Sustratos para Orquideas

Image result for Orquideas sustrato

La variedad de sustratos para orquideas existentes en el mercado es abundante, tanto así que depende hasta de la imaginación del cultivador como del tipo de orquídea a cultivar. Los sustratos de siembra muchas veces es unos de los aspectos que menos se toma en cuenta al momento de cultivar orquídeas sin percatarnos que constituye la base fundamental para el establecimiento y crecimiento de nuestra planta, tanto el sustrato como la maceta de siembra es un aspecto esencial dado que allí es donde se establecerá el crecimiento radicular y constituirá el medio de fijación que la sustentará por unos cuantos años. Hay que tener en mente que sin un buen medio de cultivo, no obtendremos plantas sanas, fuertes y bien desarrolladas.

Por tanto, el sustrato o medio de cultivo debe poseer las características o condiciones de drenaje, humedad y ventilación que se asemejen en la medida de lo posible al crecimiento en estado silvestre, de forma de garantizar un desarrollo saludable, continuo y óptimo. Así también, se debe tener en cuenta las condiciones ambientales que presentamos en el lugar donde colocaremos la planta una vez sembrada, esto con el objetivo de garantizar una correcta ventilación, evitar la humedad en exceso del sustrato y la posible aparición de plagas.

No menos importante, hay que recordar que las plantas deben ser sembradas en el medio o hábito de crecimiento; es decir, las orquídeas terrestres serán sembradas en tierra y/o turba, las epífitas y semiepífitas en otro medio (excluyendo la tierra) acorde con el tipo de planta.

Entre los sustratos comerciales más comunes encontramos:

  • Arcilla expandida, Aliven o Aliflor: Es un producto comercial formado por pequeñas piezas de arcilla o granos con semejanza esférica, utilizado ampliamente por su capacidad de retención y transmisión de humedad por capilaridad (es capaz de absorber agua hasta un 50% de su propio peso), disminución de temperatura en el interior del sustrato (por transferencia de calor cuando se encuentran húmedas), inerte, económico, de fácil uso y proporciona buena aireación por las cavidades que facilita su forma y constitución interna (porosidad del 90%).
  • Carbón vegetal: Utilizado ampliamente en todos los cultivos de orquídeas por su durabilidad, es inerte (aunque con el tiempo puede presentar acumulaciones ácidas o básicas por fijación de sales), fácil manipulación, es económico, puede ser usado tanto solo como componente del sustrato en la mayoría de la siembra de orquídeas. El carbón vegetal en la mayoría de los casos es trabajado para disminuir su tamaño y adaptarlo al tipo de orquídea a sembrar, en función de necesitar mayor o menor almacenamiento de humedad dentro del recipiente o cuando el tamaño o edad de la planta es el factor limitante en la siembra.
  • Raíz de Helecho: Ampliamente utilizada hace unos cuantos años, su utilización ha disminuido debido al daño e impacto que supone a la planta de la cual se extrae. Proporciona excelente almacenamiento de humedad, las raíces de las plantas pueden perforar en él por lo que les provee de buena aireación y humedad. Es resistente y de fácil manipulación. Un reemplazo para evitar el uso de este tipo de sustrato es la fibra de coco.
  • Fibra de Coco: En éste punto incluimos todo lo relacionado con el coco seco, tanto la corteza externa como interna (Cascarón duro). Es una de las mejores alternativas y remplazo efectivo de la raíz de helecho aunque su durabilidad no lo es tanto, sin embargo presenta excelente almacenamiento de humedad, es de constitución fibrosa (parte externa) por lo que facilita la aireación de las raíces y puede ser manipulado y cortado con relativa facilidad utilizando herramientas. Puede ser conseguido fácilmente y no representa costo económico. De igual forma, la parte interna o cascarón puede ser triturado y añadido a la composición del sustrato, éste es de aspecto leñoso, duro y resistente. Algunos géneros de orquídeas como Dendrobiums, Oncidiums, Catasetum y géneros afines, pueden ser cultivados perfectamente en cuencos o macetas de coco. Hay que tener en cuenta que debido al almacenamiento de humedad puede prestarse a la proliferación de colmenas de hongos o insectos si no se le proporciona una correcta aireación (caso extremo).
  • Anime o Poliestireno Expandido: Utilizado en menor proporción en la mezcla del sustrato. Es inerte y provee de espacios para la aireación de las raíces. Debe ser utilizado en menor proporción dado que no absorbe humedad y su densidad relativa es menor a 1 por lo que tiende a flotar. Aligera un poco el peso del sustrato y las raíces pueden adherirse a él sin dificultad.
  • Arrocillo o Gravilla: Constituida por rocas de pequeños tamaños, utilizada en la mayoría de los casos para darle peso al sustrato. Es relativamente costosa y su utilización no es muy frecuente en las mezclas. Almacena poca humedad en la superficie y posee buena aireación para las raíces. Si bien pueden ser utilizados como medio de fijación únicamente un trozo de roca volcánica o piedra pómez, donde las raíces de las plantas siempre están expuestas y el ataque por hongos, bacterias e insectos es casi nulo.
  • Madera o troncos: Normalmente en algunas preparaciones y dependiente del género se añaden pequeños trozos de troncos secos de guayabo, totumo o cualquier otra madera de resistencia considerable. Respecto a la presencia de Taninos, todas las fibras maderables presentan concentraciones de taninos en su constitución, no obstante, la mayoría son taninos hidrosolubles que irán desapareciendo gradualmente, ya sea por tratamiento previo de las maderas (hirviendo o sumergiendo en agua un par de veces) o por medio natural (durante el riego, lluvias, etc). Si bien es cierto, la presencia de taninos es favorable en el sentido de la prevención de bacterias y posibles ataques, también es cierto que pueden en cierta medida disminuir la formación de raíces y crecimiento de brotes nuevos. No obstante, el mejor uso que se le puede dar a la madera es fijando las plantas directamente a un trozo de éstas dado que el escurrimiento y los taninos solubilizados no se concentran y afectan a la planta, además que provee de excelente aireación y sin riesgo de fitotoxicidad.
  • Tierra abonada y Turba: Medio de cultivo utilizado únicamente para orquídeas terrestres, está compuesto en mayor medida por tierra y materia en descomposición (hojas secas, troncos, ect.), en algunas ocasiones es mezclada con granos de arcilla expansiva, polvo y partículas finas de carbón, aserrín y anime. La utilización de la mezcla depende del tipo de orquídea terrestre a cultivar, el crecimiento radicular y la humedad necesaria para su crecimiento.
universidadagricola.com

Artículos Relacionados