Un Invernadero es Negocio?

El mundo de los Invernaderos en México, ha crecido muy rápido, al grado, que hoy en día, tenemos las mismas oportunidades que países como Holanda y España, gracias a que esta a nuestro alcance el mismo grado de tecnificación, que ellos utilizan, pero más aun, tenemos una extensión territorial con una climatología totalmente superior a la de dichos países europeos.
La pregunta es, porque no todos los Proyectos de Invernadero en México han sido exitosos o rentables?? Algunos arrancan y van creciendo año tras año, existen proyectos que empezaron con 5,000m2 y en 5 años tienen 4 hectáreas, otros iniciaron con 5 hectáreas y en 5 años tienen 30 hectáreas, pero desafortunadamente, también existe los mismos casos de arranque y hoy están abandonados.

Por un lado, el tener el acceso a un mundo globalizado y poder tener a nuestro alcance la mas alta tecnología en invernaderos en el mundo, ha sido bueno, pero definitivamente, no toda la tecnología es lo mejor para todos los proyectos. Quizás esta sea una de las principales causas por lo que algunos proyectos de invernadero, no logran crecer.
El uso de la tecnología siempre será una excelente herramienta, siempre y cuando se sepa usar, de lo contrario, se puede volver tu peor enemigo. Uno de los factores que afectan el uso de la tecnología, es la falta de Capacitación o en su defecto gente capacitada, que en su mayoría, cuando adquiere uno este tipo de equipos, el costo de Supervisión y Capacitación es muy alto, debido a que las personas expertas vienen de otros países y cobran sus servicios en moneda extranjera. El pagar por un servicio de este tipo, no es malo, el problema viene cuando no se tuvo la precaución de considerar un presupuesto para esta partida, y si le aumentamos la falta de experiencia en el arranque de dicho proyecto, pues, no hay dinero que alcance.
Otra causa que afecta el crecimiento de un proyecto de invernadero, tiene que ver con la zona geográfica donde establecemos el invernadero, y el grado de tecnología adquirido, en algunas casos, la tecnología se queda corta y en otros se invierte de mas, quizás en ambos casos, nos sobra o falta experiencia para controlar con lo adquirido, las condiciones climáticas del lugar. Sin embargo la inversión hecha no espera y no permite darle flujo al proyecto para seguir adelante.
Definitivamente existen muchos otros factores para poder determinar si un invernadero es negocio, lo que implica que debemos acudir a los expertos y visitar proyectos exitosos antes de arrancar un proyecto de invernadero, afortunadamente hoy tenemos varias opciones de proveedores de invernaderos, riego, calefacción, plásticos, semillas, fertilizantes, etc., así como muchos proyectos de invernaderos existentes cerca de nosotros que podemos visitar y preguntar como les ha ido o como les han hecho para salir adelante, hace algunos años, cuando salíamos a la carretera a buscar nuevos proyectos de invernaderos en México, necesitábamos binoculares para poder encontrarlos, y muchas veces, nos llevamos la mala sorpresa, de que eran granjas de pollos, a diferencia de hoy en día, los encontramos por cualquier parte y carretera del país por la que vamos.
Lo que no existe todavía, con muchas opciones, es gente experta que pueda apoyarnos a desarrollar un proyecto de invernadero, hace algunos años, al iniciar un proyecto, se pensaba que solo con tener, un Ingeniero Agrónomo (GROWER) y un comercializador (BROKER) era suficiente para arrancar con éxito un proyecto, pero nos damos cuenta que no es así, lo que si se logra, es arrancar y quizás crecer, pero quizás no sea tan buen negocio, como pensaba o como me habían platicado.
El punto es, se necesita gente experta en la PRODUCTIVIDAD Y EN LA RENTABILIDAD de mi invernadero, para que realmente sea negocio, que me ayude a definir los procesos y capacitación de mi personal, que debe llevar a cabo, cuando trabaja con la planta y la fruta, así como sepa en que momento y a donde se debe mandar el producto obtenido con la calidad que mi comercializador me pide, no la calidad que mi vecino tiene, o mi asesor se compromete a obtener.
La relación de kilos producidos con kilos vendidos, no será la misma, cuando no se tenga una planeación de PRODUCCION Y VENTAS definida, antes de iniciar la operación de un proyecto de invernadero, teniendo claros objetivos de a donde quiero llegar con mi proyecto de invernadero y cuanto quiero ganar, definitivo la RENTABILIDAD, será la diferencia en que un invernadero sea negocio, teniendo claro, desde un principio un PLAN DE NEGOCIOS, con objetivos claros y alcanzables.
Concluyo una vez más: “NO ES LO MISMO TENER INVERNADEROS, QUE GANAR DINERO”
universidadagricola.com

Artículos Relacionados