MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO PARA LA NUTRICIÓN DEL CULTIVO DE PARCHITA

El análisis de suelo proporciona información sobre las características fisicoquímicas que inciden en la disponibilidad de nutrientes asimilables por la planta y el com­portamiento de los fertilizantes. Las condiciones físicas del suelo, especialmente la textura, aportan información importante sobre aspectos relacionados con la movili­dad del agua y la dinámica de los elementos fertilizantes. El análisis químico indica la riqueza en nutrientes del suelo y ofrece una aproximación sobre aquellos ele­mentos que se encuentran en forma asimilable por la planta. En su conjunto, el análisis de suelo orienta sobre aquellas características que son desfavorables o limitantes para el cultivo y que es necesario corregir.
Por su parte, el análisis foliar es el método más adecuado para diagnosticar el estado nutritivo de la plantación y para evaluar la disponibilidad de reservas en la planta. El contenido de nutrientes en las hojas depende de factores tales como: la edad de la planta, el tipo y la posición de la hoja que se muestrea, la disponibilidad de nutrientes del suelo, la producción y el estado fitosanitario del cultivo.

Los datos analíticos del agua de riego también contribuyen a evaluar el aporte que ciertas sales minerales pueden hacer a la nutrición del suelo y de la planta o la presencia de iones tóxicos para la planta (Legan et al., 1995).
universidadagricola.com

Artículos Relacionados