Recuperando la capa de ozono

La capa de ozono prosigue el camino hacia su recuperación total. Así se confirmó en la última “Evaluación científica del agotamiento de la capa de ozono”, documento presentado el pasado 5 de noviembre en Quito y que constituye la revisión cuatrienal realizada por el Panel de Evaluación Científica del Protocolo de Montreal.


En el mismo se evidencia que, en partes de la estratosfera, la capa de ozono, cuya función es proteger la vida en la Tierra de los efectos dañinos de los rayos ultravioleta procedentes del sol, se ha recuperado a una tasa de 1-3% por década desde el año 2000. A las tasas proyectadas, el hemisferio norte y el ozono de latitud media se recuperarán por completo para 2030. Le seguirá el hemisferio sur en 2050 y las regiones polares en 2060. Unos pronósticos que, en todo caso, acreditan el éxito del tratado ambiental alcanzado en Montreal el 16 de septiembre de 1987.


Por su parte, la Enmienda de Kigali al protocolo, que entrará en vigor el próximo 1 de enero, y que ya ha sido ratificada por 58 partes, exige que los países reduzcan la producción y el consumo proyectados de HFC en más de un 80% durante los próximos 30 años. Los HFC son gases contaminantes que se han utilizado en refrigeradores, aires acondicionados y otros artículos similares como reemplazo a las sustancias que agotan la capa de ozono.


Si bien representan en torno al 1% del total de los gases de efecto invernadero, su impacto puede ser cientos o miles de veces mayor que el del dióxido de carbono, acelerando el calentamiento global y el cambio climático. Los autores de la Evaluación referenciada aseguran que es posible evitar hasta 0.5ºC de calentamiento global este siglo a través de la implementación de esta Enmienda, circunstancia que viene a reafirmar su contribución a ese gran objetivo de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2ºC.


Se considera así que el total cumplimiento de la misma reduciría el calentamiento global causado por los HFC en aproximadamente la mitad entre hoy y el año 2050. Estos hallazgos tienen lugar poco después del lanzamiento de un informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) en el que se recoge que sólo quedan 12 años para limitar el calentamiento global en 1.5ºC, evidenciando las drásticas diferencias entre dos escenarios: 1.5ºC y 2ºC.


En el mismo se evidencia que, en partes de la estratosfera, la capa de ozono, cuya función es proteger la vida en la Tierra de los efectos dañinos de los rayos ultravioleta procedentes del sol, se ha recuperado a una tasa de 1-3% por década desde el año 2000.

Si bien es cierto que las emisiones de dióxido de carbono constituyen los gases de efectos invernadero que contribuyen en mayor medida al calentamiento global, no menos cierto es que también se puede ayudar a combatir el cambio climático reduciendo otros gases, incluyendo los HFC. “Cada contribución es importante”, señaló Petteri Taalas, Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).


Para más información: Sogama


Por: ECOticias.com / Red / Agencias

.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados