los árboles de dosel elevados.Para su cultivo se recomiendan condiciones de suelo húmedo y exposición parcial o total a la luz del sol. Aunque puede sobrevivir a la sombra, es menos probable que produzca flores y cápsulas de semillas. Es muy resistente a plagas y enfermedades comunes.


Una de las preparaciones más comunes para aliviar los sofocos y demás síntomas de la menopausia es el té de ñame salvaje. Aunque existen diferentes recetas para hacerlo, aquí te sugerimos una alternativa simple y efectiva:

Después de pelar una raíz de ñame, córtala en trozos y colócalos en un recipiente no metálico.Cubre el recipiente con agua y lleva al fuego para que hierva.Una vez que alcance el punto de ebullición, lleva el fuego a bajo y deja que el ñame se cocine lentamente por 20 minutos.Pasado ese tiempo, retira la olla del fuego, cuela el agua de cocción, resérvala en un recipiente limpio y deja enfriar para guardarla en la nevera.Bebe 1-2 tazas de esta infusión cada día para obtener un alivio notable de los síntomas molestos.

Otra forma de consumo son las cápsulas de extracto de ñame silvestre, que se pueden comprar en tiendas naturistas y de homeopatía, en farmacias o en tiendas online como Amazon. Siempre se recomienda optar por un producto orgánico y puro, con una concentración significativa de compuestos activos.


Por su parte, las cremas de ñame salvaje suelen ser eficaces para tratar otros síntomas menopaúsicos, especialmente la sequedad vaginal y otros trastornos de la piel causados por los cambios hormonales drásticos de esta etapa. Elige una crema de calidad, con un alto porcentaje de extractos naturales y libre de aceites, siliconas, parabenos o colorantes.


Aunque los beneficios más populares de este tubérculo se asocian con la salud femenina, los hombres también pueden utilizarlo como suplemento. Los compuestos del ñame salvaje pueden ayudar a elevar los niveles de testosterona, incrementando la vitalidad y el apetito sexual.


Así mismo, los ayuda a combatir el riesgo de osteoporosis, aliviar los síntomas de la artritis reumatoide y tratar los problemas de vesícula biliar.


No. Las cremas de ñame salvaje se pueden confundir con las cremas de progesterona natural, pero no son iguales. Generalmente, las cremas de ñame salvaje se elaboran a partir del extracto de la raíz y solo cuentan con una mínima concentración de progesterona añadida (efecto terapéutico bajo). Por el contrario, las cremas de progesterona natural contienen hormonas sintetizadas a partir del ñame silvestre, aportando una dosis hormonal considerable (efectos terapéuticos significativos).


El ñame silvestre se conoce con diferentes nombres dependiendo de la región. Los más comunes son ñame salvaje, camote silvestre, batata silvestre, ñame salvaje mexicano y hueso del diablo, entre otros. El nombre común de la especie es Dioscorea villosa.

.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados