Factores a tener en cuenta en la elección de un plástico de invernadero

Image result for plastico invernadero
Una de las características principales de los Invernaderos es el uso del Plástico como material de cerramiento, a excepción de los invernaderos holandeses o tipo Venlo que utilizan el vidrio. En el mercado existen diferentes materiales plásticos para su uso en invernaderos, y dependiendo de varios factores escogeremos uno u otro.
Factores a tener en cuenta en la elección de un plástico de invernadero:
 
Termicidad:

El objeto de la cubierta plástica es el de proporcionar la mayor radiación posible al ambiente interno del invernadero, y conservar la energía térmica que proporciona la radiación solar en su interior. Por tanto, para un buen material de cubierta posee una gran transmisión de la radiación solar, una baja permeabilidad a la radiación infrarroja de onda larga (radiación térmica) y una baja transmisión del calor.
Existen aditivos que mejoran el comportamiento térmico de los plásticos, minimizando las pérdidas por radiación de longitud de onda larga.
Eficacia fotosintética:
Cuanto mayor sea la transparencia del plástico a la parte fotosintética de la la radiación solar, más óptimo será su uso como cubierta, ya que permitirá el desarrollo de las reacciones de la fotosíntesis, sin las cuales la producción agrícola se imposibilita.
Ligereza:
Un material de cubierta ligero necesita de una estructura portante más sencilla, por lo que la ligereza del plástico implica un menor coste de la estructura del invernadero. Resistencia física: la cubierta plástica debe tener resistencia física para no rasgarse si se somete a fuerzas externas razonables como el viento o la lluvia, al impacto, para el caso de granizo y a ser tensado y estirado sin que se deforme ni se rompa.
Duración del plástico:
Viene determinada por el descenso de la transmisión de la radiación, que generalmente está relacionada con la sensibilidad del plástico a la acción de los rayos UV, aunque existen aditivos para paliar este inconveniente que alargan la vida útil del material. La vida útil de un plástico, si el manejo del mismo es bueno y no se le somete a condiciones desfavorables, es de entre 3 y 5 años.
Propiedades anti-goteo:
En su composición, los polímeros de los plásticos pueden tener radicales hidrófobos (grupos C-H, en caso de PE y EVA) o hidrófilos (-COOH, en caso del PMMA). Esta característica puede ser determinante para el de la condensación que se produce en la cubierta de los invernaderos, por lo que es deseable que el plástico provoque el menor goteo posible. Así, los plásticos que tienen radicales hidrófilos son más interesantes, debido a que mantienen el condensado en su superficie, evitando el goteo sobre las plantas. Existen aditivos “antigoteo” o tensoactivos que cambian la naturaleza hidrófoba de los enlaces C-H
Sin retención del polvo:
Algunos plásticos, por su composición química, tienen la característica de poseer carga eléctrica en su superficie, por lo que pueden acumular polvo que ocasiona una disminución en la transparencia de la radiación solar del plástico, por lo que es una característica a tener en cuenta para su uso como material de cubierta.
universidadagricola.com

Artículos Relacionados