Poda las plantas sensibles en otoño

Los meses de septiembre y octubre son los más adecuados para realizar la poda de árboles y arbustos sensibles a la poda porque en esta época las plantas están iniciando su reposo y pierden menos savia, pero además, todavía no hace demasiado frío y las plantas pueden curar bien sus heridas antes de la llegada de las heladas invernales.

Entre las plantas sensibles a la poda se encuentran la mayoría de los frutales de hueso (nogal, almendro, cerezo..), las coníferas y otras especies como arces, hayas, falsa acacia, magnolio… Para consultar si alguno de los árboles de tu jardín es sensible a la poda puedes acceder a su ficha en nuestra Guía de plantas.

La poda de los árboles y arbustos sensibles al recote consiste en realizar podas de formación y mantenimiento ligeras, para no provocar grandes cortes a la planta y favorecer su rápida cicatrización.

La poda de formación se hará realizando recortes que guíen a la planta hacia su forma natural.

La poda de mantenimiento consistirá en eliminar ramas dañadas o mal ubicadas, hojas y flores marchitas, rebrotes no deseados y si fuera necesario, realizar el aclareo de la copa, recortando ligeramente algunas ramas para permitir una mejor aireación.

Accede a la sección de poda para más información sobre este tema.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados