Pasiflora (Passiflora incarnata)

Esta planta es originaria del sur de los Estados Unidos y México, hallándose ampliamente difundida por las regiones tropicales de Centro y Sudamérica. Se cría en terrenos secos y abrigados, encontrándose naturalizada por los países mediterráneos del sur de Europa.Esta planta trepadora de tallos leñosos, con hojas divididas en tres lóbulos, de fruto ovoide, carnoso, de color anaranjado y semillas negras, de la familia de las Pasifloráceas, cuyas flores destacan por su gran belleza, llamó la atención de los europeos que viajaron al Nuevo Mundo, quienes creyeron ver, en los diversos órganos de sus lindas flores, los instrumentos utilizados en la pasión de Cristo: el látigo, los clavos y el martillo. La planta fue introducida en Europa y cultivada como ornamental, hasta que a finales del siglo XIX se descubrió que tenía un marcado efecto sedante sobre el sistema nervioso.Propiedades e indicaciones
Las flores y las hojas de la pasiflora contienen pequeñas cantidades de alcaloides indólicos, flavonoides, diversos esteroles y pectina. No se sabe bien a cual de estas sustancias se debe su acción sedante, antiespasmódica y somnífera (inductora del sueño), aunque lo más probable es que se deba a la combinación de todas ellas. Sus principales indicaciones son:

• Ansiedad, nerviosismo, estrés: Esta planta actúa como un ansiolítico suave, sin riesgo de dependencia o adicción. Es la planta ideal para los que se encuentran sometidos a tensión nerviosa.
• Insomnio: Induce un sueño natural, sin que se produzca depresión o somnolencia al despertarse. Debido a su falta de toxicidad, se puede administrar a los niños.
• Dolores y espasmos diversos: La pasiflora relaja los órganos abdominales huecos, cuya contractura causa dolor de tipo espasmódico o cólico: estómago, intestino (cólico intestinal), vesícula y conductos biliares (cólico biliar), vías urinarias (cólico renal) y útero (dismenorrea). En la práctica, su uso se halla indicado en cualquier tipo de dolor, incluso en las neuralgias.
• Epilepsia: Como tratamiento complementario, la pasionaria permite disminuir la frecuencia y la intensidad de las crisis epilépticas.
• Alcoholismo y drogadicción: Se han realizado interesantes experiencias, administrando pasionaria durante los primeros días de la cura de deshabituación del alcohol, de la heroína y de otras drogas. Esta planta permite que el síndrome de abstinencia, vulgarmente llamado “mono”, sea mejor tolerado y con menor repercusión física sobre el organismo. Su acción sedante hace que, el alcohólico o el toxicómano, soporten mejor el deseo de consumir la droga y puedan superar la ansiedad que ello conlleva. En estos casos es necesario aplicarla bajo control facultativo.

Los Frutos de la pasionaria (granadilla o maracuyá) son ricos en provitamina A, vitamina C y ácidos orgánicos. Son refrescantes y tonificantes. Se recomiendan en caso de agotamiento físico y en la convalecencia de enfermedades febriles o infecciosas.
En las Antillas y Brasil se da una especie de Pasiflora, la Granadilla (Passiflora laurifolia), de flores rojizas, también conocida como maracuyá, parcha, parchita morada, además de granadilla con otros calificativos como hawaiana, de China o morada, siendo ésta especie del género de la Pasiflora más conocida en las Américas.
La Granadilla produce un fruto dulce y algo ácido de sabor “tropical”, con cuya pulpa gelatinosa se elaboran ricos refrescos. El aceite de sus semillas es comestible; sin embargo no se la considera una planta medicinal.

Sinonimia hispánica
Pasionaria, granadilla (blanca), granadilla roja, parcha , maracuyá, parchita morada.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados