Descubre como los tomates adquieren su color rojo

Investigadores españoles han descubierto que los tomates reciclan mecanismos moleculares de respuesta a la luz para regular la maduracion del fruto y con ello adquieren su color rojo.

Los carotenoides son un grupo de pigmentos esenciales para la vida de las plantas, ya que son las protegen del exceso de sol y son precursores de la sintesis de hormonas, segun preciso el Consejo Superior de Investigaciones Cientificas (CSIC) en un comunicado.

Tambien tienen su papel en la maduracion de frutos: el fruto pasa de tener color verde cuando esta inmaduro a adquirir un color naranja o rojo cuando esta maduro, gracias a que acumula carotenoides como el beta-caroteno (precursor de la vitamina A) y el licopeno (un potente anticancerigeno).

Estudios anteriores con la planta Arabidopsis habian demostrado que la sintesis de carotenoides esta regulada por los fitocromos, receptores de luz en las hojas que permiten a las plantas detectar el tipo de luz recibida y, por tanto, tener informacion del entorno.

El fitocromo detecta en que zona del espectro esta la luz recibida: puede diferenciar si se trata de rojo (que indica que esta recibiendo luz directa del sol) o rojo lejano (que indica que esta en semisombra, rodeado de otras plantas, cuya clorofila absorbe la radiacion del rojo).

Con estas señales, la planta puede “ver” su entorno, adaptar su desarrollo a la luz recibida y crecer “huyendo” de la sombra.

Hasta ahora se desconocia si estos mecanismos actuaban tambien en los frutos, segun publica en la revista “The Plant Journal” el equipo dirigido por Manuel-Rodriguez Concepcion, investigador del CSIC en el Centro de Investigacion en Agrigenomica de Barcelona (noreste), con la colaboracion del Instituto Catalan de Ciencias Fotonicas.

Los cientificos presuponian que, en el caso de los frutos, la biosintesis de carotenoides tambien debia tener alguna relacion con los fitocromos.

Los investigadores han hallado que el mecanismo tambien funciona en frutos, pero no para informar sobre el entorno, sino para monitorizar lo que ocurre dentro del fruto.

Los fitocromos detectan los cambios en la composicion de la luz que se filtra a traves de la carne del fruto.

Cuando el fruto esta verde por la acumulacion de clorofila, esta ultima retiene la radiacion correspondiente al rojo, pero cuando el fruto y sus semillas estan desarrollados, el fruto empieza a perder clorofila, aumenta la cantidad de rojo en la luz que se filtra y eso es percibido por los fitocromos presentes en la carne del tomate.

“Se trata, -segun explico Rodriguez-Concepcion-, “de una funcion totalmente nueva. Los frutos han sabido reciclar un mecanismo que las plantas habian inventado para ver su entorno y lo han readaptado para ver su interior y ajustar su color al grado de maduracion”.

La hipotesis de los investigadores es que el mecanismo descubierto es especialmente relevante en el contexto ecologico de interaccion entre plantas y animales.

Briardo Llorente, corresponsable del trabajo, explico que creen “que el cambio del color en un fruto tiene una funcion comunicativa en la naturaleza. Los frutos maduran con un cambio de color, que hace que los animales los reconozcan mejor. Ese cambio de color coincide con el momento en el que las semillas pueden germinar, no antes”.

Segun los investigadores, el trabajo demuestra como se puede manipular el mecanismo descubierto para obtener frutos mas ricos en carotenoides y mas atractivos, saludables y nutritivos.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados