Diseñar un jardín aromático

El aroma de algunas plantas resulta un elemento muy importante para conseguir que un jardín resulte más auténtico y atractivo.

Para diseñar un jardín aromático se deben elegir plantas que desprendan fragancias en distintas épocas del año distribuyéndolas para que el jardín se impregne discretamente de diferentes aromas a lo largo de las distintas estaciones.

Verano y otoño: madreselva, abelia, budleia, lavanda, peonía, rosal, jazmín, aligustre, guisante del olor, flox, clavel del poeta, geranio, salvia, saúco.

Será suficiente con elegir un número reducido de plantas aromáticas y combinarlas con plantas que no desprendan ningún olor para que las fragancias no se mezclen unas con otras creando un ambiente recargado y empalagoso.

Antes de elegir las plantas que perfumen el jardín, debemos asegurarnos de que su olor nos resulte agradable oliendo sus hojas o flores puesto que no todos tenemos los mismos gustos.

Existen muchas plantas aromáticas entre las que elegir. Cada una tiene su propio perfume e intensidad, pero al olerlas se pueden apreciar matices que evocan aromas bien conocidos por todos:

Flores de aromas afrutados: saúco, guisante de olor.Plantas con aroma a anís: hinojo.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados