¿Qué es el injerto en plantas?

Seguramente en algún momento de nuestras vidas hemos escuchado la palabra “injerto” cuando estamos degustando una fruta que tiene un sabor sin igual: “esa manzana es un injerto” “ese mango es injerto” “ese aguacate o palta es injerto”. Pues bien, aunque todos tengamos una idea de lo que significa la palabra, estamos muy cerca de tener una idea, pero ¿ Qué es un injerto?

images.jpeg

Es la unión genética, morfologica y anatómica de dos plantas, cuyo fin principal es acortar el tiempo de producción. Ahora bien, ¿Por qué acortar el tiempo de producción? Significa disminuir el tiempo en que una planta empieza a producir, y comercialmente se aplica a los frutales, los cuales presentan un espacio de tiempo de 2,5 a 5 años para generar frutos. En este orden de ideas todos los frutales (plátanos, mangos, palta o aguacate, durazno, manzana, pera, papaya o lechosa, parchita o maracuyá) requieren un tiempo para que alcancen fisiológicamente su desarrollo y comience su floración y consecuente fructificación.

Para ejemplificar la situación hagamos el siguiente ejercicio “un productor de mangos quiere fundar una hectárea de estos frutos. Para ello invierte una cantidad de dinero y el retorno evidentemente se genera cuando está superficie genere los frutos que son el objetivo comercial. El productor debe injertar los mangos para hacer que su tiempo de producción se acorte de 6 a 2.5 años. Es decir, si no injerta los frutos toman lugar en 6 años, si lo hace, la producción se consigue a los 2.5 años”

El injerto en la práctica es la suma de un patrón (el que recibe) y una vareta (el que es recibido y es la parte aérea). Existen varios tipos de injerto. Los más usados son patrón + vareta y patrón + chapa. La vareta es una ramita escogida de una planta sana y la chapa es una sección con yema vegetativa, también de una planta sana. Esta operación tiene como finalidad también hacer que las plantas escogidas para la vareta y chapa le proporcionen resistencia a enfermedades, virus, bacterias y plagas.

El injerto es una relación un tanto amor-odio, ya que pese a que están unidas, existen algunas diferencias biológicas y fisiológicas en la relación. Es decir, un edificio con apartamentos que tienen un fin común pero funciones diferentes.

El proceso de injertacion se lleva a cabo únicamente si existe la mayor afinidad posible. Esto es, sin son especies de un mismo género el porcentaje de pegue o de generación de cayó (unión celular) es mayor. Por tanto si alguna vez escuchan que un mango es injerto con piña es falso, ya que el mango pertenece a una familia diferente a la piña. Existen pocas excepciones en el mundo del injerto cuando se trata de proximidades taxonómicas (escalas del reino vegetal). Para que se entienda mejor: en una operación quirúrgica de transplante mientras el donante tenga más afinidad genética con el que recibe mayor será el éxito.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados