Proteger el huerto del frío y de las heladas tardías

Es muy habitual que alguna helada tardía nos sorprenda cuando ya hemos realizado las siembras y trasplantes de hortalizas al huerto exterior.

La mayoría de hortalizas de primavera y verano pueden sufrir daños importantes que reduzcan la cosecha y si tenemos que volver a sembrar plantas nuevas puede ser demasiado tarde para que de tiempo a obtener cosecha de tomates, pimientos y otras hortalizas de ciclo largo.

Por lo tanto, durante la primavera debemos estar siempre atentos y preparados para poder proteger el huerto y en especial a las hortalizas más sensibles al frío en cualquier momento.

Para proteger el huerto del frío podemos usar:

Acolchados: Es conveniente poner una capa de mulching o acolchado alrededor de las plantitas protegiendo los tallos y raíces de las hortalizas hasta bien avanzada la primavera. Además de mantener el calor del suelo, evitará el nacimiento de malas hierbas que compitan con las jóvenes hortalizas recién sembradas.Campanas de vidrio o de plástico transparente: Durante las horas o días en los que las temperaturas sean demasiado bajas, podemos cubrir las plantitas con una campana de vidrio o con una garrafa grande de plástico transparente, las que se usan normalmente para agua. Recortando su base y quitando el tapón improvisaremos una cubierta protectora que evitará daños en las plantas. Por la noche ponemos cubrir las campanas con telas para mantener mejor el calor acumulado.Túneles de plástico: Para proteger bancales o zonas amplias es útil utilizar lonas de plástico formando túneles. Podemos fabricar estos túneles nosotros mismos utilizando tubos de hierro curvados sobre los que colocar un plástico tensado. Ajustaremos su altura a la de las hortalizas que necesitemos proteger y su anchura a la del bancal o zona a cubrir.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados