Plagas en frutales: Manejo y control de la Escama San José

La Escama San José es una especie polífaga que ataca frutales de carozo y pomáceas. También se encuentra en plantas ornamentales y forestales, abarcando alrededor de 700 especies, pertenecientes a 35 familias de plantas.


Nombre científico, orden y familia


Diaspidiotus perniciosus (Comstock). Hemiptera: Diaspididae.


Originaria de Asia oriental, se distribuye en numerosas regiones del mundo. En Chile, se encuentra presente desde la Región de Atacama a la Región de Los Lagos.


Esta especie puede producir hasta tres generaciones al año. Da origen a crías vivas, conocidas como “crawlers” o ninfas móviles (Foto 1A), que tienen un cuerpo amarillo muy característico y seis patas para movilizarse.


Al fijar su estilete, se distingue por la formación de un escudete blanco, que corresponde a la secreción de filamentos finos algodonosos, y se le atrofian todos los apéndices motrices (Foto 1B). Luego, pasa al estado de gorrita negra donde el escudo se ennegrece y tiene forma circular (Foto 1C). Es el estado que predomina en el invierno, con una duración de 20 a 60 días, dependiendo de la temperatura.


Foto 1. Estados inmaduros del insecto. (A) Ninfa móvil. (B) Gorrita blanca. (C) Gorrita negra.


   


Como pre adulto se produce la diferenciación entre el macho y la hembra. Las hembras aumentan de tamaño, mantienen su forma circular o periforme y vuelven a mudar. Los escudetes del macho adquieren una forma alargada. El adulto que emerge presenta dimorfismo sexual, es de color amarillo, de aproximadamente 1 mm de largo, con un par de alas y sin aparato bucal. Vive entre uno a dos días en el campo (Foto 2). El escudo de la hembra es gris y de forma circular a ovoidal, pero su cuerpo interiormente es amarillo.


Foto 2. Macho adulto de Diaspidiotus perniciosus.


 


En promedio, vive hasta 70 días, de acuerdo a las condiciones de temperatura existentes (Foto 3).


Foto 3. Hembra adulta de Diaspidiotus perniciosus.


 


Cuando el insecto inserta su estilete, produce halos en la fruta, la que puede deformarse con el desarrollo (Foto 4). También ataca ramas y ramillas, las que bajo elevados niveles de infestación pueden llegar a morir.


Foto 4. Daño producido por Diaspidiotus perniciosus en nectarines.


 


Se recomienda:


• Monitorear el vuelo de los machos adultos con trampas con feromona específica, PC Pherocon SJS.
• Instalar trampas, previo al primer vuelo de los machos. Esto es la segunda semana de agosto, a razón de 1 trampa cada 2 hectáreas.
• Realizar control en postcosecha, en invierno y durante la primera generación. Revisar listado de plaguicidas registrados para especie frutícola y plaga en www.sag.cl.
• En situaciones de infestaciones mayores de D. perniciosus, aplicar sobre las ninfas migratorias programas específicos durante la temporada.
• Cabe mencionar que en Chile existen controladores biológicos, entre los que se encuentran depredadores y parasitoides. Sin embargo, su efectividad no permite disminuir las poblaciones a niveles bajo el umbral económico.


Fuente: www.inia.cl


Imagen de portada: 


www.portalfruticola.com

.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados