Riego controlado por luminosidad total en invernadero

Los productores deberían considerar su estrategia de riego diaria en cuatro
(4) periodos diferentes. Como norma, nunca inicie la primera sesión de riego del
día hasta que las plantas estén transpirando activamente y tomando agua.
Si inicia la sesión de riego demasiado temprano por la mañana, habrá un alto
riesgo de que los frutos se agrieten o revienten. En Mexico, consideren aplicar
la primera sesión de riego del día de una a una hora y media después del
amanecer o cuando se hayan acumulado de 125 a 150 julios de luz. Si inician el
riego cuando la humedad en el invernadero es superior a 80% también se
incrementa el riesgo de agrietamiento de frutos, ya que las plantas no van a ser
capaces de transpirar activamente.

El segundo periodo de riego del día es para suministrar oxigeno a las raíces,
proporcionando a las plantas una influencia vegetativa (muy importante en
Mexico) y para controlar la CE y el pH en la zona de la raíz. Durante este
periodo, el productor también puede reducir la CE de la solución nutritiva en
0.3 mS de manera lineal.
No establezcan la reducción del valor de CE solamente en base a la luz, ya
que la CE en el sustrato sería demasiado baja al final del día, con el
consecuente riesgo de que se produzca agrietamiento de frutos. El valor objetivo
de CE en la solución nutritiva es de 2.6 a 2.9 mS aproximadamente y el de la
solución de drenaje entre 3.1 y 3.5 mS y pH de 5.5 a 6.0.
Estos valores proporcionarán frutos de buena calidad sin sacrificar su
tamaño. Durante el segundo periodo de riego del día, el productor debe regar con
mucha frecuencia para suministrar el oxígeno suficiente a las raíces. Recuerden
que el oxígeno no es suministrado a las raíces a través del agua de riego, sino
que sólo penetra en el sustrato a través del proceso de drenaje.
En este periodo el productor debe establecer el valor de luminosidad total de
inicio de cada sesión de riego en 45 julios, de manera que la frecuencia de
riego en un día radiante y soleado será de 11 a 14 minutos con un volumen de 75
a 80 mL por gotero. Establezca el periodo mínimo y máximo entre riegos (el
mínimo y máximo posible de minutos entre ciclos de riego) en 10 y 40 minutos
respectivamente, con el fin de permitir al sistema de riego realizar su trabajo
tanto en días soleados como nublados.
Durante este periodo, el porcentaje de drenaje podría ser de 40 a 50%, pero
esto es indispensable para la buena salud de las raíces y para proporcionar unos
valores de CE y pH estables en la zona de la raíz durante el momento más cálido
y soleado del día.
Durante el tercer periodo del día (por la tarde) la CE en la solución
nutritiva comenzará a ascender a medida que la intensidad luminosa desciende
gradualmente. Estas posiciones serán automáticas y estarán controladas por el
sistema computarizado. Utilice una posición de luminosidad total mas alta
(quizás 55 julios) para reducir la frecuencia de riego.
Sin embargo, también debe utilizar un volumen de riego más alto en el segundo
periodo para compensar posibles condiciones de CE y pH no deseadas en el
sustrato.
En Mexico, la última sesión de riego de la jornada depende en gran medida de
la temperatura en el invernadero. Debe continuar las sesiones de riego del
tercer periodo hasta que la luminosidad total sea de 150 julios aproximadamente
o la temperatura en el invernadero comience a descender por debajo de 25C. A 25C
las plantas están transpirando completamente y empleando agua incluso cuando el
nivel de luz desciende. En esta temporada del año, el productor debe procurar
que el contenido de agua en el sustrato no descienda demasiado durante la
noche.
El cuarto periodo de riego del día (entre el ocaso y el alba) es usado en
raras ocasiones. Deben evitarse sesiones de riego nocturnas para prevenir
agrietamiento de frutos. Si se aplican sesiones de riego por la noche, su
volumen debe ser pequeño (menos de 90 mL/gotero) y deben ser aplicadas al menos
4 horas después de la última sesión de riego del tercer periodo.

 

El drenaje promedio de 24 horas objetivo en esta época del ano será de 25 a
30% aproximadamente. La cantidad de agua aplicada a los tomates de invernadero
en esta época del año es de 6.0 a 6.75 L/m2 aproximadamente, persiguiendo un
consumo por la planta de 4.2 a 4.7 L/m2. Cuanta más agua se suministre a las
plantas, mas agua van a consumir. Esto proporcionara un 30% de drenaje
aproximadamente.
universidadagricola.com

Artículos Relacionados