Regenerar un pastizal, asunto de bienestar para el ecosistema

Evitar el uso de agentes contaminantes sobre el suelo y aprovechar al máximo las heces de los semovientes, son 2 aspectos esenciales para obtener pastizales de buena calidad.

Los suelos sometidos a los constantes arados, quemas indiscriminadas, agroquímicos y tóxicos, tienen muy poca vida. Por esa razón el primer paso para regenerar los pastizales es estimular toda actividad biológica posible. (Reportaje: División Sostenible de Praderas: estrategia integral en pro del ambiente)

Los organismos necesitan humedad, sombra y hasta oscuridad para poder desarrollarse, por esa razón se debe permitir que el suelo desarrolle cobertura. Ahí las plantas arvenses cumplen un papel importantísimo, ya que por lo general son las primeras en colonizar los espacios.

Este proceso se puede acompañar con un manejo racional del pastoreo e iniciativas bien planificadas para biodiversificar la composición de la pradera, pues eso permitirá la aparición de algunas especies de leguminosas y pastos naturales.

Según explicó Oscar Jiménez, ingeniero agrónomo e integrante del equipo de Cultura Empresarial Ganadera, el aporte de material orgánico que va a generar el ganado en forma de excretas estimulará el reciclaje de nutrientes, los organismos del suelo se van a encargar de descomponer y aprovechar toda la fracción orgánica que a su vez pasa a ser fertilizante para el pasto. Mientas que las arvenses inician un ciclo de vida donde se benefician unos de otros. (Lea: Rotación de potreros, herramienta para incrementar la producción)

Añadió que en la medida que los animales añaden más heces al suelo, va creciendo la producción de forraje, así incrementa paulatinamente la cantidad de animales en el terreno, es decir, se ajustan las cargas animales para mantener una óptima nutrición de la fauna del suelo y a través de este, también de las praderas.

“Al momento de pastorear es importante tomar en cuenta los periodos de reposo que necesita la pradera de cada parcela o potrero, ya que cuando se trata de regenerar pastizales estos tiempos de reposo deben de ser un poquito más extensos de lo normal para permitir a los pastos producir floración y por ende semillar”, argumentó.

En ese sentido también se pronunció Michael Rua Franco, zootecnista de la Universidad de Antioquia, especialista en Nutrición Animal de la U.D.C.A, quien aseveró que el excremento del ganado juega un papel esencial, ya que sus excrementos ayudan a la recomposición del suelo, por lo que es necesario que los animales tengan todas las facilidades en materia de agua y comida para que los orines y desechos se acumulen; logrando que aporten la materia orgánica y la hidratación del suelo para lograr la recuperación del pastizal. (Lea: Planificación forrajera, herramienta al servicio del ganadero)

“Habría que hacer grandes aportes en materia orgánica y tras eso realizar el proceso de sembrado de especies nativas, las cuales pueden ayudar a que los ecosistemas también se recuperen y regresen a su hábitat natural”, remató.

Evitar el uso de herbicidas, insecticidas, fungicidas e incluso controlar los desparasitantes que se usan en los animales de pastoreo es fundamental para permitir la permanencia de los organismos del suelo.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados