Tipos de riego en invernadero

Para poder comenzar a hablar sobre los tipos de riego en invernadero, la
mayoría de las personas que se dedican a los cultivos en general y especialmente
en invernaderos, deberán saber que hay muchos sistemas y tipos de riego en
invernadero. Uno de los más conocidos y usados para este tipo de tarea, son los
micro aspersores, que son populares por que alcanzan una distancia de casi 2
metros dependiendo de la presión que tenga el tipo de boquilla que se utilice.

Uno de los micro aspersores que utilizan generalmente para efectuar el riego en
invernadero, son los emergentes, los cuales salen desde el suelo cuando se abre
el paso del agua, y al cerrar el paso vuelven a meterse dentro del suelo; este
sistema es muy bueno e interesante, puesto que no hay que estar conectando y
desconectando una manguera cada vez que se quiera regar.
Y además no molesta estando tirado por ahí, como suele pasar con las
regaderas, baldes o mangueras que cuelgan desde las canillas. Hay otro clase de
aspersores que son menos preferentes para los tipos de riego en invernadero, por
lo explicado anteriormente, estos aspersores son los móviles, se colocan en la
punta de una manguera y se van moviendo de un lado al otro.

 

Este estilo de riego en invernadero por medio de los micro aspersores, son
los más elegidos para regar mejor los suelos de texturas arenosas, porque pueden
cubrir más cantidad de superficie y son óptimos para regar las flores pequeñas,
los rosales o las zonas de menor espacio. Podemos apreciar otro sistema de riego
en invernadero, que es a través de difusores. Estos accesorios de riego son
parecidos a los aspersores, utilizándolos en el riego de las partes más
apretadas o pequeñas del invernadero. Este modelo tiene algo así como un
tornillo en el extremo de su boquilla para regular el chorro de agua
manualmente; por lo tanto la presión del agua dependerá del paso que uno mismo
le dé en su regulación. Podemos decir entonces que, los tipos de riego en
invernadero para cultivos mas utilizados son los aspersores y todas sus
diferentes variedades.

 

¿Qué otros tipos de riego en invernadero hay?

 

Un método más usado en estos últimos tiempos para aprovechar mejor los tipos
de riego en invernadero, es el de tipo subterráneo. Este sistema se hace
perforando las tuberías que se entierran a una profundidad entre 10 y 50 cm.,
dependiendo si el suelo es más arenoso o arcilloso. Este estilo de sistema de
riego en invernadero, tiene el mérito de que no está expuesto o visible al aire,
eso hace que quede más estético a la vista, y también que tiene menor pérdida de
agua, y eso es muy bueno para ahorrar la misma. Pero una desventaja es que si no
está bien hecha esta instalación de este sistema de riego en invernadero, pueden
llegar a taponarse con cal u otros elementos, los orificios por donde sale el
agua, o a veces son las raíces que se agolpan en las tuberías, y para evitar
esto, hay que utilizar algún herbicida en ocasiones.
Un sistema de riego en invernadero que también suele tener bastante ahorro en
cantidades de agua, es el riego por goteo, logrando mantener la humedad
constante del suelo en un mismo nivel, sin provocar el estancamiento ni charcos
de agua. Este método es utilizado localizando el agua al pie de cada planta. Hay
dos modelos en el mercado de estos tipos de riego en invernadero, que son los de
botón y los integrados.
Los de botón se aplican en la tubería, y los integrados
ya se hallan en la misma tubería. Estos son los más utilizados comúnmente, o sea
los integrados no compensados, porque son más económicos y sencillos de
conseguir. Este tipo de riego en invernadero, tiene una desventaja que es que se
atasca fácilmente, por eso necesita tener un buen filtrado. Por este medio de
riego, se utiliza agua salina para que aporte una cantidad de agua extra, eso
hace que se laven las sales que hay en las zonas más profundas ya que va por
debajo de las raíces.

 

Otra virtud que presenta este sistema de riego en invernadero, es que es muy
apto para aplicar los fertilizantes disueltos en el agua, lo que permite que
lleguen directamente a la raíz y la planta. Otro sistema de riego en invernadero
que se puede agregar a esta lista, es el riego con manguera. Este sistema es,
como lo dice su nombre, por medio de una manguera, pero no se recomienda para
los invernaderos, por el motivo de que al ser un sistema manual, lo tiene que
hacer una persona especialmente, y eso le demandaría mucho tiempo sin poder
hacer otra actividad, y a eso se le suma que por este medio, no se puede lograr
una uniformidad en el riego en general, porque el agua cae en unos lugares más
que en otros.
Pero si no es factible tener otra forma de regado, y se tiene que
usar una manguera si o si, se recomienda comprar alguna que esté hecha de un
material que no se doble, para evitar los pliegues y que no interrumpan o
cierren el paso del agua y no se vea dificultada la movilidad de la persona
encargada de esa actividad. Por ello es que según la clase de cobertizo que
tengamos, los tipos de riego en invernadero serán diferentes.
universidadagricola.com

Artículos Relacionados