Qué es y qué hace un ingeniero agrónomo?

En que se involucra la ingeniería agronómica.

 

La ingeniería agronómica es una carrera que posee una alta responsabilidad social, puesto que está muy involucrada con una de las mayores interrogantes y preocupaciones de la sociedad actual: ¿cómo poder alimentar a una población en permanente crecimiento?. La respuesta a esta pregunta, sin duda, es aumentar la producción de alimentos, problemática que se ha abordado mediante dos vías que no son excluyentes:

  1. Aumentar la productividad
  2. Aumentar la frontera agrícola

La ingeniería agronómica presenta una alta complejidad, debido a la cantidad de áreas de conocimiento que se deben abordar para un óptimo desempeño profesional. Existen tres ejes básicos de la ingeniería agronómica: un eje biológico, un eje ingenieril y un eje basado en relaciones de producción que pudiéramos denominar eje económico. Difícilmente se podrá conseguir otra carrera profesional en que sea necesario el desarrollo de ejes del conocimiento tan disímiles. Un ingeniero agrónomo debe tener nociones de ciencias básicas como biología, matemática, física y química, para luego desarrollar su conocimiento en botánica, fisiología vegetal, producción animal, producción vegetal, topografía, nutrición animal, entomología, microbiología, genética, ecología, riego y drenaje, maquinaria e implementos agrícolas, construcciones rurales, climatología agrícola y diversos aspectos relacionados con los suelos. A esta cantidad de disciplinas tan disímiles, deben sumarse los conocimientos que se deben tener en economía, desarrollo rural y administración de empresas. Ante tal abanico de disciplinas que un ingeniero agrónomo debe manejar, se puede entender como estos profesionales ocupan con éxito diversos nichos del mercado laboral.

En la actualidad se requiere que un ingeniero agrónomo sea integral y tenga la posibilidad de desarrollar muchas de las nociones de conocimiento ya mencionadas. Gracias a la versatilidad en su formación, puede desempeñarse en los siguientes ámbitos:

  1. Asesoría
  2. Investigación
  3. Producción
  4. Formación de recursos humanos

Dentro de la asesoría, se puede señalar como principal campo de trabajo desarrollado por el agrónomo la asistencia técnica, bien sea antes del proceso agrícola (labores de planificación agrícola, diseño de instalaciones, establecimiento de prácticas de conservación de suelos y aguas, venta de semillas, de animales, estudios de costo), durante el proceso agrícola (fertilización, aplicación de riego, aplicaciones y venta de agroquímicos, manejo de rebaños) y después del proceso agrícola (postcosecha, comercialización). Esta asistencia técnica va orientada a mejorar la eficiencia del proceso productivo para así incrementar la productividad. A este tipo de trabajo se debe sumar lo que es la asesoría a organismos relacionados con la agricultura que dictan macropolíticas para mejorar la agricultura y el nivel de vida de los agricultores (tal como la FAO, Food and Agriculture Organization, o a organismos del Estado que tengan bajo su responsabilidad la conducción de las actividades agropecuarias) así como a empresas privadas que requieren profesionales con profundos conocimientos de la agricultura, como por ejemplo empresas de software y aplicaciones informáticas orientadas al sector agrícola.

La investigación desarrollada por el ingeniero agrónomo es fundamental para superar limitantes de producción, es decir, la conceptualización de la investigación que desarrolla es netamente aplicada, con miras a resolver un problema, bien sea de índole genético o ambiental, que esté interfiriendo en la obtención de óptimos resultados de una unidad de producción particular o de algún rubro agrícola. Un buen agrónomo siempre será investigador, bien sea por trabajar en instituciones dedicadas a la investigación, o bien sea porque debe probar y confirmar lo adecuado o no de desarrollar determinadas prácticas agronómicas en una localidad. Es necesario destacar que la agricultura es un proceso local, y por tanto pocas veces las generalizaciones tienen éxito: lo que resulta bien en una localidad no tiene por qué resultar igual de bien en todas las localidades, ya que los ambientes siempre serán distintos debido a la variabilidad de suelos y de clima.

Es posible que el ingeniero agrónomo se dedique en forma directa a un proceso productivo, bien sea de rubros vegetales o animales El ámbito productivo debe ser tomado con mayor consideración puesto que podría haber un significativo aporte a la productividad agrícola al aplicar el conocimiento adquirido a los procesos productivos. El mayor reto del ingeniero agrónomo que se dedica directamente a la producción es el de lograr llevar de la mano la teoría con la práctica, y no caer en la tentación de no innovar, de no explorar, de no investigar, ya que de hacer su proceso productivo como siempre se ha hecho indudablemente no podrá resultar en la mejoría del proceso.

Para poder desarrollarse profesionalmente en cualquiera de los ámbitos ya mencionados, es condición indispensable una óptima formación técnica la cual debe ser impartida por ingenieros agrónomos, especialistas en las distintas áreas del conocimiento; se presenta así otra oportunidad en el desempeño laboral de estos profesionales.

Adicionalmente a la formación técnica, es necesario que el ingeniero agrónomo, para un correcto desempeño, maneje dos elementos que están presentes en los ámbitos descritos, para así lograr un máximo aprovechamiento de sus funciones profesionales, tanto para él como para sus usuarios; estos elementos son la permanente ACTUALIZACION y la GERENCIA.

Ante el gran volumen de información que se genera en el mundo, en las distintas áreas del conocimiento que conforman la Ingeniería Agronómica, es indispensable para mantenerse actualizado, que se manejen el INGLES, como idioma técnico universal, y la COMPUTACION, como poderosa herramienta que permite una gran rapidez al momento de generar información. Ambas herramientas permitirán una estrecha interacción con otras instituciones, lo cual es una vía expedita para estar al tanto de los últimos avances que se están dando a nivel nacional e internacional, de algún aspecto en particular. Actualmente las redes sociales pueden potenciar en gran medida este flujo de información.

Sea cual sea el ámbito en el cual se desarrolla el agrónomo, es imprescindible que él maneje los elementos básicos de la GERENCIA, ya que la toma de decisiones está permanentemente presente, bien sea como asesor, investigador, productor, formador de recursos humanos o, por supuesto, en puestos de corte gerencial per se.

Todos los elementos mencionados, formación técnica, actualización y gerencia, deben venir dados por un permanente contacto y amplio conocimiento del entorno en el cual desempeñe sus funciones, es decir, sea cual sea el campo laboral que esté explorando el agrónomo, se hace indispensable un exhaustivo conocimiento del ambiente en el cual trabaja y el impacto que sobre este tendrán cada una de sus acciones. Poder unir en el campo la experiencia del productor con la formación técnica del ingeniero agrónomo, como conocimientos complementarios y no como una competencia para saber quién lo hace mejor, tiene que dar resultados concretos que mejoren la productividad y la gestión integral del proceso productivo.

Un profesional con una excelente formación técnica, un sólido conocimiento de inglés y computación, un manejo adecuado de elementos gerenciales, y un conocimiento general de una serie de agroecosistemas, debe ser lo suficientemente competitivo para afrontar cualquier reto profesional en cualquiera de los ámbitos en que se desempeñe, para así cumplir con la misión para la cual fue formado: contribuir directa o indirectamente con el incremento de la producción de alimentos, en forma sostenible.

Ing. Agr. Hernán E. Laurentin T. (M. Sc., Ph. D.)

universidadagricola.com

Artículos Relacionados