¿Como conservar los Quesos?

Comparte esta Publicación...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

El queso necesita ser conservado en un lugar adecuado, sino corre el riesgo de cambiar su sabor y textura característica. La forma más habitual de conservación son las bajas temperaturas, en heladeras o refrigeradores, para evitar que los gérmenes que producen su maduración sigan actuando. Los sitios frescos, ventilados y húmedos son los mejores para guardar almacenar el queso.

Los pastores europeos del medioevo se enfrentaron desde siempre con el problema del calor, que secaba el queso y lo arruinaba. Para paliar este inconveniente, sumergían la pieza en aceite de oliva, dentro de recipientes de barro vidriado, ollas de porcelana y tarros de cristal.

Se recomienda no comprar mucho queso de una sola vez, y guardarlo separado de los demás alimentos para que no se impregne de olores extraños. Lo mejor es envolverlos en papel aluminio o film, o en un recipiente hermético que evite la contaminación de olores y sabores.

¡Nunca congele el queso! Ese es el camino seguro para que pierda sus características, aroma y sabor tan especial.

La temperatura ideal para la conservación oscila entre los 7 y 12 grados centígrados. Es aconsejable situarlo en la parte menos fría de la heladera, y sacarlo un rato antes de utilizarlo para que se asiente su sabor.

A la hora de comprar, acuda a lugares de confianza y no tema preguntar. Los vendedores sabrán aconsejar sobre qué comprar. Si hay una variedad que no conoce, pregunte si puede probarla, y cual es el mejor uso que puede darle para aprovechar más de su compra.

universidadagricola.com

Comparte esta Publicación...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.