COSECHA Y MANEJO DEL HUMUS

Una vez lleno el lecho, que generalmente es al sexto mes y convertido todo el substrato en humus, se retiran las lombrices mediante trampas, luego se retira el humus en carretilla y se lleva al patio de oreo para bajar el grado de humedad hasta el 50 %, esta operación debe hacerse bajo sombra para evitar formación de costras en la superficie, una vez reducida la humedad se procede al zarandeo con una malla que permita homogenizar la mezcla y quitar las impurezas que están presentes (palos, piedras, paja, alimento sin procesar), luego viene el envasado y pesado en bolsas o sacos para su almacenamiento. Aquí es importante tener en cuenta que los sacos no sean herméticos o impermeables. No se deben guardar por periodos largos, ni almacenar en rumas de más de 5 sacos de altura.

Tomando estas precauciones se pueden guardar los sacos varios meses, pero otros los prefieren guardar a granel.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados