Obtienen tomates de calidad sin fecundacion

Un equipo de investigadores liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Cientificas (CSIC) en España ha logrado obtener tomates sin semillas y con un elevado contenido en carotenoides ­–unos componentes antioxidantes– a partir de ovarios no fecundados. El trabajo ha sido publicado en la revista Plant Biotechnology Journal.

En la mayor parte de las especies de plantas, el paso de flor a fruto no tiene lugar en ausencia de fecundacion. Sin embargo, en determinadas condiciones, existe la posibilidad de que ocurra por otro proceso denominado partenocarpia.

Comparacion entre un tomate no partenocarpico (izquierda) y uno partenocarpico (derecha)/CSIC

“Bloqueando mediante ingenieria genetica el desarrollo temprano de los estambres, los organos sexuales masculinos de las plantas angiospermas, hemos generado plantas de tomate con esterilidad masculina. Los ovarios de estas plantas se desarrollan sin necesidad de fecundacion, lo que da lugar a frutos sin semillas o partenocarpicos”, explica Concha Gomez‐Mena, investigadora del CSIC en el Instituto de Biologia Molecular y Celular de Plantas (mixto del CSIC y la Universidad Politecnica de Valencia).

El trabajo, que ha contado con la colaboracion del Centro de Investigacion en Agrigenomica, podria tener aplicaciones en el sector agronomico, ya que permite un mejor control de las cosechas. Tambien podria resultar de interes para la industria del procesado del tomate, que se beneficiaria de los frutos sin semillas.

“Hemos conseguido crear plantas transgenicas esteriles de tomate a partir de la variedad comercial conocida como Moneymaker. Tras realizar analisis metabolicos de los frutos partenocarpicos obtenidos, hemos observado una mejora de las propiedades nutricionales del tomate y un aumento en caretonoides como el licopeno, que tiene propiedades antioxidantes”, destaca el investigador del CSIC Jose Pio Beltran.

Hasta ahora, el desarrollo de frutos partenocarpicos se habia alcanzado mediante el empleo de reguladores del crecimiento de la planta. Sin embargo, segun los investigadores, estos tratamientos exogenos conducen generalmente a malformaciones y a frutos de baja calidad.

“La eliminacion genetica de los tejidos masculinos de las flores ya la habiamos llevado a cabo con anterioridad en otras especies como el geranio, la colza y el tabaco, consiguiendo asi ejemplares esteriles. Pero, al contrario de lo que sucede con estas especies, las plantas de tomate modificadas desarrollan frutos partenocarpicos con gran eficacia”, añade el investigador del CSIC Luis Cañas.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados