Organizacion en el Invernadero

Una organización adecuada y eficiente en el invernadero y de la mano de obra, afirma Douglas Marlow, no sólo ahorra tiempo y dinero, sino que además preserva la calidad del fruto durante la temporada de cosecha y en el transporte al empaque, y propicia una mejor calidad del cultivo y un ambiente de trabajo más limpio.
Organización en el invernadero

La mayoría de invernaderos bien planificados y bien construidos tendrán las hileras de cultivo orientadas en dirección norte-sur y un pasillo central, preferiblemente de cemento, bisecando el invernadero por el medio. Incluso un invernadero con un pasillo a lo largo del gablete norte puede y debería estar bien organizado.
Organización y limpieza en el pasillo central son esenciales para un movimiento eficiente de los trabajadores dentro y fuera de las hileras del cultivo, de las cajas con la cosecha que salen de las hileras y del movimiento de los frutos cosechados hacia la sala de empaque, así como del movimiento de los rastrojos de plantas extraídos de las hileras.
Movimiento eficiente de frutos cosechados
Durante los periodos de cosecha, las tarimas con los cajones vacíos deben colocarse en la zona norte del pasillo central, y las tarimas con los cajones que contienen los frutos cosechados, en la zona sur del pasillo central.
Esto mantendrá el fruto cosechado fuera del contacto directo con el sol y el pasillo central permanecerá limpio y ordenado. Adicionalmente, se recomienda suspender malla de sombreo permanente sobre el pasillo central para proporcionar más sombra a los frutos cosechados así como una sombra permanente en el pasillo que actúa como un gran disipador de calor en el invernadero.
Durante el periodo de cosecha, cosechadores y supervisores deben trabajar en equipo coordinado.
A medida que los cosechadores traen las cajas llenas de fruta al pasillo central, el supervisor debe ayudarles a descargar las cajas llenas, de los carretones a las tarimas, y ayudar a los trabajadores a cargar las cajas vacías de nuevo en los carretones de cosecha.
Los cosechadores deben permanecer la máxima cantidad de tiempo en las hileras del cultivo cosechando frutos y la mínima cantidad de tiempo en el pasillo central. Los supervisores deben procurar que el movimiento de trabajadores sea eficiente para incrementar el ritmo y la eficiencia de la cosecha.
Movimiento eficiente en el trabajo superior e inferior
Cuando los trabajadores de la zona inferior del cultivo están deshojando y los trabajadores de la zona superior están extirpando chupones y podando racimos (explicaremos esto más adelante) estos rastrojos (hojas, chupones y frutos de desecho) deben retirarse rápida y eficientemente.
Las cajas grandes deben colocarse a lo largo del pasillo central de manera que los trabajadores del cultivo puedan verter los rastrojos rápidamente en los cajones y continuar con su trabajo.
Los supervisores deben coordinar el flujo de trabajadores y facilitar el vertido de los rastrojos de plantas extirpados del cultivo de manera que los trabajadores puedan continuar con su actividad principal tan rápido como sea posible.
Organización y movimiento coordinado de los trabajadores de la zona superior e inferior del cultivo son esenciales para la máxima eficiencia y rapidez del trabajo diario.
Organización de la mano de obra
En una operación de invernadero bien organizada, el personal se divide en equipos de trabajadores de zona superior y de zona inferior del cultivo. Cada equipo será responsable solamente de su zona de cultivo.
Los trabajadores de la zona inferior y los de la zona superior son altamente especializados y si los equipos se concentran solo en sus áreas de conocimiento específicas, las aptitudes desarrolladas por los trabajadores en dichas áreas tendrá lugar con mayor rapidez y el personal será capaz de trabajar más rápidamente y con mayor calidad en su el desarrollo de su actividad.
Es esencial que supervisores con experiencia observen de cerca, dirijan y apoyen a los trabajadores de zona superior e inferior que estén a su cargo. Sólo trabajadores con aptitudes serán capaces de finalizar las tareas asignadas con buen ritmo y confianza, y ello conducirá a una mayor calidad de trabajo.
Trabajadores de la zona inferior
Los trabajadores de la zona inferior del cultivo son responsables solamente de la porción inferior de la planta que sea accesible desde el suelo. Son responsables de retirar hojas en la parte inferior de la planta (deshoje), extirpar frutos defectuosos (poda de frutos), explorar y tratar tallos enfermos, retirar todos los rastrojos del suelo y cosechar frutos.
El piso entre hileras de cultivo debe estar limpio de rastrojos, de manera que la propagación de plagas y enfermedades (Mosca blanca, Phitophthora, Botrytis, etc.) esté bajo control.
Adicionalmente los trabajadores de la zona inferior son responsables de colocar ganchos de sujeción en ” J”  en las ramas en peligro de quebrarse debido a la presencia de frutos de gran tamaño en la rama. Aunque esto suele formar parte de la responsabilidad de los trabajadores de la zona superior, en ocasiones hay frutos que se desarrollan rápidamente y necesitan soporte adicional.
Es importante que los trabajadores nunca dejen hojas o frutos arrancados en el piso de la hilera de cultivo, sino que los depositen en contenedores a medida que avanzan en su trabajo.
Si el trabajador va dejando rastrojos en el piso, causaría un trabajo adicional de recogida de rastrojos. Esto generaría una operación muy lenta e ineficiente sin motivo, ya que este trabajo puede hacerse en una pasada ” ” extirpar hojas o frutos y depositarlas en un contenedor del carretón.
Además, si se dejan rastrojos en el piso, esto permitiría a cualquier plaga o enfermedad reentrar en el cultivo cuando se barren los rastrojos.
Trabajadores de la zona superior
Los trabajadores de la zona superior son responsables del cuidado y mantenimiento del futuro del cultivo. Deben contar con la calificación y rapidez suficientes para completar su zona asignada en el transcurso de una semana.
La planta de tomate crece de 25 a 30 cm a la semana, de manera que si no finalizan su trabajo en una semana, la cabeza o punta superior de la planta comenzará a inclinarse desviándose de la rafia y los chupones crecerán demasiado (más de 10 cm), con lo cual drenan a la planta de energía esencial que debería dirigirse hacia el fruto en desarrollo.
El personal de la zona superior es responsable de inclinar y bajar las plantas, sujetar (con anillos) o entutorar la punta de la planta en la rafia, podar los racimos al número de frutos deseado, extirpar chupones o brotes axilares e instalar ganchos J en las ramas.
Si se colocan los ganchos cuando los frutos son pequeños, se reduce considerablemente el riesgo de daño a los frutos. Además, se minimiza la ocurrencia de ramas retorcidas y se potencia la producción de frutos de gran tamaño ya que las ramas van a ser capaces de dirigir agua y nutrientes esenciales hacia el fruto en desarrollo.
Los rastrojos generados en la parte superior de la planta nunca se deben arrojar al suelo. Los trabajadores de la zona superior son responsables de mantener un invernadero limpio y organizado.
Si los trabajadores dejan caer los restos de plantas en el piso, otro trabajador deberá recogerlos y retirarlos de la hilera del cultivo, lo cual duplica el trabajo y no es eficiente en absoluto.
Un invernadero bien organizado deberá permitir a trabajadores y supervisores circular libremente en las instalaciones y trabajar de manera eficiente, limpia y ágil, lo cual se traduce en mejor calidad del cultivo y por ende del fruto.
universidadagricola.com

Artículos Relacionados