El ozono, un «antibiótico natural» para las fresas

«El ozono es una molécula completamente natural, compuesta de tres átomos de oxígeno, que aplicado a la agricultura favorece la oxigenación de las raíces, la mejor calidad del producto y actúa para prevenir las enfermedades o plagas», explica el ingeniero agrónomo de la cooperativa, Manuel J. Martínez, quien añade que «actúa como un antibiótico natural, reduciendo la mortandad de plantas y desinfectándola de bacterias, favoreciendo además la oxigenación del suelo y facilitando la asimilación de nitrógeno al cultivo».

En los ensayos realizados en Grufesa, el sistema empleado, que es totalmente respetuoso con la planta y con el entorno, «mejora considerablemente la calidad del agua que aportamos a nuestra fruta y, además, mantiene desinfectado el sistema de tuberías», señala el experto, que incide también en el «considerable ahorro de agua, así como de productos de desinfección y limpieza del sistema de riego que tienen los agricultores incorporando el ozono en el riego». Asimismo, Martínez subraya que «se trata de un sistema sostenible e integrado mediante el que se aporta una cantidad controlada de moléculas de ozono a cada gota de agua».

Además de estos ensayos en el cultivo de las fresas, la cooperativa onubense ha realizado también proyectos de aplicación de agua ozonizada en postcosecha, una vez recolectada la fresa y metida en cámaras frigoríficas, «comprobando que la fruta se mantiene en óptimas condiciones durante más tiempo, lo que es ideal para los productos que e exportan, ya que el 95% de nuestras producciones van a mercados como Panamá, Hong Kong o Abu Dhabi».

universidadagricola.com

Artículos Relacionados