Sepa la diferencia entre la yuca amarga y la dulce

Ambas se diferencian por su tallo. La  amarga lo suele tener más rojo y a la hora de cocinar tarda en ablandar y se torna más amarillenta de lo normal. Lee más…

 Milagros Palomares

En una verdadera amenaza se ha convertido la yuca en la mesa de los venezolanos, ante la  escasez de harina de maíz para preparar las tradicionales arepas. En los últimosocho meses, medios digitales han reportado 19 personas fallecidas en todo el país por consumir yuca amarga debido a las altas concentraciones de cianuro que esta posee.

Una  víctima cobró  en Maracaibo la yuca amarga: una mujer de 51 años, identificada como Ángela Rosa Luzardo murió la madrugada de este sábado 21 de enero tras consumirla, reseñó el Diario Panorama. Y el pasado lunes 20 de febrero, un mes después, cuatro miembros de una familia y una vecina, residenciados en Catia, Caracas, murieron tras ingerir la yuca amarga. Y a principio de marzo se reportaron dos casos más. Una niña de dos años, en Sabana de Mendoza, estado Trujillo., y otro bebé en Maracaibo, Zulia.

Lee también: Gobernación del Zulia explicará en las comunidades cómo reconocer la yuca amarga

“Se conoció que la mujer comió el alimento y a las pocas horas comenzó a sentir malestar, y fue trasladada al Hospital General del Sur en la noche de este viernes 20 de enero. No soportó la intoxicación por cianuro y acetona y murió a la 1:00 am”.

Ante esta situación, la ingeniera agrónomo Mariluz Fernández, explicó a Vida Agro cuál es la diferencia entre la yuca amarga y la dulce,  para que los consumidores estén alerta:  “La mejor manera de identificarla es conociendo las diferencias entre la amarga y la dulce. La yuca amarga tiene la corteza más gruesa, más dura y a la hora de pelarla es más difícil quitar su concha“.

El tallo de la planta  amarga es rojo, a diferencia de la yuca dulce

Fernández detalló otra característica de advertencia: “También se diferencian por su tallo. La  amarga lo suele tener más rojo y a la hora de cocinar tarda en ablandar y se torna más amarillenta de lo normal“.

El profesor y exdecano de la Facultad de Agronomía de LUZ, Werner Gutiérrez, acudió al llamado de Vida Agro para concienciar a la población sobre este rubro y asimismo ofreció las precauciones al preparar yuca para su consumo. 

Coincidió con Fernández al explicar que “externamente las raíces tuberosas de la yuca dulce y amarga son muy similares. Sin embargo, la yuca amarga es de corteza más gruesa y de muy difícil desprendimiento”.

Adicionalmente, Gutiérrez señaló que generalmente “la yuca dulce se ablanda a los pocos minutos de cocción en agua hirviendo, mientras que la yuca amarga necesita para ablandarse tres o cuatro veces el tiempo de cocimiento que la dulce. La yuca amarga se puede diferenciar por presentar un color amarillento en el centro ya una vez cocida, y por supuesto, por el sabor amargo que percibe quien la ingiera desde que se introduce el primer bocado”.

El profesor Gutiérrez acotó que “aun cuando lo aconsejable es no adquirir yuca amarga para consumo, si por necesidad una persona se ve obligada a hacerlo, lo recomendable para eliminar la toxicidad de la misma, es hirviendo las raíces varias veces, teniendo la precaución de deshacerse del agua, y cambiarla por agua fresca, repitiendo este procedimiento por lo menos tres o cuatro veces”.

Recomendado: Imprecisiones y falsedades sobre la yuca amarga

“De los 11 fallecidos hasta enero, ocho eran niños menores de 11 años, dos eran adolescentes y el otro un adulto. Cinco de estos decesos ocurrieron en Maturín, la ciudad con más casos reportados; uno en Valles del Tuy, estado Miranda; otro más en Tinaquillo, estado Cojedes; otro en Barquisimeto, estado Lara; y tres en el estado Anzoátegui, dos en El Tigre y uno en la población rural de Bergantín, donde se registró el caso más reciente este 20 de enero”, publicó el portal de noticias El Pitazo.

Un representante de Fedeagro, Rafael Sucre, en el estado Monagas, alertó a este mismo medio digital que en los últimos meses se ha incrementado el número de robos a los sembradíos de yuca amarga en la región. “La semana pasada fueron robadas 52 hectáreas, casi 600 toneladas de yuca amarga, las cuales van dirigidas a ventas clandestinas, de personas inescrupulosas que ponen en peligro la vida de los ciudadanos”.

Recomendado: Imprecisiones y falsedades sobre la yuca amarga

universidadagricola.com

Artículos Relacionados