Nueva teoria sugiere que plantas son capaces de tomar decisiones estrategicas

Una nueva teoria de investigadores de Princeton sugiere que arboles y otros vegetales son mucho mas que solo seres vivos: son seres inteligentes con un papel activo en el desarrollo de sus ecosistemas.

Fue nuestra madre o quiza una tia del Jardin, la que nos explico, hace muchos años, que ese arbolito delgaducho de por alla y la llamativa flor de por aca son como nosotros, es decir, seres vivos que nacen, se desarrollan, se reproducen y, finalmente, mueren. En nuestra mente infantil, seguramente pensamos en el momento: Entonces seran capaces de sentir y pensar?

Hoy, ya creciditos, nos podremos volver a sorprender con un esbozo de respuesta a esta pregunta. Una nueva teoria, proveniente del alma mater de mas de diez premios Nobel, la prestigiosa Universidad de Princeton, sugiere que las plantas tienen un rol mucho mas activo del que pensabamos y que son capaces de tomar decisiones estrategicas que benefician a ecosistemas completos.

El misterio de las plantas

Todo partio de una planta, no una cualquiera, sino las llamadas fijadoras de nitrogeno. Estas plantas, casi en su mayoria arboles, arbustos y hierbas de la familia de las leguminosas, invitan, mediante secreciones, a la bacteria Rhizobium para que infecte sus raices. Eeewww.

En este caso la infeccion es buena, porque la bacteria, a cambio de carbohidratos, convierte el nitrogeno atmosferico en compuestos inorganicos de nitrogeno que la planta puede usar como fertilizante, liberando el exceso a sus vecinos, que no son capaces de seducir a la Rhizobium.

Por años, cientificos se han preguntado por que estas plantas se desarrollan mejor y son mas abundantes que otras especies en tierras ricas en nitrogeno, como en bosques tropicales, y son mucho mas escasas y de menor tamaño en aquellas pobres de este elemento, como en bosques boreales y templados.

No tiene logica: en un suelo rico en nitrogeno, tener linea directa con la Rhizobium (o sea, aprovechar el nitrogeno atmosferico) no deberia suponer ninguna ventaja, ya que hay fertilizante de sobra disponible para todos en el suelo. De hecho, dado que el proceso requiere de energia, las plantas fijadoras de nitrogeno deberian crecer menos. Por el contrario, en el suelo pobre de nitrogeno, este tipo de plantas deberia crecer mucho mas que otras especies, ya que tienen una fabrica alimento en sus pies.

Un grupo top de biologos de Princeton analizo, mediante un modelo matematico, a estos arboles fijadores de nitrogeno en bosques tropicales y no tropicales en un escenario donde fueron perturbados por fenomenos naturales, como incendios y huracanes, dejando sus suelos pobres de nutrientes. Asi, emparejando la cancha teorica, estudiaron como las plantas fijadoras de nitrogeno actuarian en ambos tipos de bosques.

La planta inteligente

Los investigadores observaron en su modelo que las plantas fijadoras de nitrogeno en zonas tropicales tomarian mejores decisiones que les permitirian subsistir y, ademas, acelerar la recuperacion del bosque.

En bosques no tropicales (boreales y templados), donde el suelo es de por si pobre en nitrogeno y su recuperacion luego de un incendio o inundacion es mas lenta, sacrifican su crecimiento para mantener un nivel aceptable de nitrogeno en el suelo, asi favoreciendo a sus vecinos que no son fijadores de nitrogeno. Es por ello, reportan los investigadores, que en la recuperacion de un bosque azotado por un fenomeno natural, los arboles con esta capacidad no suelen pasar de las primeras etapas (ya que sus vecinos espigados le roban la luz solar). A la larga esto perjudica a todo el bosque, porque el suelo luego comienza nuevamente a empobrecerse del valioso nitrogeno.

En bosques tropicales, en cambio, utilizan su habilidad para proveerse de un empujon nutricional en sus primeras etapas, pero luego, una vez que detectan que la cantidad de nitrogeno en el suelo es suficientemente alta, la apagan. Asi ahorran esa energia que usualmente gastarian en el intercambio con la Rhizobium, y la redirigen hacia su crecimiento, permitiendoles competir por la luz solar, logrando vivir por muchos años mas que sus hermanas no-tropicales.

La teoria de las plantas estrategicas

Generalmente pensamos que las plantas responden pasivamente a su ambiente, pero hemos encontrado que pueden ser de hecho muy estrategicas, dice Lars Hedin, principal investigador y autor de la teoria que sugiere que el hecho de que puedan optar por apagar su habilidad es producto de la evolucion de estrategias inteligentes en plantas tropicales.

Las plantas fijadores de nitrogeno tropicales son lo suficientemente inteligentes para saber cuando usar la costosa fijacion de nitrogeno para competir con plantas vecinas, y cuando apagarla, como si fuesen seres sintientes, agrega.

Contrario seria el caso de este tipo de plantas en zonas no tropicales, donde su habilidad no es utilizada de forma estrategica a largo plazo y termina por beneficiar a sus vecinos y no a ellas. Al principio son super competitivas, pero terminan ellas mismas cavando su propia tumba (y por ende, la de todo el bosque), agrega Hedin.

Mas antecedentes de la inteligencia en plantas

Asi que podriamos hablar de plantas inteligentes? Pese al complejo trabajo que sabemos que son capaces de hacer, son pocos los cientificos que se atreven a sugerirlo.

El estudio pasado es un ejemplo, y tampoco podemos dejar de mencionar al italiano Stefano Mancuso, precursor de la llamada neurobiologia vegetal.

En su libro Brilliant Green: The Surprising History and Science of Plant Intelligence (Verde Brillante: La sorpresiva historia y ciencia de la inteligencia en plantas), expone los estudios que ha llevado a cabo como director del Laboratorio Internacional de Neurobiologia Vegetal.

Segun Mancuso y su equipo de investigadores, si hay algo parecido a un cerebro vegetal, este se encontraria en las raices de las plantas, especialmente en sus terminaciones, ya que tienen:

-Sentido de gravedad (saben que deben crecer hacia abajo).

-Sensores del ambiente quimico bajo tierra (lo que les permite dirigirse hacia nutrientes y lejos de peligros).

-Son capaces de distinguirse entre ellas (otras puntas de la misma planta) y otras (de otras plantas).

-Crecen en concierto con otras de forma similar a los patrones de movimiento en bandadas de aves y cardumenes de peces. Tienen a alinearse, especialmente cuando crecen muy juntas.

-Evitan crecer hacia un objeto inerte, incluso antes de poder tocarlo.

-Pueden sentir la luz.

Conclusiones similares tiene tambien el libro del cientifico Daniel Chamovitz, What a Plant Knows (Lo que una planta sabe), aunque Chamovitz prefiere hablar de sentidos y se distancia del termino neurobiologia vegetal. Es tan ridiculo como decir biologia humana floral. Las plantas no tienen neuronas tal como los humanos no tenemos flores!, decia en entrevista con Scientific American.

Su importancia frente al calentamiento global

Volviendo a la teoria, de confirmarse en terreno, seria una prueba de que la adaptacion de especies individuales resulta en patrones que afectan ecosistemas completos, acercandonos a nuestra busqueda de una teoria evolutiva coherente para la ecologia, opina Benjamin Houlton, profesor adjunto de la Universidad de California-Davis, quien no formo parte del estudio.

Es mas, dice Houlton, significaria que estas plantas serian capaces de adaptarse al calentamiento global, y dado el importante papel que cumplen nutriendo a sus vecinos, tambien significaria que sus ecosistemas enteros serian huesos mas duros de roer para esta amenaza global.

Que significa para nosotros, los humanos? Que si alguna vez comenzamos a sufrir las consecuencias del cambio climatico, mas nos vale estar rodeado de plantas fijadoras de nitrogeno tropicales.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados