Obligaciones para el uso de energías limpias en México casi se triplicarán al 2022

El requisito de obtención de Certificados de Energía Limpia (CEL) para todos los participantes del mercado eléctrico del país se duplicará en los dos primeros años del arranque de este esquema y prácticamente se triplicará en tres años, al pasar de 5% en el 2018 y el 2019 a nada menos que 13,9% en el 2022, año en que este mercado alcanzará un valor de 15.149 millones de pesos (US$807 millones).

En el Aviso de la Secretaría de Energía en el DOF por el que se dieron a conocer los requisitos para la adquisición de CEL para los siguientes ejercicios, el organismo ordenó que la obligación de generación o adquisición de energía limpia entre cada planta que genera o consume más de 1 megawatt (MW) hora, así como quienes lo suministran, subirá a 7,4% para el 2020, mientras que para el 2021 será de 10,9% y para el 2022 llegará a 13,9%.

Con ello, todos los grandes participantes deberán probar que cuentan con este mínimo, ya sea por su propia generación limpia o porque compraron el equivalente en CEL a generadores limpios, que en la Ley de Transición Energética son los que emiten como máximo 100 kilogramos de CO2 por MW hora, como los productores de energía eólica, fotovoltaica, biomasa, geotermia, hidroeléctrica y nuclear. Con esto, se pretende incentivar la meta de producción de energías limpias que al 2020 es de 28,3% del total nacional, mientras que para el 2021 es de 30% y al 2022 es de 31,7%, con el fin de llegar a 35% en el 2024.

Podemos aspirar a más: AMDE. Israel Hurtado, presidente de la Academia Mexicana de Derecho Energético (AMDE), aseguró que será hasta el 2018 cuando se probará si la industria de energías limpias estuvo preparada para ofrecer este volumen de CEL, aunque cabe recordar que las tecnologías renovables, particularmente la fotovoltaica, tuvieron un avance inesperado en los últimos años, ya que por ejemplo, la meta de instalación de capacidad fotovoltaica para el 2020 ya se cumplió el año pasado con las dos subastas de largo plazo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y todavía falta una subasta más este año.

“Yo lo que creo es que incluso a lo mejor nos quedamos un poco cortos, podríamos aspirar a más”, dijo, “sí hay cierta resistencia por parte de los industriales cuya base de insumos es el gas, para ellos pudiera ser una preocupación que no haya suficiente oferta de CEL, pero el avance de las energías limpias irá disipando sus preocupaciones”.
Valor del mercado de CEL

Del 2018 al 2022 habrá compraventa de CEL pero no habrá libre mercado porque para evitar que por falta de oferta se encarezcan demasiado, el Congreso aprobó un precio máximo de 60 Unidades de Inversión (alrededor de 340 pesos según el valor de abril) por cada CEL. A partir de entonces, si hay suficientes instrumentos en el nuevo mercado, los intercambios se regirán por la oferta y la demanda. Para el 2022, la Sener estima que el mercado de CEL tendrá un valor mínimo de 15.149 millones de pesos.

Artículos Relacionados