PP propone una deduccion del 15% por la compra de vehiculos electricos o hibridos

El Grupo Parlamentario Popular ha propuesto este viernes una deducción autonómica en el IRPF del 15 por ciento del valor de la adquisición de un vehículo eléctrico puro, de un vehículo con autonomía extendida o de un vehículo híbrido enchufable con autonomía en modo eléctrico de más de 40 kilómetros para incentivar la compra de este tipo de automóviles no contaminantes con el objetivo de duplicar cada año las actuales adquisiciones –163 vehículos eléctricos puros y 1.964 híbridos en 2017–.


Esta nueva deducción tendría un límite de 4.000 euros y dejaría fuera a los vehículos adquiridos para actividades profesionales o empresariales ya que esas compras están sujetas a un régimen de carácter estatal. Para ello, el Grupo Parlamentario Popular ha registrado una proposición de ley para modificar el decreto legislativo que regula los tributos propios y cedidos con el deseo y la aspiración de que pueda ser debatida y aprobada en el actual periodo de sesiones que tiene pendiente aún una “importante actividad legislativa” y para el que quedan tres plenos.


Por este motivo, el portavoz del Grupo Popular, Raúl de la Hoz, ha reclamado “la mayor celeridad” posible para tramitar una proposición de ley “sencilla” en su formulación que, en su opinión, podría salir adelante por el procedimiento de lectura única para que pueda entrar en vigor “cuanto antes” e incentivar “de forma ordenada y sin prohibiciones” la compra de vehículos eléctricos.


“Esto es una transición progresiva y no traumática”, ha defendido el portavoz del Grupo Popular que ha cargado de este modo contra las medidas del ministerio “de aniquilación energética” para acabar con la venta de vehículos propulsados por combustibles fósiles a partir de 2040, una iniciativa “irracional” y “alejada de todo el sentido común” y que, de salir adelante, supondrá “un mazazo” para el sector automovilístico de Castilla y León, que encabeza la producción de vehículos en España.


“¿Quién va a pensar en comprarse un coche ahora?”, se ha preguntado De la Hoz que ha augurado incluso efectos a corto plazo en las ventas con la consecuente repercusión en la fabricación de automóviles por las medidas “irresponsables e insensatas” del Gobierno de Pedro Sánchez amparadas por la “complicidad” del PSOE de Castilla y León al que ha acusado de haber puesto “una vez más” la “alfombra roja silenciosa de la voluntad aniquiladora del doctor Sánchez” mientras su portavoz, Luis Tudanca, se entretiene en “excusiones” a otras comunidades.


Esta nueva deducción tendría un límite de 4.000 euros y dejaría fuera a los vehículos adquiridos para actividades profesionales o empresariales ya que esas compras están sujetas a un régimen de carácter estatal.

De la Hoz ha advertido a los socialistas de que la lucha contra el cambio climático no se consigue cerrando las térmicas ni con prohibiciones, como las restricciones de los coches contaminantes en las ciudades de más de 50.000 habitantes –todas las de Castilla y León–, a la que el ‘popular’ se ha opuesto radicalmente.


Al contrario, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha abogado por una planificación global que piense en el medio ambiente, en los ciudadanos y en el precio de la energía y ha reivindicado el desarrollo de alternativas previas a cualquier delimitación. “Frente al modelo de la prohibición y de la subida del impuesto al diesel el PP apoya a los fabricantes”, ha asegurado De la Hoz en la presentación de la nueva deducción autonómica cuya cuantificación correrá a cargo de la Junta cuando emita el informe sobre esta proposición de ley.


De la Hoz se ha mostrado convencido de que la propuesta planteada por el PP es “eficaz, razonable y sensata” ante la “radicalización” de las propuestas en materia de transición energética del Gobierno de la nación.


Por otro lado, el Grupo Parlamentario Popular ha registrado una segunda proposición de ley para modificar los presupuestos de la Comunidad de 2018 para que el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) pueda suscribir una nueva operación de crédito con el Banco Europeo de Inversiones (BCE) por un importe máximo de 30 millones de euros ya que se han agotado prácticamente en su totalidad los 75 millones del anterior préstamo destinado a financiar proyectos promovidos por pymes y empresas de mediana capitalización caracterizadas por su liderazgo innovador e investigador, entre otros.


Según ha explicado el portavoz de Hacienda en el Grupo Popular, Salvador Cruz, la “magnífica acogida” y el “rotundo éxito” de esta medida implementada desde hace poco más de un año hace aconsejable un aumento del crédito que se podría ampliar en función de la normativa sobre estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.


Cruz ha defendido esta medida de apoyo a las pymes frente al “infierno fiscal” del Gobierno socialista. Estas dos proposiciones de ley del PP se suman a otra presentada por el grupo mayoritario para modificar la Ley de Urbanismo con el objetivo de dinamizar la minería no energética de la Comunidad y, con ello, contribuir a la creación de empleo y luchar contra la despoblación.


Por: ECOticias.com / Red / Agencias

.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados