Todo sobre las fibras

Las fibras es un punto que debemos tener muy en cuenta en nuestra alimentacion. Conocer que alimentos son los que las aportan a nuestro organismo y que clases de fibras hay.

Para empezar existen dos tipos de fibras, las “insolubles” y las “solubles”.

Las insolubles, muy faciles de ubicar, son las que justamente como nos indica su nombre no se disuelven dentro de nuestro organismo. Lo que hacen es actuar como sustancia de “arrastre” y limpiar nuestro intestino. De este modo, nos ayudan a evitar trastornos intestinales como: constipacion, hemorroides, diverticulos, y otros.

La celulosa es la que representa a la fibra insoluble, la encontramos en todos los cereales integrales (clases de arroz, panes, etc.), hortalizas crudas, hortalizas de hoja, legumbres, especialmente en esparragos y en el apio, al igual que en las frutas, particularmente en las que se consumen con cascara.

La fibra soluble, tiene como mecanismo, mezclarse con el agua o con los jugos intestinales y asi se convierte en gel, ingresando a lo mas profundo de nuestro organismo. De esta forma logra una reduccion de la asimilacion del colesterol a los alimentos por el tubo digestivo, absorbiendo las sustancias que de lo contrario el higado utilizaria para producir colesterol.

A su vez, regula los niveles de azucares en sangre, por lo que es importante para los casos de diabetes.

Los alimentos que tienen gran proporcion de fibra soluble son las legumbres, entre las que se encuentran las lentejas, los porotos, las arvejas, los garbanzos, el salvado de avena, el germen de trigo, las cruciferas como el brocoli, la coliflor, y en menor medida el repollo y los repollitos de bruselas, la zanahoria, la batata, las frutas deshidratadas como las ciruelas secas, las pasas de uvas, los orejones, y la pectina presente en las semillas y cascaras de los citricos, manzanas y en las mermeladas.

Cuando un alimento posee mucha fibra soluble tambien tiene una alta proporcion de la insoluble, por los que en realidad se obtienen los beneficios de ambas fibras.

Por lo tanto, las hortalizas y frutas son una importante fuente de fibra y las necesitamos para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados