Orquídea bisexual se autopoliniza para asegurar su supervivencia

(AFP) – Unos científicos chinos acaban de descubrir que una orquídea se reproduce consigo misma cuando se encuentra en un entorno adverso torciendo su órgano sexual masculino para que pueda fertilizar a su órgano sexual femenino.
Una clase de orquídea de flor rosa, Holcoglossum amesianum, parece ser el primer caso conocido de una planta cuyos estambres desafían la ley de la gravedad y giran hasta que la antena alcanza la parte femenina de la flor, el estigma, donde suelta su propio polen.

La planta crece en los troncos de los árboles y en altitudes entre 1.200 y 2.000 metros, en la provincia china de Yunan, donde hace su primera floración de febrero a abril, cuando el tiempo es totalmente seco y apenas sin viento.
En tales condiciones el polen no puede dispersarse para polinizar otras plantas, y como las flores de la orquídea no producen ni aromas ni néctar, tampoco atrae a abejas u otros insectos que puedan llevarse el polen.
Esta actuación de la planta para polinizarse a sí misma “es probablemente una adaptación al hábitat sin insectos de la orquídea y podría extenderse a otras especies que crecen en entornos similares”, sugirieron los descubridores, guiados por Huang Laiqiang, de la Universidad de Tsinghua, en la provincia china de Shenzhen.
El estudio apareció este jueves en el semanario británico especializado en ciencia Nature.
Aportado por Eduardo J. Carletti
universidadagricola.com

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.