Ventajas e inconvenientes del riego por goteo

Resultado de imagen para riego por goteo en invernadero

El riego por goteo es uno de los sistemas de riego automático más utilizados en los jardines. Ello se debe a que cuenta con muchas ventajas, aunque también conviene conocer sus inconvenientes para poder evitarlos alternando otras formas de riego y aplicando prácticas de jardinería complementarias.

Ventajas del sistema de riego por goteo

Usando el riego por goteo se consigue un uso óptimo del agua evitando el despilfarro. Normalmente un gotero de 1 metro de longitud puede consumir entre 4 y 6 litros de agua cada hora. El agua cae gota a gota y directamente sobre las raíces de las plantas permitiendo un gran aprovechamiento del agua.El riego por goteo trabaja a presiones muy bajas. Esto hace que este tipo de riego automático no resulte problemático en urbanizaciones o fincas con limitaciones de presión en el caudal del agua de riego, un problema muy frecuente.La sencilla y económica instalación es otra de las grandes ventajas de este sistema de riego.

La colocación del sistema de riego por goteo debe planificarse antes de realizar la plantación pero su instalación puede realizarse a posteriori e incluso es posible instalarla sin haberlo planificado previamente y sin necesidad de realizar zanjas ni excavaciones en el jardín.Su bajo mantenimiento es otra ventaja importante.

Inconvenientes del sistema de riego por goteo

Al igual que ocurre con todos los sistemas de riego localizados, el riego por goteo favorece que las plantas desarrollen un sistema radicular pequeño y localizado justo alrededor del pequeño foco de agua. Esto a la larga hace que la planta sea más vulnerable a la sequía y precise más riego artificial. Para evitar esto es recomendable alternar el riego por goteo con riegos profundos y espaciados en el tiempo. A su vez, podemos restringir el riego por goteo a los meses de más sequía dejando que la planta luche por captar el agua de lluvia durante el otoño, el invierno y gran parte de la primavera realizando alcorques u hoyos alrededor del tronco, así como practicando el acolchado del suelo.

Otro de los inconvenientes del riego por goteo es la estética. Los tubos o goteros que quedan en superficie resultan poco estéticos aunque podemos optar por dos soluciones, cubrirlos con un material o acolchado decorativo o instalar un goteo subterráneo enterrando las tuberías de riego a 15-30 cm de profundidad.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados