Recolección floral. Cómo recolectar las flores para que duren más tiempo

En plena primavera, los jardines están llenos de flores con las que preparar preciosos ramos y arreglos de flor fresca.

Algunos consejos nos ayudarán a recoger las flores sin dañar las plantas y de forma que puedan aguantar frescas en el jarrón durante más tiempo.

1º Se deben elegir las mejores flores evitando cortar demasiadas para permitir que la planta no se debilite y siga produciendo más flores.

2º Las mejores flores son las que aún no están totalmente abiertas.

3º Las flores se deben recoger a primera hora de la mañana o al atardecer, evitando las horas de calor.

4º Cuando para coger las flores sea necesario cortar ramas de arbustos, se elegirán ramas cruzadas o mal ubicadas, tal y cómo hacemos al realizar la poda de limpieza de arbustos.

5º Antes de poner las flores recogidas en agua, debemos preparar los tallos para que la flor dure fresca más tiempo. Eliminaremos las hojas del tercio inferior de los tallos para reducir la pérdida de agua y evitar que las hojas se pudran en contacto con el agua, lo cual produce la descomposición de las flores.

En plantas de flores más delicadas, como por ejemplo el lilo, podemos eliminar todas las hojas del tallo.

En las flores bulbosas también cortaremos la parte blanquecina que está dentro de la tierra ya que, impedirá que la flor absorba bien el agua.

Finalmente cortaremos los tallos según las dimensiones del jarrón o florero.

6º Pondremos las flores en un recipiente con agua templada para que estén hidratadas. En plantas herbáceas o con tallos huecos como por ejemplo el jacinto o el narciso, sólo debemos sumergir la base del tallo unos 10 cm en agua, ya que se pudren con facilidad.

En flores de tallos leñosos el agua podrá llegar a un tercio de la altura del tallo.

7º Ubicaremos las flores en un lugar húmedo, fresco y sin mucha luz evitando el sol directo y cualquier fuente de calor.

8º Pulverizaremos las flores con agua frecuentemente.

9º Cada 2 ó 3 días recortaremos la base de los tallos unos 2 cm y eliminaremos las hojas que entren en contacto con el agua. Para recortar los tallos realizaremos cortes limpios y oblícuos en la base del tallo usando un cuchillo afilado.

10º Cambiar el agua del florero cada varios días, especialmente si se trata de flores de temporada.

11º Podemos emplear además algunos trucos como aplicar tratamientos revitalizantes, por ejemplo, disolver en el agua una aspirina, un par de cucharitas de azúcar o 3 gotas de lejía por litro de agua.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados