Desinfeccion de suelo agricola con plasticos solarizacion

Antes de que hubiera una disponibilidad general de plaguicidas a fines de la decada de 1940, la desinfestacion del suelo por medio del calor, el vapor o el agua caliente era una practica usada desde muy antiguamente y bien conocida para controlar las plagas del suelo (Newhall, 1955; Baker, 1962). La elevacion de la temperatura del suelo hasta 60 °C por medio de la inyeccion de vapor durante 30 minutos ha sido una recomendacion comun entre los metodos usados para el control de las plagas del suelo (Brazelton, 1968).

La solarizacion del suelo es un termino que se refiere a la desinfestacion del suelo por medio del calor generado de la energia solar capturada. La captura de energia solar para elevar la temperatura del suelo con este proposito es una actividad que se remonta a tiempos lejanos. Grooshevoy (1939) experimento con la solarizacion del suelo en el Caucaso en 1938; obtuvo un control efectivo de organismos patogenicos del suelo capturando energia solar bajo parcelas frias sujetas a la luz solar directa antes de la siembra, por periodos suficientes para elevar hasta 40-60 °C la temperatura de la capa superior del suelo (hasta una profundidad de 10 cm); asi obtuvo el control de la pudricion negra de las raices de las plantulas de tabaco causada por Thielaviopsis basicola.

La solarizacion del suelo es un proceso hidrotermico que tiene lugar en el suelo humedo el que es cubierto por una pelicula plastica y expuesto a la luz solar durante los meses mas calidos. El proceso del calentamiento solar del suelo es conocido como solarizacion del suelo y abarca un complejo de cambios fisicos, quimicos y biologicos del mismo asociados con el calentamiento solar y tiene valor como una alternativa al uso de ciertos productos quimicos para la agricultura que seran radiados del uso agricola. La solarizacion del suelo es un proceso de cobertura que tuvo sus origenes en las epocas tempranas de la agricultura cuando esta practica fue usada para cubrir el suelo y las plantas con materiales organicos e inorganicos para formar una barrera protectiva contra las heladas. El suelo asi calentado fue usado para aumentar el crecimiento de las plantas y la cobertura tambien fue utilizada para limitar la evaporacion de agua del suelo, para controlar malezas, para mejorar la estructura del suelo y para combatir la erosion (Lai, 1974; Waggoner et al., 1960; Burrows y Larson, 1962).

Cuando se comenzaron a usar las coberturas de plastico el polietileno fue considerado ideal para el calentamiento solar en razon de que es basicamente transparente a la radiacion solar (280-2 500nm) extendiendose hasta el extremo infrarrojo, pero menos transparente a la radiacion terrestre (5 000- 35 000 nm) reduciendo el escape de calor del suelo. El polietileno es un derivado petroquimico y su costo esta directamente relacionado con su espesor. Las peliculas de polietileno han sido usadas con buenos resultados en la solarizacion del suelo.

CONVERSIoN DE LA RADIACIoN SOLAR EN CALOR BAJO LA COBERTURA

Durante la solarizacion del suelo, la radiacion solar recibida penetra a traves de la pelicula plastica y es absorbida por el suelo. La mayor parte de la radiacion absorbida es convertida en calor. Dado que todos los objetos por encima del cero absoluto emiten calor, tanto la cantidad como la calidad de la energia radiante emitida por el suelo dependen de la temperatura del mismo. De acuerdo a la ley de Stephan, la cantidad de radiacion emitida es funcion de la cuarta potencia de la temperatura absoluta: Q= e dT4, donde:

Q= cantidad de energia radiada en calorias

d = constante de Stefan-Boltzman (8,132 X 10-11 cal/cm2/min.gr K4)

T = temperatura absoluta en grados Kelvin

La longitud de onda de la radiacion emitida por cualquier objeto tambien esta influenciada por la temperatura. De acuerdo a la ley de Wein, la longitud de onda de la radiacion emitida es inversamente proporcional a la temperatura del objeto (ë a 1/T). Por lo tanto, la radiacion solar es emitida a longitudes de onda mas cortas comparadas con las emitidas por la tierra (99 por ciento de la radiacion solar esta comprendida entre 150-4 000 nm, mientras que la radiacion terrestre es emitida a cerca de 10 000 nm, 99 por ciento de la radiacion del suelo es emitida entre 400 -100 000 nm (IR larga) (Salisbury y Ross, 1980). Por lo tanto, la radiacion solar puede facilmente penetrar la cobertura de plastico pero la radiacion emitida por el suelo (normalmente a una longitud de onda mas larga) no puede pasar a traves de esa cobertura. Consecuentemente, la mayor parte de esa radiacion sera retenida debajo de la cobertura plastica. Durante este proceso la temperatura del suelo podria elevarse a niveles letales para muchos de los organismos del suelo, incluyendo patogenos de las plantas y malezas.

ACCIoN SELECTIVA CONTRA LOS ORGANISMOS DEL SUELO

La eficiencia de la solarizacion del suelo para controlar las plagas del suelo es funcion de las relaciones entre el tiempo y la temperatura y se basa en el hecho que muchos patogenos de las plantas, las malezas y otras plagas, son mesofilos. En el caso de estos organismos mesofilos, es critico un umbral de temperatura de 37 °C; la acumulacion de los efectos del calor a esta o a temperaturas mas altas durante un cierto tiempo, es letal. Al aumentar la temperatura se requiere menos tiempo para alcanzar una combinacion letal de tiempo y temperatura. Por ejemplo, a 37 °C, la temperatura letal de exposicion (LD90 para muchos hongos mesofilos) puede requerir de dos a cuatro semanas, mientras que a 47 °C entre una y seis horas de exposicion resultaran en un LD90 (De Vay, 1990).

Las temperaturas que comunmente se alcanzan con la solarizacion del suelo oscilan entre 35-60 °C, dependiendo de la profundidad del mismo; por ejemplo, llegan a mas de 45 °C en la capa de los 15 cm superiores del suelo, en el verano, en el valle de San Joaquin (Stapleton, 1990). Muchas plagas del suelo son bien controladas con cuatro a ocho semanas de solarizacion en la capa de 10-30 cm (zona radical).

Las temperaturas que se obtienen con la solarizacion del suelo son consideradas moderadas comparadas con las del tratamiento del suelo con vapor (Baker, 1962; Stapleton y De Vay, 1986). En consecuencia, la solarizacion del suelo es mas selectiva en relacion con la biota termofilica y termotolerante y los actinomicetos pueden sobrevivir e incluso prosperar bajo la solarizacion del suelo (Gamliel et al., 1989; Stapleton, 1981). Los efectos letales de la solarizacion del suelo son mas acentuados en los microorganismos que no son buenos competidores del suelo. Muchos patogenos estan incluidos en este grupo desde el momento que tienden a tener requerimientos fisiologicos especiales tales como una mayor adaptacion a la coexistencia con las plantas hospedantes (Stapleton y De Vay, 1986); esto da lugar a cambios en la poblacion, favoreciendo especies termotolerantes como Bacillus spp., pseudomonadas fluorescentes y hongos termotolerantes (Gamliel et al., 1989; Stapleton, 1981) y puede suprimir patogenos permitiendo la recolonizacion (despues de una posible declinacion inicial de su poblacion) por parte de microorganismos que son mas competitivos y a menudo antagonistas de los patogenos y plagas de las plantas. Los hongos antagonistas Trichederma harzianum colonizaron agresivamente suelos solarizados (Katan, 1981). La mayor parte de los microorganismos tolerantes a la solarizacion son conocidos como agentes de control biologico o estimulantes del crecimiento de las plantas (Baker y Cook, 1974).

MODO DE ACCIoN PROPUESTO

Si bien la solarizacion del suelo es aparentemente un metodo muy simple, su modo de accion es complejo y puede ser descrito por sus efectos fisicos, quimicos y biologicos.

Los organismos del suelo son destruidos directa o indirectamente por las temperaturas a las que se llega durante el calentamiento solar del suelo humedo bajo peliculas de polietileno que limitan el escape de gases y vapor de agua del suelo. La sensibilidad de algunos organismos a las altas temperaturas esta relacionada con pequeñas diferencias en macromoleculas que llevan a un incremento de los enlaces intramoleculares con pequeños cambios en los enlaces-H, los enlaces ionicos y los enlaces de disulfitos (Brock, 1978). Los lipidos insaturados (que tienen un punto de fusion mas bajo) en las membranas de los organismos mesofiticos hacen que sean mas sensibles a las altas temperaturas durante la solarizacion del suelo que las especies termotolerantes. La sensibilidad de los organismos al calor esta relacionada con un limite superior de la fluidez de las membranas, mas alla del cual su funcion se reduce (Sundarum, 1986). Se encontro que la curva termal letal para los hongos patogenos es de tipo logaritmico (Pullman et al., 1981). Los organismos termotolerantes y termofilicos del suelo por lo general sobreviven al proceso de solarizacion del suelo (Brock, 1978; Stapleton y De Vay, 1984).

La declinacion termica de los organismos del suelo durante el proceso de solarizacion depende de la humedad y de la temperatura del suelo y del tiempo de exposicion, los cuales estan inversamente relacionados. La humedad del suelo es una variable critica en todo el precoso de solarizacion del suelo. La humedad hace que los organismos sean mas sensibles al calor; ademas, la transferencia de calor a las semillas de las malezas es incrementada por la humedad. Dado que la solarizacion es un proceso hidrotermico y que su exito depende de la humedad disponible para una mayor transferencia de calor, el calor maximo que alcanzan los suelos se incrementa con el aumento de la humedad de los mismos (Mahrer, 1979). Las actividades celulares de las semillas y el crecimiento de los microorganismos del suelo son favorecidos por la humedad del suelo, haciendolos mas vulnerables a los efectos letales de las altas temperaturas del suelo asociadas a la solarizacion del mismo.

La interaccion entre las temperaturas y la humedad del suelo promueve el ciclo del agua en el suelo durante la solarizacion. Las capas superiores del suelo (5 cm superiores) tienen una marcada fluctuacion diurna de la temperatura, enfriandose durante la noche y calentandose a altas temperaturas durante las horas de sol. Esta fluctuacion diurna causa que la humedad en las capas superiores del suelo descienda durante el dia como resultado de la radiacion solar, mientras que de noche baja la temperatura de las capas superiores causando un movimiento ascendente de la humedad. A medida que la solarizacion del suelo se profundiza, el movimiento de la humedad es mas pronunciado cambiando la distribucion de las sales y mejorando la estructura del suelo. Se ha informado de una reduccion de la salinidad del suelo como resultado de su solarizacion (Abdel-Rahim et al., 1988). Para maximizar este efecto en el suelo, la pre-irrigacion al inicio de la solarizacion deberia alcanzar una profundidad de 60-75 cm. Ademas, la eficiencia de la solarizacion tambien esta influenciada por el tipo, el color, la estructura, la humedad, el contenido de materia organica y el espesor del suelo y la transmision de la luz del material de cobertura (pelicula de plastico), la temperatura del aire, el largo del dia, la intensidad de la luz solar, la extension del calentamiento, la sensitividad de los patogenos y las plagas al calor, la historia de cultivos y otros componentes de la ecologia del suelo (Katan, 1987; Stapleton y De Vay, 1986).

El calor generado en el suelo por la radiacion solar y la consecuente muerte de las plagas abarcan los principios fundamentales de la solarizacion del suelo. Sin embargo, el incremento de nutrientes de las plantas y el aumento relativo de las poblaciones bacterianas en la rizosfera tales como Bacillus spp. (Stapleton y De Vay, 1984) que contribuyen al marcado aumento en el crecimiento, el desarrollo y el rendimiento de las plantas en suelos solarizados, son componentes importantes de la solarizacion del suelo (Katan, 1985; Stapleton y De Vay, 1986).

La mayor disponibilidad de nutrientes minerales que hay despues de la solarizacion del suelo esta mayormente relacionada con la fraccion organica tales como NH4-N, NO3-N, P, Ca y Mg, como resultado de la muerte de la microbiota (Baker, 1962, Chen y Katan, 1980; Stapleton et al., 1990; Stapleton et al., 1985). Los elementos P, K, y Ca, y algunos Mg extraibles han sido encontrados en mayores cantidades despues de la solarizacion del suelo (Stapleton et al., 1985). La liberacion de compuestos del N (vapor o liquido) es un componente del modo de accion ya que una mayor concentracion de N reducido se nitrificara despues de la solarizacion del suelo para proporcionar NO3 para un mayor crecimiento de las plantas (Stapleton et al., 1990).

La concentracion de cada elemento es funcion del pH del suelo y de los microorganismos nitrificantes (Hasson et al., 1977). Las altas temperaturas que alcanzan los suelos ricos en materia organica pueden matar buena parte de la microbiota, incluyendo los organismos nitrificantes y favoreciendo la acumulacion de NH4-N. Por otro lado, las bajas temperaturas del suelo en los suelos con bajo contenido de materia organica permitiran la sobrevivencia de la biota del suelo y promoveran condiciones aerobicas con una minima liberacion de compuestos nitrogenados dando lugar a la nitrificacion y perdida de N del suelo, ya que el NO3 es facilmente lixiviado.

SOLARIZACIoN Y BIOFUMIGACIoN

La solarizacion del suelo tambien incluye cambios en los compuestos volatiles del suelo (Stapleton y De Vay, 1986). Diferentes tipos de materia organica tales como el abono animal y los residuos de los cultivos podrian ser combinados con la solarizacion del suelo para hacer la biofumigacion de modo de incrementar la temperatura del suelo por medio del calor generado por la descomposicion de esos materiales y de incrementar la capacidad del suelo de mantener calor (Gamliel y Stapleton, 1993). Durante el proceso de solarizacion, cuando se calienta la materia organica se liberan compuestos volatiles biotoxicos (Stapleton, 1997). Los correctores organicos, especialmente los residuos vegetales y los abonos animales aumentan la actividad biocida de la biofumigacion por medio de la produccion de compuestos volatiles que emanan de la descomposicion de los materiales organicos (Gamliel y Stapleton, 1993, 1997). Muchos compuestos volatiles biotoxicos se producen durante la descomposicion de residuos de repollos, especificamente durante las tres primeras semanas de la solarizacion del suelo (Gamliel y Stapleton, 1993a).

El tratamiento del suelo con fertilizantes organicos e inorganicos basados en el NH4 y/o la solarizacion del suelo tuvieron actividad contra poblaciones naturales de Pythium ultimum y Meloidogyne incognita. La combinacion de fertilizantes con solarizacion del suelo redujo, en algunos casos la poblacion de Verticillium dahliae. El composto de gallinaza a razon de 5 381 kg/ha redujo significativamente Pythium sp. y cuando fue combinado con calor (42 °C) la poblacion de Pythium fue erradicada (Stapleton et al., 1990).

TeCNICAS DE SOLARIZACIoN DEL SUELO, OPORTUNIDADES Y LIMITACIONES

La solarizacion del suelo se lleva a cabo por lo general en los periodos mas calidos del año. El proceso incluye una adecuada preparacion del suelo para el cultivo normal, o sea que el suelo deberia ser regado y labrado siempre que su estructura lo permita. Los terrones grandes deben ser rotos y las piedras, malezas, restos vegetales y cualquier objeto que pueda romper la pelicula de cobertura deben ser removidos del terreno. La superficie del suelo debera ser entonces afinada y muy bien nivelada antes de cubrirla con la cobertura. Las peliculas de plastico de las especificaciones deseadas se colocan a mano o a maquina con los bordes firmemente enterrados alrededor del area tratada. El plastico se coloca cubriendo en forma total o en fajas donde estaran en el futuro los surcos. Si se utiliza maquinaria pesada para colocar el plastico el suelo debe estar seco a fin de evitar su compactacion. El riego adicional puede ser necesario cada dos o tres semanas a fin de mantener el suelo humedo durante el periodo de solarizacion (en muchos lugares se recomienda un periodo de seis semanas, p. ej. Jordania). El riego despues de la colocacion de la pelicula puede ser hecho mediante lineas de riego por goteo o por surcos, instalados o hechos antes de colocar el plastico. Los agricultores en el valle central de Jordania por lo general riegan dos veces por semana pero en cantidad limitada. En total y en promedio, aplican 103 m3 por cada 500 m2 (equivalente a alrededor de 2 000 m3/ha) en todo el periodo de 40 dias. Esta es casi la misma cantidad que se aplica con el bromuro de metilo. Las peliculas de plastico pueden ser removidas antes de la siembra o el plastico puede permanecer en el suelo como cobertura para el siguiente cultivo sembrando o trasplantando a traves de los huecos perforados en el plastico. En este caso se utiliza la solarizacion con plastico negro.

La solarizacion del suelo es un metodo que no usa plaguicidas, no es peligroso para el usuario y no transmite residuos toxicos al consumidor; ademas es facil instruir a los agricultores sobre su forma de aplicacion. Los productos estaran libres de plaguicidas (si no se utilizan otros plaguicidas) y pueden obtener altos precios en el mercado. Puede ser integrado con el Manejo Integrado de Plagas (MIP) y controla muchas plagas del suelo. La solarizacion del suelo puede ser hecha manualmente o por medio de maquinas y por ello es adecuada tanto para paises en desarrollo como para paises desarrollados.

La relacion costo/efectividad de la solarizacion del suelo deberia tener en consideracion los efectos a corto y largo plazo del tratamiento sobre el agrosistema (manejo de las plagas del suelo, incremento de rendimientos, mejoramiento del nivel de nutrientes del suelo y de otras caracteristicas del suelo) asi como las oportunidades que la solarizacion del suelo puede ofrecer para un control economico de las plagas. Algunas de esas oportunidades son señaladas por Elmore (1990), como sigue:

en un cultivo para el que no hay disponibles plaguicidas en razon de su falta de registro, disponibilidad, tolerancia del cultivo, peligro de aplicacion o costo;

en un cultivo en el cual los problemas de las plagas no permiten su control por otros medios;

en los casos en que mas de un problema puede ser resuelto por medio de la solarizacion del suelo;

cuando un cultivo es hecho en forma «organica»;

cuando la solarizacion del suelo puede cambiar la secuencia de los cultivos o los cultivos, para incrementar los rendimientos en la misma area o mantener los rendimientos en areas menores;

en un cultivo en el cual el vigor de las plantulas y un rapido crecimiento significan una ventaja;

competencia en los mercados donde los alimentos «organicos» compiten con productos producidos convencionalmente y tratados con plaguicidas;

mejor impacto ambiental.

Sin embargo, la solarizacion del suelo tambien presenta limitaciones y dificultades. Puede ser usada solo en ciertas epocas y en climas calidos y el suelo tiene que estar libre de cultivos durante el periodo de solarizacion. Puede ser menos efectiva en regiones templadas o frias y podria ser mas costoso y su aplicabilidad esta limitada a ciertos sistemas, por ejemplo, huertos de hortalizas y frutales y no es aplicable en cultivos en grandes extensiones, de secano o en ambientes aridos o semiaridos.

Otras limitaciones incluyen:

la necesidad de tener los campos de produccion libres de cultivos por periodos relativamente largos (1-2 meses) durante los meses de verano;

escasez de agua de riego suplementaria durante el periodo de solarizacion;

la sobrevivencia de patogenos en las capas mas profundas del suelo;

la posible contaminacion causada por los residuos de plastico despues que ha finalizado el tratamiento;

la falta de maquinaria adecuada para la aplicacion de la cobertura en gran escala en los paises en desarrollo;

algunas plagas son de dificil control o no son controladas por este tratamiento;

entre las fajas solarizadas no hay control de plagas en los surcos;

los vientos fuertes o los animales pueden romper la pelicula de cobertura.

SOLARIZACIoN Y MANEJO DE PLAGAS

Se han hecho varios estudios sobre la efectividad de la captura de la energia solar por medio de la cobertura de polietileno de suelos humedos durante los periodos de mas altas temperaturas del aire y buena radiacion solar de modo de incrementar suficientemente la temperatura del suelo y matar las plagas (Katan et al., 1976; Braun, 1987; Abu-Irmaileh, 1991; Chen y Katan, 1980). La solarizacion del suelo ha demostrado ser efectiva, ambientalmente segura y aplicable a varias situaciones agricolas para el control de diferentes plagas del suelo, incluyendo fitopatogenos y malezas. Se han llevado a cabo dos conferencias internacionales sobre solarizacion del suelo y sus actas cubren distintos aspectos de la solarizacion del suelo, sus aplicaciones y sus limitaciones (De Vay, Stapleton y Elmore, eds., 1991; Stapleton, De Vay y Elmore, eds., 1997)

La marchitez de varios cultivos causada por Verticillium y Fusarium asi como otras enfermedades de las plantas han sido exitosamente controladas por medio de la solarizacion del suelo. Sin embargo, el exito ha sido pobre en el control de otros patogenos, incluyendo especies de Pythium, Fusarium, Sclerotium rolfsii y algunos patogenos tolerantes al calor (Stapleton y De Vay, 1986). La solarizacion del suelo posterior a la plantacion controlo la marchitez del pistacho causada por Verticillium sp. (Ashwoth y Gaona, 1982).

Poblaciones de nematodos del suelo han sido sensiblemente reducidas por medio de la solarizacion (Stapleton y De Vay, 1996; Abu Gharbieh et al., 1990). Poblaciones de Pratylenchus thornei fueron sensiblemente disminuidas por la solarizacion (Greco et al., 1990). La solarizacion adicional de un suelo arenoso mejoro los resultados del control de Meloidogyne hecho con nematicidas sistemicos (Osman, 1990).

Comparado con el polietilieno claro, el polietileno negro conteniendo negro de humo absorbe la radiacion solar y asi reduce el calentamiento del suelo en varios grados. El promedio maximo de las temperaturas en todo el periodo de la solarizacion a 10 cm de profundidad fue de 46,2 °C y de 45,7 °C bajo una pelicula de 0,06 mm de CPE y BPE, respectivamente, y de 41,8 °C en un suelo sin cobertura (Barakat, 1987). Peliculas mas finas fueron mas efectivas para calentar el suelo y mas eficientes del punto de vista economico (Stapleton y De Vay, 1986). En suelos cubiertos con polietileno claro (CPE) la temperatura mas alta a 10 cm de profundidad fue de 52,4 °C bajo una pelicula de CPE de 0,04 mm de espesor y de 47,9 °C bajo una pelicula de 0,08 mm de CPE durante el periodo 12 agosto-16 octubre 1986 en el valle del Jordan (Abu-Irmaileh, 1991a,b). Sin embargo, la cobertura de polietileno negro es mas estable y durable en condiciones de campo (Anonimo, 1984; Dubois, 1978; Hancock, 1988; De Vay, 1990). La cobertura de los suelos con polietileno negro redujo la poblacion de muchos patogenos del suelo tales como la marchitez del tomate y el enanismo de los frijoles causados por Sclerotium rolfsii (Reynolds, 1970); la caida de la cabeza de la lechuga causada por Sclerotinia minor (Hawthorn, 1975) y la pudricion de la lechuga causada por Rhizoctonia solani y por bacterias (Hillborn et al., 1957). El complejo de cambios que ocurren en el suelo solarizado pueden persistir por al menos dos años (Pullman et al., 1981).

Uno de los resultados visibles de la solarizacion del suelo es el control de un amplio espectro de malezas. Por lo tanto, este metodo es sugerido para obtener un control efectivo de las malezas. Sin embargo, las respuestas de las malezas a la solarizacion del suelo son variables. La solarizacion del suelo efectivamente redujo la tasa de difusion de las malezas al inicio de la estacion pero gradualmente, hacia fines de la estacion, su efecto disminuyo. La solarizacion del suelo efectivamente controlo malezas anuales y la maleza parasita Orobanche. Sin embargo, las malezas perennes fueron mas tolerantes a la solarizacion. Muchas malezas tolerantes no fueron controladas por la solarizacion con CPE sin otra cobertura. La solarizacion con CPE o BPE seguida por la cobertura del suelo con BPE no constituyo el mejor tratamiento para controlar malezas. La solarizacion del suelo usando cobertura de BPE es recomendada para un control casi completo de las malezas en el resto de la estacion del cultivo. En este caso, la cobertura no es removida sino perforada a la distancia necesaria y las plantas se colocan a traves de esas perforaciones. El disturbio del suelo despues de la solarizacion redujo el nivel del control de malezas (Abu-Irmaileh, 1991a). La solarizacion del suelo despues de la siembra usando BPE controlo las malezas en un huerto de frutales recien establecido e incremento el crecimiento de las plantas de almendros, olivos y vides pero la solarizacion del suelo con CPE causo severos daños a las plantulas de vid (Abu-Irmaileh, 1994). La solarizacion durante dos a cuatro semanas previno casi completamente la emergencia de muchas malezas anuales: Digitaria sanguinalis, Malva sp., Echinochloa sp., Chenopodium sp., Amaranthus retroflexus, Solanum nigrum hasta 4 cm (Elmore, 1983). La germinacion de las semillas de malezas despues de la solarizacion del suelo disminuyo en la capa superior del suelo y se incremento con la profundidad del muestreo (Horowitz et al., 1983). Las malezas sensibles al calor fueron destruidas por los periodos mas cortos de solarizacion y las semillas tambien murieron en las capas mas profundas de suelo comparadas con las malezas tolerantes al calor (Standifer et al., 1984). Conyza sp. y Malva sp. fueron relativamente mas tolerantes a la solarizacion del suelo (Horowitz et al., 1983). Las malezas con semillas latentes (Egley, 1983) y las semillas enterradas en capas profundas (Horowitz et al., 1983; Rubin y Benjamin, 1984; Standifer et al., 1984) escaparon al efecto de la solarizacion del suelo. La correhuela (Convolvulus arvensis L.) emergio en parcelas que fueron solarizadas con BPE. El Cyperus rotundus L. sobrevivio a 80 °C por 30 minutos mientras que los rizomas de Cynodon dactylon (L.) Pers. y de Sorghum halepense (L.) Pers. fueron mas sensibles (Rubin y Benjamin, 1984). La solarizacion del suelo controlo efectivamente la escoba de bruja Orobanche spp. (Jacobson et al., 1980; Abu-Irmaileh, 1991b) pero las especies de Cuscuta spp. fueron tolerantes (Abu-Irmaileh y Thababi, 1997). La solarizacion del suelo redujo la germinacion de las semillas de Cuscuta spp. que estaban en la superficie del suelo (Haidar e Isdankarani, 1977). El banco de semillas en el suelo fue fuertemente reducido por la solarizacion del suelo. El efecto podria ser debido a uno o a la combinacion de los mecanismos siguientes: muerte directa de las semillas por el calor, muerte indirecta de las semillas debilitadas por agentes microbianos y calor sub-letal, muerte de las semillas estimuladas para germinar en el suelo humedecido y con cobertura y muerte de las semillas en germinacion y cuya latencia se habia roto.

SOLARIZACIoN DEL SUELO COMO UN COMPONENTE DEL MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS (MIP)

Ademas del efecto letal de la energia radiante sobre las semillas de malezas y otras plagas en el suelo, la solarizacion del suelo es un metodo ecologicamente respetuoso de manejo de las malezas y puede ser considerado como un reemplazante de los fumigantes del suelo como el bromuro de metilo (MeBr) que es toxico, costoso y causante de contaminacion ambiental (Saghir, 1997). Con la tendencia existente para prohibir el uso del MeBr como un fumigante presiembra, se pondra mayor enfasis en los programas del sistema de manejo integrado de plagas (MIP) para el manejo de patogenos, nematodos y malezas lo cual favorecera oportunidades adicionales para utilizar la solarizacion del suelo. Los factores que determinan la utilizacion de la solarizacion del suelo en el MIP incluyen su compatibilidad con las practicas estandardizadas de produccion y otras tacticas de manejo de las plagas, su eficiencia contra plagas seleccionadas, la eficiencia economica y las acciones sinergicas con otras tacticas de manejo de plagas (Chellemi, 1997).

La solarizacion del suelo ha sido efectivamente combinada con agentes de control biologico incluyendo Talaromyces flavus, Trichoderma harzianum Rifai y el hongo micorriza vesicular orbuscular (VO) Glomus fasciculum para controlar enfermedades de las plantas (Eldad et al., 1980; Tjamos y Fravel, 1985). Tambien se han observado acciones sinergicas entre la solarizacion y los agentes de control biologico (en el laboratorio, la combinacion de calor sub-letal con la aplicacion de Trichoderma harzianum mejoro el control de Rosellinia necatrix en el suelo de un huerto de manzanos), correctores organicos y fumigantes quimicos. La aceptacion de la solarizacion del suelo como un sistema de manejo de plagas con actividad especifica respecto al sitio y a la plaga facilitara su integracion en sistemas de MIP.

La solarizacion del suelo comenzo en 1978 en Jordania como un tema de investigacion para estudiantes graduados (Al-Raddad, 1979). Varios topicos de investigacion probaron su efectividad como un medio ambientalmente seguro para el manejo de varias plagas del suelo, incluyendo fitopatogenos, nematodos, plantas floriferas parasitas y malezas (Abu-Irmaileh, 1991a,b, 1994; Barakat, 1987; Abu-Irmaileh y Thababi, 1997). A medida que la tecnica demostro ser aplicable a nivel de finca comenzo su transferencia a los agricultores del valle del Jordan a fines de la decada de 1980 para el control de Orobanche y otras malezas en el cultivo de hortalizas. En la actualidad, se estima que la adopcion de esta tecnica cubre cerca del 40 por ciento del area cultivada en el valle del Jordan, especialmente donde se utilizan el riego por goteo y la cobertura con plastico negro. Esta reemplazando al bromuro de metilo en la agricultura protegida, en invernaderos y tuneles.

Desde 1998, Jordania ha recibido apoyo del Fondo Multilateral para la Proteccion de la Capa de Ozono bajo el protocolo de Montreal. La solarizacion del suelo ha sido reconocida como una alternativa viable al MeBr. Su adopcion fue fuertemente promovida en el valle central del Jordan donde el uso del MeBr era muy intenso. La tecnica ha sido rapidamente adoptada por los agricultores e incluso en un año seco como el 2001, cerca del 75 por ciento de los agricultores aplicaron la solarizacion del suelo (Hasse, 2001).

universidadagricola.com

Artículos Relacionados