5 claves para el control de malezas resistentes

En los ultimos años, los sistemas agricolas extensivos de la Argentina y del mundo se vieron afectados por la aparicion de especies resistentes al control quimico, lo que preocupa cada vez mas a los productores agropecuarios debido no solo al costo economico de su control, sino tambien, por la frecuencia de su aparicion.

Al competir por el agua y los nutrientes del suelo, generan perdidas economicas e interfieren durante la cosecha. De hecho, un trabajo de la Facultad de Agronomia de la Universidad de Buenos Aires y la empresa Adama Argentina, en el pais se invierten alrededor de 1.300 millones de dolares por año para combatir este problema.

Un estudio de campo liderado por el docente de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Mar del Plata e investigador de la Unidad Integrada del INTA Balcarce –Buenos Aires–, Francisco Bedmar, demostro que existe una competencia real con los cultivos.

Trabajos realizados en el sudeste bonaerense, con cultivos bajo siembra convencional y sin control de malezas, mostraron reducciones promedio en los rindes de 76 % en soja, 65 % en maiz y hasta 38 % en girasol si no se las controla. “La magnitud de las perdidas varia mucho segun el cultivo, el sistema de labranza, las condiciones edaficas –de suelos–, climaticas y las especies de malezas”, explico Bedmar.

Por esto, su manejo y control se convirtio en una de las principales preocupaciones de los productores debido a que afecta a la competitividad del cultivo. De acuerdo con Fernando Garcia Frugoni, coordinador del Proyecto Nacional de Malezas de la Asociacion Argentina de Consorcios Regionales de Experimentacion Agricola (AACREA), “en la historia de la produccion de alimentos del mundo, las malezas siempre estuvieron presentes y afectaron a los cultivos”.

“El principal problema es que compiten por agua, radiacion solar y nutrientes y cuando el cultivo detecta la competencia reduce su tasa de crecimiento y, por lo tanto, afecta a la rentabilidad y genera perdidas economicas”, advirtio Frugoni y reconocio: “Sin dudas, las tecnologias significaron un salto cualitativo para el control, pero con el paso del tiempo y la no modificacion de algunas practicas, dejaron de funcionar y aparecieron las resistencias”.

En cuanto al costo economico extra, segun estimaciones de AACREA se invierten entre 700 y 1.100 millones de dolares al año para el control. “Esto es un gasto extra a la inversion que hace el productor para llevar adelante un cultivo”, expreso Frugoni y aseguro que lo importante es entender “cuanto se deja de ganar en un lote, porque esta es la ecuacion que determina la rentabilidad”.

Para evitar el surgimiento de nuevas resistencias, Bedmar considero fundamental el monitoreo permanente de los lotes y la planificacion, para actuar a tiempo y evitar que se agrave el problema. “En muchos lotes, las fallas en el control con herbicidas se deben a las aplicaciones tardias sobre malezas muy desarrolladas”, señalo.

Ademas de conocer la historia de aplicaciones en el lote, es imprescindible “realizar un diagnostico correcto de las especies de malezas y su estado de desarrollo antes de la aplicacion de productos de posemergencia”, explico Bedmar quien agrego: “De esta manera, se podra mantener a las poblaciones de malezas en niveles por debajo de umbrales de daño economico”.

Las claves del manejo

1. Monitorear los lotes.

Conocer la historia del lote permitira ajustar las estrategias de manejo de acuerdo con la comunidad de malezas presentes y poner enfasis en las especies mas dificiles de controlar. Ademas de identificar el tipo de malezas, el diagnostico es fundamental para observar su estado de desarrollo y para realizar un registro de aquellas que podrian emerger. Esta informacion, a su vez, ayuda a determinar cuales son los herbicidas pre-emergentes que podrian aplicarse.

1. Diseñar una estrategia integrada de manejo.

En general, las estrategias de control se basan en el uso de uno o de muy pocos herbicidas que, utilizados en forma sistematica, simplifican las tareas de control y hacen que las malezas generen mayor resistencia. Para evitarlo, los tecnicos recomiendan llevar a cabo rotaciones de cultivos, emplear variedades de rapido crecimiento en pos de acelerar el cierre del surco y sembrar cultivos de cobertura que demoren o reduzcan el nacimiento de las malezas.

1. Evitar la produccion de semillas de malezas resistentes.

La produccion de semillas de malezas resistentes puede prevenirse con diferentes metodos a fin de evitar una fuerte presion de seleccion. Por su parte, las plantas que escapan a los herbicidas deben ser eliminadas, en lo posible, de manera manual y cuando el lote recien comienza a infestarse. De igual modo, con el objetivo de contener su introduccion y expansion, se aconseja la correcta limpieza de vehiculos, cosechadoras y otros equipos agricolas antes de ingresar al campo.

1. Hacer rotacion de cultivos.

Ademas de mejorar la estructura y biodiversidad del suelo, la rotacion disminuye la incidencia de algunas especies resistentes. Esto se debe a que el periodo de crecimiento de un cultivo – fecha de siembra y ciclo–, la accion de los herbicidas selectivos disponibles y la cantidad de residuos remanentes que quedan en el suelo tras la cosecha cambian entre los cultivos. Estas diferencias aportan diversidad al sistema y reducen la presion de seleccion que favorece la emergencia de las malezas.

1. Realizar un control quimico planificado.

En los ultimos años, el empleo de productos de sintesis se transformo en el metodo de intervencion mas utilizado para el tratamiento contra las malezas. Al respecto, los especialistas resaltan la importancia de realizar un diagnostico del estado de crecimiento de las malezas, ya que muchas veces las fallas en el control con insumos son consecuencia del caracter tardio de las aplicaciones.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados