¿Por que cuesta ejecutar lo que se planifica en una empresa agricola?

Antes de responder a esa pregunta, es importante aclarar que la ejecución y la planificación, son fases de la función gerencial. La gerencia, a la que se hace referencia, puede definirse como el arte o la ciencia que implica el manejo de los recursos disponibles, para el logro de un objetivo concreto. Y ese proceso gerencial, para llevarse a cabo, se divide en cuatro fases, a saber: La planificación, la organización, la ejecución y el control.

Una vez aclarado ese aspecto, conviene resaltar que diversos estudios señalan que, a nivel empresarial, alrededor del 90% de los que se planifica no se ejecuta. Dicho con otras palabras, sólo el 10% de lo planificado es ejecutado. Y la explicación a ese hecho descansa en 5 aspectos medulares que mencionaremos a continuación.

[spoiler title=”Leer más”]

1. El 95% de los trabajadores en las empresa no entiende las estrategias que planifican los gerentes.

Uno de los aspectos mas importantes que debemos tener claro en una empresa, es que se planifica desde arriba (los dueños),  pero se ejecuta desde abajo (los trabajadores). De allí, que si lo que los dueños o administradores planifican no es bien entendido por el personal que ejecuta, difícilmente lo planificado y lo ejecutado tendrán coincidencia.

Es por eso que la comunicación con el personal encargado de la ejecución de las labores es muy importante, así como su adecuada capacitación.

2.  El 60% de las organizaciones no relacionan el presupuesto con las estrategias

Es un hecho muy común, que muchos gerentes realicen planes poco realistas, los cuales no se encuentran ajustados al presupuesto de la empresa. No debemos perder de vista que el presupuesto determina los limites de los planes y, por lo tanto, debemos adaptar estos últimos al primero, y no al contrario. El presupuesto es quien decide, como dicen algunos autores.

3. El 80% de las organizaciones no alinean la estructura con la estrategia

Al igual que sucede con el presupuesto, la adecuacion de las estrategias con la estructura es de vital importancia para
lograr el plan. En muchos casos, los planes descansan en actividades y labores que nadie tiene la responsabilidad de realizar, por lo tanto, difícilmente se realizará con éxito.

4. El  70% de las organizaciones no integran los incentivos de la gerencia a las estrategias

Un hecho muy común, es que los planes impliquen la realización de nuevas actividades y funciones para los trabajadores de nuestra empresa. Y en la mayoría de los casos, esas nuevas actividades no traen consigo un incremento de su remuneración.

Si bien es cierto que no siempre es posible incrementar los ingresos de los trabajadores con los cambios de planes, en
muchos casos es factible relacionar el logro de ciertos objetivos con un incentivo adicional. Se trata, en la medida de lo  posible, de crear ingresos variables para los trabajadores, los cuales estén relacionados con su nivel de desempeño en la organización.

Dar mayor cantidad de trabajo, sin remuneración adicional, generalmente crea un ambiente de desmotivación que dificulta el logro de los planes.

5.  El 85% del equipo gerencial gasta menos de 1 hora semanal para discutir sobre las estrategias

Por último, pero no menos importante, se señala como causa de que lo planificado no se ejecute, al hecho de que los gerentes de las empresas, gastan menos de una hora a la semana en discutir acerca de las estrategias.

Tal como lo señala la literatura, la manera óptima de superar las limitaciones en las empresas, es discutir sobre ellas. Y  para ello, en primer lugar, los gerentes deben realizar un diagnóstico apropiado, en el que se desglosen las causas de esas dificultades. Luego de ello, se deben discutir las estrategias a seguir para la superación de las mismas.

Pero, en muchos casos, las tareas diarias y la ejecución sobre la base de las emergencias, dificulta a los gerentes, tomarse el tiempo necesario para discutir sobre aspectos de gran importancia. Se da el caso, de que lo urgente priva sobre lo importante. Y esa realidad que es común en las empresas de los sectores industriales, cobra mayor fuerza en las empresas agrícolas.

Así pues, éstas son las principales razones por las cuales el 90% de lo planificado no se ejecuta.

Conociendo esa realidad, es mas fácil tomar acciones que nos impidan, dentro de nuestra empresa, caer en estos errores tan comunes.

Ing. Agr. Ricardo Castillo López. MSc. Dr.

[/spoiler]

universidadagricola.com

Artículos Relacionados