Patogenos enemigos del rendimiento en cultivos de sandía

Resultado de imagen para cultivo de sandia

Dentro de la familia de las cucurbitáceas, la sandía posee gran importancia a nivel mundial. Este cultivo es originario de Africa Central y los egipcios antiguos fueron los primeros en cultivarla. El mejoramiento actual de variedades se ha enfocado en obtener tamaños pequeños (tipo personal o mini) y alta puntuación en grados Brix (azúcares).

En el noroeste de México se cuenta con dos ciclos de producción, la cual va dirigida al mercado norteamericano y al nacional. Este cultivo se ve afectado por numerosas plagas y enfermedades, por lo cual el productor tiene que estar muy atento para prevenir y controlar a tiempo estos problemas. La repetición del cultivo en el mismo terreno representa un reto para obtener plantas saludables.

Se han reportado tres patógenos importantes que pueden afectar parcial o totalmente a los rendimientos  Marchitez por Fusarium, Gomosis del tallo y Pudrición por Phythopthora y de los cuales explicaremos sus síntomas, formas de detección y manejo preventivo y curativo.

Marchitez por Fusarium

El hongo causante de esta enfermedad (F. oxysporum) sobrevive en el suelo o en residuos de cosecha de sandía y puede atacar en cualquier etapa de desarrollo del cultivo, aunque los síntomas más fuertes se presentan poco antes de la cosecha. Los primeros síntomas son la presencia de amarillamientos en el follaje y marchitamiento de plantas. Si es la primera vez que se siembra el cultivo, las plantas afectadas están aisladas o en manchones en el campo. El síntoma más típico es la presencia del área del tejido conductor o xilema, el cual presenta un color oscuro, provocado por la invasión del hongo.

La humedad del suelo no es un factor determinante en la enfermedad, pero existe otra especie, F. solani, que produce pudrición de raíces y que sí prolifera al aumentar la humedad del suelo.

Control de Marchitez. Se recomienda no sembrar en ciclos consecutivos cuando haya presencia de este patógeno. Utilice portainjertos con resistencia a Fusarium en lugares infestados. La utilización de compostas y lixiviados aumentan el contenido de materia orgánica, que ayuda a promover microorganismos antagónicos a Fusarium.

La utilización de fumigantes antes de la siembra, sólo reduce las poblaciones del hongo, pero no lo elimina.

Gomosis/ Pudrición negra

Esta enfermedad es causada por el hongo Didymella bryoniae, y está considerada como un patógeno destructivo en cucurbitáceas. En el estado de Texas (Estados Unidos) ha sido reportada en sandía y melón, causando daños severos. Esta enfermedad se reconoce por la presencia de exudaciones en la corona y tallos de sandía, así como por la aparición de una pudrición negra en hojas y frutos. El área de la corona y tallos se observa necrótica.

Se ha considerado más prevalente y severa en áreas tropicales y subtropicales, aunque también se ha reportado en regiones de clima templado. Durante periodos lluviosos, el hongo puede reproducirse rápidamente e infectar las partes aéreas de la planta, lo que resulta en la muerte de hojas.

Control de Gomosis

Utilice siempre semilla o plántulas sanas.

Si se observa en campo, llevar a cabo una rotación por 2 años.

Evite riegos por aspersión.

Si se presentan las condiciones favorables, llevar a cabo un programa de aplicación de fungicidas preventivos y curativos.

Las aplicaciones de estos deben ser antes de la aparición de síntomas.

Pudrición por Phytophthora

El ataque de este patógeno está influenciado por una alta humedad en suelo. Los primeros síntomas son el amarillamiento de plantas aisladas mientras que el avance de la enfermedad se produce en las hileras de las plantas.

Posteriormente al amarillamiento se produce marchitez y en el cuello de la planta se observa una pudrición característica, que se extiende al área radicular próxima al cuello.

Durante el ciclo primavera-verano 2011, observamos la ocurrencia de esta enfermedad en plantaciones de sandía en el noroeste de México.

Este hongo es nativo del suelo y sólo espera las condiciones propicias para su ataque. Sus síntomas son parecidos a los causados por Fusarium, pero la presencia de humedad es importante, así como el patrón de su aparición en el campo. También se observan frutos podridos en campo.

Control de Phytophthora

La mejor prevención es evitar alta humedad en el cultivo.

La aplicación de vermicomposta, compostas y lixiviados, promoverá el desarrollo de organismos antagónicos al hongo causante de la enfermedad.

Si se observan las primeras plantas afectadas, la aplicación de fungicidas sistémicos específicos contra este hongo, reducirá su ataque.

Los cultivos sanos rinden más

La identificación exacta de qué patógenos están causando problemas y muerte de plantas, es de gran importancia para la aplicación del método correcto de control, por lo que es necesario apoyarse con expertos en fitopatología.

Sin duda los hongos descritos en este artículo han sido factores limitantes para la obtención de una cosecha abundante y sana del cultivo de sandía. No permita que esto le ocurra a su cultivo en la próxima temporada.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados