Cuales son los criterios para seleccionar un herbicida

Los criterios para la selección de un herbicida, bajo las condiciones en que se desea aplicar, dependen de sus propiedades fìsico-químicas, las cuales influyen y controlan su comportamiento en el campo. De mayor importancia son la polaridad, el carácter alcalino o ácido, la volatilidad y la formulación, caracterizándose cada una de ellas por:

Polaridad

En virtud de la carga eléctrica de la molécula del herbicida, este puede ser polar o no polar. Los primeros son solubles en agua por lo que se les llaman hidrofílicos; los segundos son solubles en grasas y aceites y se les denomina lipofílicos. Esta propiedad es importante al considerar el vehículo que se utilizará para su aplicación, de esta forma, un herbicida no polar debe ser formulado de cierta manera para que pueda ser aplicado en agua. La polaridad juega un papel importante en lo que es la penetración del herbicida, los productos de naturaleza lipofílica penetran fácilmente las capas cerosas y de cutina que están sobre la superficie de la planta; mientras que los hidrofílicos penetran fácilmente por el sistema radical.

Solubilidad

La solubilidad en agua de los herbicidas esta relacionada con el pH. La mayoría de las sales son solubles en agua, mientras que los ácidos y los ésteres son productos que se consideran insolubles en agua por lo que deben ser aplicados en un vehículo lipofílico o en emulsión, cuando se usa agua como vehículo.

Carácter alcalino o ácido

Influye en el comportamiento de los herbicidas en el suelo. El carácter alcalino se deriva de la concentración, en las moléculas de la sustancia, de carga positiva y se expresa por medio del valor pK, cuanto mayor sea este valor, así será la alcalinidad de la sustancia y tanto más participará en las reacciones de intercambio catiónico en el suelo.

Un herbicida alcalino ó básico puede administrar iones H+, por lo cual desarrolla una carga positiva. Un herbicida con carácter ácido participa en las reacciones de intercambio catiónico, quedando absorbidos a los coloides orgánicos e inorgánicos del suelo, de manera que no son disponibles para ser absorbidos por el sistema radical de las plantas, por lo que carecen de persistencia como herbicidas.

Al momento de la aplicación el pH del suelo y el carácter alcalino o ácido del herbicida juegan un papel importante para su adsorción, por esto el mecanismo de selectividad de la planta puede resultar excedido por la cantidad del herbicida absorbido, pudiéndole causar la muerte.

Presión de vapor (Volatilidad)

Es la tendencia de los herbicidas de pasar del estado sólido o líquido al de vapor. En el estado de vapor estos productos mantienen sus propiedades herbicidas y pueden afectar negativamente propágulos de plantas o cultivos sensibles; es también factor de pérdida de producto, lo que puede resultar que el herbicida no funcione.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados