La Maceta o Recipiente de Trasplante para Orquideas

Image result for Orquideas sustrato

 

Macetas contenedores de orquideas
Macetas contenedores de orquideas
Hablaremos en esta entrada de un factor clave que muchas veces descuidamos: La Maceta o Recipiente de Trasplante para Orquideas
Este es otro factor a considerar al momento de realizar la siembra, de igual forma que el sustrato y en mayor medida, se debe tener en cuenta el tipo de orquídea a sembrar y su correspondiente forma de floración. El tipo de maceta ya sea plástica, de arcilla o cestas de madera o metal, presentan sus ventajas y desventajas elementales.

Las macetas plásticas son las más económicas, ligeras, vienen en gran cantidad de modelos, colores y formas. Son reutilizables y resistentes, sin embargo, no siempre se encuentran disponibles las macetas adecuadas para proveer una correcta ventilación, por lo que deben ser modificadas.

Las macetas de arcilla son pesadas, almacenan buena humedad, mantienen fresco el medio de cultivo y ofrecen buena ventilación para el secado por la porosidad de la arcilla, no obstante, son frágiles, muy poco reutilizables, mucho más costosas que las macetas plásticas y  la disponibilidad en número al momento de compra no es suficiente.

Las cestas de madera o metal son una buena opción cuando la ventilación que se debe proporcionar es el factor principal. Pueden ser utilizadas solas, tan solo colocando las plantas en ellas (orquídeas semiepífitas) o pueden ser llenadas de sustrato de granulometría media o grande. Son relativamente costosas, comercialmente no se encuentran en todos los abastecimientos o viveros.

Teniendo en cuenta lo anterior, a su vez se debe tener en cuenta algunos aspectos básicos importantes como son:

  • La maceta ideal será aquella que se adapte al tipo de floración de la orquídea. En este sentido, debemos tener presente si la floración de la planta es colgante o erecta. Este es un punto de interés puesto que algunas orquídeas como las Stanhopeas su floración tiende a emerger en los laterales o parte inferior de la maceta.
  • El hábito de crecimiento de la orquídea. Para orquídeas terrestres la maceta debe ser de mayor profundidad dado al extenso crecimiento radicular que prolifera en este tipo de plantas. No obstante, para orquídeas epífitas esto no debe ser así, se pueden utilizar macetas de menor profundidad ya que lo que se requiere es un buen medio de fijación.
  • La maceta debe proporcional el suficiente drenaje y ventilación que requiera el cultivo. Es preferible tener un buen drenaje y circulación de aire (y su consecuente disminución de humedad), que tener una maceta cerrada que corra el riesgo de proliferar en su interior hongos o cualquier agente patógeno que pueda dañar las raíces de nuestras orquídeas. Es preferible regar dos veces una planta que esté sembrada en una maceta con buen drenaje, que combatir un hongo o ataque de insectos, corriendo el riesgo de perder la planta. En este aspecto, tenemos disponibles materos de arcilla o plástico con suficientes perforaciones. Hay recipientes plásticos que en su parte inferior presentan hendiduras laterales formando una especie de malla, así también, hay algunas presentaciones de materos en arcilla.
  • La maceta a utilizar debe facilitar el repoteo o replante, al utilizar recipientes de arcilla muchas veces las raíces se adhieren firmemente por lo que la única solución que se tiene es romper finalmente el matero para poder hacer el trabajo.
  • La opacidad y traslucidad del recipiente es una característica que puede ser tomado en cuenta para algunos géneros como las Phalaenopsis y afines. Esto se debe a que el crecimiento de las raíces se ha visto mejorado en recipientes traslucidos que en recipientes de cultivo opacos.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados