Productividad y mejoramiento genetico: pilares para atender el desafio de alimentar al mundo

El Premio Mundial de Alimentacion 2014, Sanjaya Rajaram, puntualizo las acciones que debe ejecutar el sector agricola para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional, en una conferencia organizada por el IICA.

A diario 800 millones de personas en el mundo carecen de alimentos. Incrementar la productividad agricola y fortalecer programas de mejoramiento genetico forman parte de las soluciones para reducir esta cifra y hacerle frente a un reto cada vez mas desafiante: alimentar al mundo.

Estas son algunas de las conclusiones de la conferencia: Una respuesta global para lograr los objetivos de desarrollo sustentable y enfrentar el cambio climatico, efectuada en la sede central del Instituto Interamericano de Cooperacion para la Agricultura (IICA), en Costa Rica.

El cientifico y fitomejorador, Sanjaya Rajaram, ganador del Premio Mundial de la Alimentacion en 2014, fue quien dio la ponencia, y junto a autoridades del Instituto y el Ministro de Ganaderia, Agricultura y Pesca de Uruguay, Tabare Aguerre, analizaron las principales acciones que debe implementar el agro para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional en el mundo.

“Se requiere de intervenciones en materia de fitomejoramiento dirigidas a aumentar la productividad de los cultivos. Necesitamos mas inversion en tecnologia de hibridos. Los cultivos modificados geneticamente estan disponibles para los pequeños productores, quienes no precisan tecnologias diferentes, sino, una forma distinta de comunicarselas”, afirmo Rajaram.

Ademas del Premio Mundial de la Alimentacion, el especialista ha recibido 98 distinciones y premios, como la Presea del Estado de Mexico 2016, en reconocimiento a sus contribuciones a la investigacion sobre la produccion y el mejoramiento del trigo y a su sobresaliente trayectoria profesional como investigador de dicho cultivo a nivel mundial.

Aparte de fortalecer los programas de mejoramiento genetico, los conferencistas coincidieron en que es fundamental adaptarse al cambio climatico, mantener el carbono en el suelo, los bosques y los oceanos, complementar la agricultura moderna con la organica y dotar a la agricultura familiar de invocacion y tecnologia, para garantizar el alimento al mundo.

“Fortalecer los programas de mejoramiento genetico es la base para afrontar, con base en el conocimiento, este reto que aun estamos entendiendo en toda su dimension. Hay que seguir apoyando a la agricultura familiar porque a traves de ella podremos impactar en la seguridad alimentaria en mayor proporcion, incrementar rendimientos, incorporar hibridos, mejorar las razas criollas y transferir conocimiento de forma mas practica para vincularlo con las decisiones politicas, solo asi se sorteara este gran reto”, agrego el Director General del IICA, Victor M. Villalobos.

Y es que, segun Rajaram, la poblacion mundial actual es de 7 300 millones, y para el 2050 se incrementara a 9 720 millones. La agricultura esta en capacidad de hacerle frente a la responsabilidad de dotar de alimento a esta cantidad de personas, siempre que se aumente la produccion de cultivos a un ritmo del 1,6 % por año. Actualmente alcanza solo el 1 %.

“A modo de ejemplo, produccion mundial de trigo se halla entre 700 y 800 millones de toneladas. En 2050 la demanda sera de 1000 millones”, aseguro Rajaram.

Para el ministro Aguerre, el problema de la seguridad alimentaria, de la agricultura y de mantener el carbono organico de los suelos, que incide en la productividad, tampoco se resuelve en los ambitos de la politica publica agropecuaria.

“Los Estados tienen que desarrollar de forma comprometida enfoques donde los bienes publicos tienen que contribuir a equilibrar aquellas cosas que el mercado por si solo no logra, todo nuestro empeño tiene que estar en ese camino”, comento.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados