Agricultura sustentable

Las herramientas biotecnologicas llegaron para quedarse. A escala regional, la Argentina es referente. Se trata de un mercado que representa anualmente unos 75 millones de dolares y continua en crecimiento, en el marco de una demanda mundial por productos mas inocuos y de calidad, que a futuro puedan reemplazar a los de sintesis quimica.

Con gran importancia para la mejora de productos agropecuarios, la seguridad alimentaria y la mitigacion del cambio climatico global, el potencial de los bioinsumos permite aumentar la industrializacion, el agregado de valor en origen y el cuidado ambiental.

«La biotecnologia es una herramienta transversal a todas las areas, son el presente y el futuro», dijo Andres Wigdorovitz, del Instituto de Virologia del Inta. «No se concibe ningun proceso, ya sea en las cuestiones agropecuarias como en la salud animal, en el que no se emplee biotecnologia», agrego. Para el investigador, «el nivel cientifico de nuestro pais es competitivo a escala mundial y el Inta es una institucion muy potente para dar respuestas a las problematicas agropecuarias».

Segun la Organizacion para la Cooperacion y el Desarrollo Economicos (OECD), por su sigla en ingles–, la biotecnologia es «la aplicacion de la ciencia y la tecnologia a los organismos vivos para producir conocimiento, bienes o servicios». Por su parte, el control microbiano de plagas apunta a utilizar bacterias, virus, hongos o extractos vegetales para mejorar la produccion agropecuaria.

Los bioinsumos comenzaron a desarrollarse con mayor intensidad en la Argentina durante las ultimas decadas. En principio, la creciente formacion de profesionales favorecio la presentacion de proyectos referidos a la tematica, lo cual fortalecio lineas de investigacion con mayor presupuesto.

«La biotecnologia es una herramienta transversal a todas las areas, son el presente y el futuro», dijo Andres Wigdorovitz, del Instituto de Virologia del Inta.

Liderazgo en investigacion

Si bien el desarrollo de los productos biologicos tiene una historia joven en el pais, en comparacion con algunas naciones europeas, la Argentina tiene un lugar destacado en el rubro.

El pais «tiene un mayor desarrollo de la industria de bioproductos de aplicacion en la agricultura con relacion a los paises productores, como los Estados Unidos y Brasil», dijo Adolfo Cerioni, director de Vinculacion Tecnologica del instituto.

De acuerdo con Cerioni, los bioinsumos «son la gran via para el desarrollo de una agricultura sustentable, porque todo lo que permita la sustitucion de productos de sintesis quimica, ya sean fertilizantes, insecticidas, herbicidas, es beneficioso: reemplaza a los agroquimicos y minimiza los efectos perjudiciales para la salud humana, especies vegetales y la micro flora y fauna del suelo».

Tendencia en alza

El uso de productos microbiologicos para combatir plagas agropecuarias es cada vez mas fuerte y la Argentina registra varios ejemplos. Recientemente, el Inta impulso la creacion de Micoplaguicidas Argentinos (Micoplar), una planta piloto que desarrolla bioinsecticidas basados en hongos beneficos para evitar daños al ambiente o a la salud humana.

FUENTE: aimdigital.com.ar

universidadagricola.com